Evo Morales: entre aplausos y rechazos en Arequipa

Visita accidentada. El expresidente de Bolivia participó en el congreso de Perú Libre. Sector de arequipeños cuestiona su presencia.

Invitado. Morales llegó a Arequipa como ponente de un encuentro con juventudes. En PL indican que buscan dar un mayor impulso al proceso de nueva Constitución.
Invitado. Morales llegó a Arequipa como ponente de un encuentro con juventudes. En PL indican que buscan dar un mayor impulso al proceso de nueva Constitución.
LR Sur

El expresidente de Bolivia, Evo Morales recibió aplausos y rechazos durante su visita a Arequipa, ciudad donde el partido de gobierno, Perú Libre, organizó el llamado primer encuentro de Jóvenes del Bicentenario por una Nueva Constitución.

Morales participó como ponente en el congreso de juventudes que tuvo como tema central el cambio de la Constitución. Fuentes al interior de Perú Libre descartaron que este encuentro con jóvenes y la visita de Morales tengan un fin electoral o se estén organizando para las próximas elecciones municipales y regiones del 2022.

Fue una visita accidentada y con excesiva seguridad. El expresidente boliviano evitó a los medios de comunicación. Llegó temprano a la ciudad y desayunó un adobo —plato típico local— con los congresistas María Agüero y Jaime Quito y algunos militantes perulibristas. Luego se dirigió al evento.

PUEDES VER: Evo Morales: “Cuando protestamos contra el capitalismo no es contra la propiedad privada”

La cita se realizó en el local de Construcción Civil. Ahí, en un ambiente reducido, pero repleto de simpatizantes, Morales dio un discurso en el que se declaró “socialista y antiimperialista”.

“El capitalismo solo trae crisis económica y todo tipo de crisis, cuando protestamos contra el capitalismo no estamos protestando contra la propiedad privada. En Bolivia, la propiedad privada está garantizada por la Constitución”, explicó en su ponencia.

En su disertación destacó los logros de su gobierno. Recordó que al inicio, mayo del 2006, “no le tembló la mano” para nacionalizar las empresas y los recursos del gas y petróleo. Las transnacionales en ese entonces —aseguró— se llevaban el 82% de las ganancias por la explotación y solo dejaban el 18% para Bolivia. “Hasta el 2005 teníamos un PBI de US$ 9 mil millones y para el 2019 (con la nacionalización) llegamos a US$ 42 mil millones”, resaltó.

Aunque Morales destacó los réditos de su gestión (2006-2019), sus detractores señalan que sus medidas espantaron la inversión extranjera. Los expertos lo atribuyen a la falta de seguridad jurídica, el sistema tributario y las restricciones en su Constitución.

PUEDES VER: Tía María con futuro incierto y sin el respaldo del gobierno

El exdignatario encomendó a los jóvenes la responsabilidad de garantizar la innovación y tecnología para evitar que los países desarrollados “se lleven la materia prima”. Adicionalmente, saludó una posible asamblea constituyente en el Perú. “La patria demanda de patriotas, no vendepatrias. La derecha nos quiere dividir”.

Luego el congresista Quito llamó a la juventud de la base regional de PL a concretar las firmas para convocar un referéndum que permita el cambio de la Carta Magna.

Hubo protestas

La salida de Morales se realizó en medio de un fuerte cordón policial. Una veintena de simpatizantes del llamado Frente Democrático y oficiales en retiro del grupo “Arica no se rinde” protestaron y corearon consignas rechazando su presencia.

Hubo roces con el bando afín a Perú Libre, pero todo fue controlado por la Policía Nacional.