La mayoría de movimientos regionales del sur no pueden competir en elecciones

No adecuaron sus estatutos a las nuevas leyes electorales. El Congreso ya les lanzó un salvavidas para dejar en suspenso esta exigencia en el proceso electoral de 2022. De lo contrario, no podrían presentar a sus candidatos para postular a gobiernos regionales y alcaldías.

En el ROF.  La mayoría de movimientos regionales del sur no actualizó sus estatutos para competir en las elecciones regionales y municipales del próximo año.
En el ROF. La mayoría de movimientos regionales del sur no actualizó sus estatutos para competir en las elecciones regionales y municipales del próximo año.
Zaida  Tecsi

Las leyes que discute el Congreso de la República para cambiar las reglas de juego de las elecciones regionales de 2022 daría vida a los movimientos regionales. Si hoy se celebraran estos comicios, dichas agrupaciones estarían impedidas de presentar candidatos. La mayoría -por no decir casi todos- no adecuó sus estatutos de acuerdo a la nueva normativa electoral.

Según el especialista en Derecho Electoral, Óscar Matutti, eso implica su suspensión decretada por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

El plazo para solicitar la inscripción del estatuto adecuado a la normativa venció el 31 de julio. El congreso evalúa justamente flexibilizar tal exigencia. En 30 días tomarán una decisión si se aplica o no en las elecciones del próximo año.

De acuerdo al portal del Registro de Organizaciones Políticas (ROP), en Cusco, ninguno de los cinco movimientos regionales con inscripción vigente, actualizaron sus estatutos. Ellos son Autogobierno Ayllu, Fuerza Inka Amazónica, Kausachun Cusco, Inka Pachakuteq y Tawantinsuyo.

“Los cambios que pidieron son muy complejos, más aún en un contexto de pandemia. Si la norma se mantendría le aseguro que ninguno o muy pocos podrían adecuarse. Por ende, la ciudadanía tendría menos opciones para elegir”, sostuvo Jejosnovara Cervantes, presidente del movimiento regional Tawantinsuyo.

Edgar Ochoa lidera Autogobierno Ayllu, su agrupación tampoco pudo adecuar su estatuto.

Reconoció que lo decidido en la comisión de Constitución los favorecería aunque admite que es un retroceso en el fortalecimiento de la participación ciudadana en los partidos. Se propuso, entre otras medidas, dejar en stand bye las elecciones universales para designar a candidatos o flexibilizar el periodo de afiliación de los postulantes en un partido. El pleno rechazó aprobar estas propuestas pero hay aún 30 días para hacer cambios.

“Hemos hecho un gran esfuerzo para organizar un congreso y convocar a nuestros integrantes que son campesinos y eso representa más viajes. Aunque nos han declarado improcedente, hemos apelado. Independientemente de lo que logremos nos hemos sometido a la adecuación”, señaló.

En Arequipa, el ROP registra nueve movimientos regionales inscritos, pero solo dos tienen su estatuto modificado. Se trata de Arequipa, Tradición y Futuro, el movimiento de la exgobernadora Yamila Osorio, y Revalora.

Arequipa-Unidos por el gran cambio, Arequipa Renace, Arequipa Transformación, Fuerza Arequipeña, Juntos por el Desarrollo de Arequipa, Arequipa Avancemos y Yo amor Arequipa aún no están aptos.

Arequipa, Tradición y Futuro cumplió con adecuar su estatuto. Su presidente Jorge Sumari no ve con buenos ojos la intención del Congreso. “Los cambios son inconsistentes, incoherentes y no son convenientes a estas alturas”, dijo. Afirmó que su organización ya tiene todo listo para elevar los planillones de afiliados ante el JNE antes del 3 de octubre.

Juntos por el Desarrollo de Arequipa es otro movimiento regional que aún no logró adecuarse. Su líder el exárbitro Víctor Hugo Rivera negó que la contrarreforma los favorezca. “Por el contrario (los cambios) se han hecho en función a la necesidad de los partidos políticos que a toda luz no lograrán cumplir el cronograma establecido para estas elecciones. Ellos saben a qué partidos no les conviene ir a elecciones primarias”, subrayó.

Explicó que su agrupación se prepara para los comicios hace 2 años. Dijo que presentarán candidatos en el 95% de distritos y provincias.

En el caso de Puno, el ROP considera a 10 agrupaciones políticas, pero solo dos cambiaron su estatuto con las nuevas exigencias: Frente Amplio para el Desarrollo del Pueblo y Obras siempre Obras.

El militante de Frente Amplio, Hugo Supo, dijo que trabajaron con anticipación para estar en la legalidad, aunque esperan también que se flexibilicen algunas exigencias como conseguir presencia en la mayor cantidad de provincias.

“Querer cambiar la ley a última hora nos parece peligroso y causa incertidumbre. De todas maneras, echan al piso los esfuerzos que se han consolidado. Nosotros hemos presentado nuestro padrón de afiliados, incluso antes de que venza el plazo”, explicó.

En Moquegua, sus cinco movimientos regionales aún no se muestran aptos. Sin embargo, en Tacna, tres de sus movimientos ya actualizaron sus estatutos, las otras siete aún no tienen el visto bueno.

El congresista de Acción Popular (AP), Luis Aragón cuestionó la iniciativa legislativa. Hubiese permitido más movimientos regionales y lamentablemente, muchos, son vientres de alquiler y eso hemos visto a nivel nacional”, indicó. En 30 días se sabrá si estos movimientos pueden o no participar.

Qué dicen los nuevos estatutos

Los nuevos estatutos deben tener una directiva con alternancia y paridad. Es decir, estar integrados por varones y mujeres en igualdad.

Elecciones primarias para determinar a los candidatos, quienes además deben estar afiliados, al menos por un año. Por eso, el plazo para presentar los padrones vence el 3 de octubre, un año antes de los comicios.

Para Matutti, estas exigencias otorgan formalidad a las organizaciones políticas y dan la posibilidad de tener un mejor sistema democrático, por eso deben mantenerse. “El Congreso pretende sabotear lo avanzado y se quiere volver al modelo anterior en el que las cúpulas partidarias definían todo”, apuntó.