Juez evaluó extradición de Alejandro Toledo por caso Odebrecht

Magistrado Thomas Hixson, de la Corte del Distrito Norte de California, decidirá “en los próximos días” si el expresidente Alejandro Toledo regresa al Perú a seguir su proceso por el caso Odebrecht.

Alejandro Toledo durante la videoconferencia en Estados Unidos. Juez Hixson decidirá su extradición en los siguientes días. Foto: Captura de Zoom.
Alejandro Toledo durante la videoconferencia en Estados Unidos. Juez Hixson decidirá su extradición en los siguientes días. Foto: Captura de Zoom.
Alonso Collantes

El juez norteamericano Thomas S. Hixson revisó este viernes en una audiencia virtual de una hora y media, aproximadamente, los argumentos a favor y en contra de la extradición de Alejandro Toledo para que sea juzgado en el Perú por el caso Odebrecht, en el que está acusado a 20 años y medio de prisión.

Tal como informó esta semana La República, la sesión vía Zoom comenzó al mediodía y tuvo la participación del exmandatario, su esposa Eliana Karp, y su defensa legal Graham Archer. De parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos estuvieron los procuradores Kyle Waldinger y Rebecca Haciski.

La postura del Gobierno de EE.UU., alienada con la del Estado peruano, defendió que debía rechazarse lo esbozado por Toledo, quien cuestionaba las declaraciones de los colaboradores eficaces Jorge Barata (exsuperintendente de Odebrecht en el Perú) y Josef Maiman (examigo de confianza de Toledo) por supuestas contradicciones en sus testimonios al equipo especial Lava Jato.

PUEDES VER: Alejandro Toledo reapareció en sesión virtual de audiencia donde se evaluó su extradición

Además, Haciski resaltó que lo revelado por los colaboradores corroboraba la reunión entre Maiman, Toledo, Giddeon Weinstein, Sabih Saylan y Jorge Barata en 2004 en el hotel Marriot de Río de Janeiro, en Brasil, donde se habría acordado el pago de coimas a cambio de la carretera Interoceánica Sur (tramos 2 y 3).

Lazy loaded component

En estos casos, aseguraba, se mantenían la firmeza de las imputaciones por colusión y lavado de activos. No obstante, para el abogado Graham Archer, “Toledo no hizo nada fuera de lo ordinario” en dicho encuentro y solo “cumplió sus funciones como presidente” al hablar sobre agilizar la carretera IIRSA Sur.

En una segunda intervención, la defensa del exmandatario añadió que “Barata dijo que el acuerdo era de US$20 millones, y después que era de 24 millones. La declaración de Barata es inconsistente consigo misma y da dos versiones completamente distintas”.

PUEDES VER: Procuradora Silvana Carrión: “Tenemos confianza en que Alejandro Toledo sea declarado extraditable”

Otra constante en la defensa del exjefe de Estado fue el desconocimiento del pacto que dio origen al caso, es decir, el acuerdo de las coimas a cambio de la obra. “Había una falta de conocimiento de Toledo sobre el tema”, aseguró su defensor norteamericano, para agregar luego que tampoco sabía del origen del dinero (Odebrecht) que le prestaba Maiman (US$500.000) con el fin de pagar sus hipotecas de Punta Sal y Camacho, en Perú.

Terminado el debate, el juez Hixson anunció que decidirá si procede o no la extradición contra Toledo “en los próximos días”.

Alejandro Toledo ha sido acusado oficialmente por la Fiscalía de recibir $35 millones de la empresa brasileña Odebrecht. Foto: difusión

Tema en disputa

Si bien la Corte del Distrito Norte de California no evaluó el “fondo” o la credibilidad o fiabilidad de los colaboradores (Maiman y Barata), puesto que ello corresponde a los tribunales peruanos, sí ha valorado este viernes lo que constituye una “causa probable” (o como se llama en el Perú la “motivación”, “justificación” o “elementos de convicción”) que amerite la extradición de Toledo a nuestro país.

La culpabilidad o inocencia de Alejandro Toledo y sus coacusados se definirá en los Juzgados del Perú, puesto que es aquí donde se le procesa desde el 2017 por el caso Odebrecht, aproximadamente.

PUEDES VER: Dictan otra prohibición de viajes al exterior a socios de GyM, ICCGSA y JJC

En agosto de 2020, el fiscal José Domingo Pérez cerró su investigación y acusó a nueve personas, incluyendo a Toledo, por los delitos de colusión y lavado de activos. Allí determinó que el exmandatario había recibido US$35 millones de la constructora Odebrecht, pidiendo en su contra 20 años y 6 meses de prisión.

Alejandro Toledo fue presidente del Perú entre 2001 y 2006. Foto: difusión

Poco antes de que concluyera la investigación, Toledo radicaba en Estados Unidos desde 2019 donde primero fue arrestado y luego, con la aparición del COVID-19, se le impuso arresto domiciliario que sigue cumpliendo hasta la fecha en Menlo Park.

Las autoridades peruanas - el juez Richard Concepción Carhuancho- aún no fija una fecha para que inicie la revisión de la acusación contra Alejandro Toledo. Esta es una etapa previa al inicio del juicio oral en su contra.