Pérez Tello: “Nuevamente hay un recuerdo de un Estado incapaz de actuar frente al terrorismo”

La exministra de Justicia sostuvo que falta de decisión del Gobierno de Pedro Castillo para determinar qué se hará con el cadáver de Abimael Guzmán es una pésima señal. Alegó que mensajes contra el terrorismo deben ser firmes y claros.

Entrevista a exministra de Justicia, Marisol Pérez Tello. Foto: captura/RTV
Entrevista a exministra de Justicia, Marisol Pérez Tello. Foto: captura/RTV
Política LR

Han pasado seis días desde la muerte el genocida y cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, cuyos restos permanecen en la morgue del Callao. La exministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, sostuvo que demora es una pésima señal por pate del Gobierno.

En la entrevista realizada por Augusto Álvarez Rodrich, Pérez Tello criticó postura del Ejecutivo, pero saludó la labor del ministro de Justicia, Aníbal Torres, durante las primeras 36 horas luego del deceso de Guzmán Reinoso.

“El mensaje contra el terrorismo debe ser muy claro desde la ley, el derecho. Hubiera esperado un pronunciamiento por parte del presidente de la República mucho más firme, han perdido una oportunidad”, precisó.

Pasado el tiempo de rigor que estipula la Ley de Cementerios, Pérez Tello explicó que si nadie solicitaba el cuerpo del genocida, era el deber del Ministerio Público determinar qué ocurriría con el cadáver: donarlo para investigación o, en su defecto, ubicarlo en una fosa común o incinerar gratuitamente los restos.

Lazy loaded component

“El Reglamento de la Ley de Cementerios establece un supuesto en el cual el ministro de Salud (Hernando Cevallos) podría haber dispuesto de los restos, pero decidió no hacerlo y decir que no había base legal, cosa que no es cierto del todo. El Ejecutivo podría haber sacado un decreto supremo contemplando este supuesto si consideraba un vacío legal. Nadie quiso asumir nada”, manifestó.

La también excongresista del PPC precisó que, al parecer, el Gobierno de Castillo Terrones no tiene sentido de urgencia para cerrar este capítulo que rememora los peores años en la historia del Perú.

“Todos somos un poco víctimas de esta incapacidad del Estado, la incapacidad de las autoridades de tomar decisiones. Nuevamente hay un recuerdo de un Estado incapaz de actuar frente al terrorismo por miedo, porque nadie quiere poner la firma, porque no son capaces de estudiar la norma. Se pone a un delincuente, genocida, miserable atropellado por la norma cuando no existe tal cosa”, lamentó.

Desde su punto de vista, hay un Perú olvidado que ha creído un discurso de mentiras por parte del partido de Perú Libre que se autodenomina marxista-leninista, mientras que el presidente asegura no serlo, aunque otorga cargos de importancia a personas cuestionadas por terrorismo como el primer ministro Guido Bellido y el ministro de Trabajo, Iber Maraví.

“Una investigación por terrorismo te descalifica automáticamente para ocupar un cargo en el Estado”, alegó.