Asamblea Constituyente: recolección de firmas para referéndum no tiene valor jurídico, afirma experto

Constitucionalista Omar Cairo sostiene que todo cambio total o parcial de la Constitución debe ser aprobado primero por el Congreso. Entre tanto, desde Perú Libre afirman que metodología expresa la “voz valedera” de la población.

Congresistas de Perú Libre siguen firmes en proponer una Asamblea Constituyente. Foto: Marco Cotrina/La República
Congresistas de Perú Libre siguen firmes en proponer una Asamblea Constituyente. Foto: Marco Cotrina/La República
David Amez

Este viernes 10 de setiembre, la vicepresidenta de la República y ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Dina Boluarte, anunció que su partido político, Perú Libre, viene recolectando firmas con el fin de impulsar la convocatoria a una Asamblea Constituyente, una de las iniciativas pilares dentro de las promesas de campaña de Pedro Castillo.

“Nosotros en campaña hemos hablado que los cambios estructurales que hay que dar en el país para el bien de todos los peruanos por un cambio de la Constitución y estamos trabajando en ello, recolectando las firmas para ese referéndum de una Asamblea Constituyente”, declaró a la prensa.

Sin embargo, las referidas firmas no contarían con un valor jurídico real, según lo indica el constitucionalista Omar Cairo.

“El camino para cambiar la constitución necesariamente pasa por el Congreso. Esas firmas que se recolecten no van a tener ningún valor jurídico. El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) no va a poder convocar un referéndum para establecer una Asamblea Constituyente en base a esas firmas, porque todo cambio total o parcial de la Constitución debe pasar por el Congreso según el artículo 206 de la carta magna”, explicó a La República.

En ese sentido, Jorge Coayla, parlamentario de Perú Libre, señaló que la iniciativa de reunir firmas de parte de la ciudadanía se da al margen de la legalidad de las mismas, ya que lo que se busca recalcar es la voz “valedera” de la población.

“Se está haciendo ese proceso de recolección de firmas porque, a las finales, el pueblo tiene el derecho a poder elegir, en este caso, a buscar una nueva Constitución, un nuevo cambio (...) Ya hay una iniciativa legislativa para poder buscar la viabilidad sobre la aplicación del referéndum, pero siendo legal o ilegal, creo que la voz del pueblo tiene que ser muy valedera”, apuntó a este medio.

“Lo que quiere el pueblo es el cambio de Constitución. Por eso es que vota por Perú Libre, porque esa era la promesa. Por eso, cuando va uno a las regiones, hay una gran cantidad de gente que está haciendo cola. Cuando los dirigentes del partido salen a las calles o a las plazas, y ponen su mesa y los padrones, la gente hace cola para poder firmarlos. La gente quiere la Asamblea Constituyente”, añade el parlamentario.

El PL para legitimar el referéndum

El viernes 10 de setiembre, el congresista Alex Flores, de la bancada del lápiz, presentó ante la Comisión de Constitución una propuesta de ley que busca modificar el artículo 206 de la Constitución Política del Perú, con el fin de sumar a este la figura de la Asamblea Constituyente.

Al respecto, Omar Cairo sostuvo que la aprobación de dicha propuesta en el Parlamento sería el único camino viable para que una recolección de firmas pueda tener alguna validez.

“Lo que puede pasar es que el Congreso apruebe el proyecto de reforma constitucional presentado por Perú Libre la semana pasada, en el cual están proponiendo que se modifique el artículo 206 y que se coloque como mecanismo de reforma total de la Constitución la convocatoria a referéndum para una asamblea constituyente”, menciona el especialista.

No obstante, el letrado especifica que la recolección de firmas que viene siendo emprendida actualmente por el partido oficialista no tendría legitimidad, ya que solo contarían las que se reúnan después una eventual aprobación del Legislativo a la propuesta de Alex Flores.

Podrá hacerse recién si es que el Congreso modifica el artículo 206 vía reforma constitucional; pero hasta que no eso no se haya dado, cualquier recolección de firmas o convocatoria en base a una recolección de firmas para preguntar por una constituyente no tiene valor jurídico”, manifiesta el constitucionalista.