Boluarte afirma que debate en la PCM sobre restos de Guzmán “se cerró sin votación”

La vicepresidenta indicó que mostró su postura a favor de que se incinere el cuerpo del cabecilla de Sendero Luminoso, a fin de “resguardar la seguridad y la paz social”.

Boluarte juró como vicepresidenta de la República el último 28 de julio. Foto: La República
Boluarte juró como vicepresidenta de la República el último 28 de julio. Foto: La República
Política LR

La ministra de Inclusión Social y vicepresidenta, Dina Boluarte, se pronunció acerca de la reunión que mantuvieron el último miércoles 15 de setiembre con la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), en donde se debatió cuál era la decisión a tomar respecto de lo que harían con los restos del cabecilla del grupo terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán.

En ese sentido, a través de su red social, Boluarte afirmó que la discusión “se cerró sin votación” y deslindó haber tomado postura alguna con respecto al hecho. No obstante, indicó que ella estaba a favor de incinerar el cadáver del genocida.

“Ayer el Consejo de Ministros abordó la competencia del Ejecutivo ante el vacío legal del destino del cuerpo del terrorista A. Guzmán. Reiteré mi total rechazo al terrorismo que tanto daño causó al país y mi posición a favor de incinerar los restos del cabecilla para resguardar la seguridad y la paz social. Al hacerse público parte de ese debate reservado, debo precisar que no se votó por ninguna posición. Rechazo, por tanto, haberme adherido a una postura pues el intercambio de opiniones se cerró sin votación”, publicó en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, este jueves 16 de setiembre, el Pleno del Congreso de la República aprobó con 70 votos a favor, 32 en contra y 14 abstenciones en primera votación los proyectos de ley 191, 195 y 203, que proponen establecer el destino de cadáveres de internos que venían cumpliendo condena por delitos de traición a la patria o terrorismo.

Este proyecto había sido propuesto a raíz del debate que se generó porque la Justicia no sabía cómo proceder en estos casos como la muerte del cabecilla Abimael Guzmán, ya que querían evitar que su entierro o la colocación de sus restos se presten para organizar cualquier tipo de apología al terrorismo.