EN VIVO - Vóley Perú vs. Brasil: sigue la transmisión de los Panamericanos Junior Cali 2021

Exagentes del GEIN: Es un golpe al corazón de los senderistas

Testimonios. El exjefe del Grupo Especial de Inteligencia que atrapó a Abimael Guzmán, el coronel PNP (r) Benedicto Jiménez Bacca, y otros exintegrantes de la agrupación policial de élite expresan su opinión sobre el deceso del cabecilla terrorista y el futuro del llamado “pensamiento Gonzalo”.

Equipo de élite de la Dirección contra el Terrorismo se encontraba en los preparativos para la conmemoración de los 29 años de la captura de Guzmán Reinoso, cuando fueron notificados del deceso del 'Cachetón'. Foto: difusión
Equipo de élite de la Dirección contra el Terrorismo se encontraba en los preparativos para la conmemoración de los 29 años de la captura de Guzmán Reinoso, cuando fueron notificados del deceso del 'Cachetón'. Foto: difusión
Doris Aguirre

Los exintegrantes del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), el equipo de élite de la Dirección contra el Terrorismo que consiguió la hazaña de capturar al ‘Cachetón’ Abimael Guzmán Reinoso, se encontraban en plena preparación de la conmemoración de los 29 años del exitoso operativo, cuando se enteraron del deceso del autodenominado ‘presidente Gonzalo’. Sabían que estaba muy enfermo, y que en cualquier momento perdería la vida, pero nunca se imaginaron que ocurriría a la víspera de la celebración de su arresto, en una residencia mesocrática de Los Sauces, en Surquillo.

“¿Están seguros de que ha muerto Abimael Guzmán?”, expresó el exjefe del GEIN el coronel PNP (r) Benedicto Jiménez Bacca, cuando La República lo contactó por teléfono: “Verifiquen porque hace un mes dijeron lo mismo y no pasó nada”.

La hora final

Jiménez no estaba enterado de que oficialmente se había confirmado que agentes navales encontraron el cuerpo sin vida de Guzmán en su celda de la Base Naval del Callao, a las 6 de la mañana del sábado. Después de unos momentos en que salió de la sorpresa, ofreció sus impresiones sobre el criminal a quien interrogó varias veces.

“La muerte de Abimael Guzmán significa un golpe en el corazón a sus seguidores que lo endiosaban. Ellos decían que cada 100 años nace un líder comunista, tipo Mao Zedong y Ho Chi Minh”, apreció Jiménez, quien luego de pasar al retiro se dedicó a estudiar a Sendero Luminoso.

“Con la muerte de Abimael Guzmán su ‘partido’ se desmoronará de manera similar como ha ocurrido con el APRA, luego del fallecimiento de Alan García”, manifestó Jiménez.

“Yo creo que sucederá algo parecido a lo que siguió como consecuencia de su captura en 1992, lo que produjo el derrumbe de su organización. Guzmán tuvo que aplicar una estrategia ideológica y política para salvarlo de su desaparición. Pero esta vez no estará Guzmán”, manifestó Benedicto Jiménez, quien ha publicado sesudos y documentados libros sobre su especialidad, como La captura del presidente Gonzalo (2000) e Inicio, desarrollo y ocaso del terrorismo en el Perú: el ABC de Sendero Luminoso (2002).

Tarata, Sendero Luminoso

El coronel en retiro Benedicto Jiménez Bacca indicó que uno de los grandes problemas de la organización es que no hay ningún dirigente con un perfil ni siquiera cercano al suyo.

“No hay ninguno que tenga la talla de Abimael Guzmán. Guzmán conocía a los dirigentes y sabía que no tenían la talla como estrategas”, expresó el exjefe del GEIN.

“Cuando cayó Abimael Guzmán, ‘Feliciano’ (Óscar Ramírez Durand) trató de continuar con la lucha armada, diciendo que Abimael era un costo porque estaba preso, pero no lo logró, menos los del grupo del Vraem (valle de los ríos del Apurímac, Ene y Mantaro), donde se encontraban los hermanos Quispe Palomino, porque no son estrategas”, arguyó Jiménez.

La doble muerte

“No solo ha muerto Abimael Guzmán, ha muerto también una línea de estrategia que ellos llaman la lucha armada, la guerra popular. Se acabó”, apuntó.

El coronel PNP en actividad Guillermo Bonilla Arévalo, otro de los oficiales clave de la “Operación Victoria”, destacó el impacto del deceso de Abimael Guzmán, a cuya captura contribuyó decisivamente.

Sendero Luminoso fue derrotado militarmente el 12 de setiembre de 1992 y lo firma y reconoce al año siguiente Abimael Guzmán con las cartas que escribió. Recién entonces se emprende la pacificación nacional con la derrota del terrorismo senderista”, explicó Bonilla, autor de Golpe mortal (2015), un libro testimonial sobre el relevante papel que cumplió en la ubicación y captura de Abimael Guzmán.

Guillermo Bonilla

“Una cosa son las ideas, el aspecto ideológico y político que tenía la organización terrorista Sendero Luminoso; pero en el tema de terrorismo, que es matar, destruir, eso con la captura del 12 de setiembre se acabó”, resaltó el coronel Guillermo Bonilla.

Abimael Guzmán

La derrota militar

Sin embargo, advirtió que el fallecimiento de Abimael Guzmán no significa la desaparición automática del llamado “pensamiento Gonzalo”, la ideología que elaboró para emprender la guerra terrorista. Guzmán creía que su organización criminal con sus acciones de eliminación selectiva atraería a los campesinos, pero fracasó. Al final los campesinos fueron las principales víctimas de Sendero Luminoso en su búsqueda de imponer un régimen comunista.

“No podemos decir que las ideas de Abimael con su muerte hayan terminado. Eso es relativo, nadie puede adivinar el futuro. Porque eso es un tema ideológico, es un tema político. La academia, los políticos y los gobiernos deben adoptar una serie de medidas”, precisó el coronel Bonilla.

“La Policía hizo su trabajo, detuvo el terrorismo en 1992. El plan de Sendero Luminoso para llegar al poder mediante la violencia se detuvo. Ya no fue viable y eso se hizo el 12 de setiembre. El objetivo de Abimael Guzmán de lograr llegar al poder a fines de los 90 con el terrorismo se acabó con su captura y la de toda su cúpula”, resaltó.

El general PNP (r) Carlos Morán Soto, exmiembro del GEIN y exministro del Interior, indicó que el deceso de Abimael Guzmán no debe significar dejar de seguirle los pasos al Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), cuyo expreso propósito era excarcelar al ‘presidente Gonzalo’.

Investigaciones de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote) detectaron en la celda de Guzmán en la Base Naval del Callao manuscritos dando indicaciones a los dirigentes del Movadef. Este hallazgo confirmó que el Movadef es un aparato de fachada del senderismo.

Carlos Morán

Final del camino

“Sendero Luminoso es derrotado militarmente con la captura de toda su cúpula. Y esperamos que su ideología muera con él”, afirmó el general Carlos Morán.

“Todavía el trabajo político es una tarea pendiente. Hay que combatir a Sendero Luminoso no solo militarmente, sino también ideológicamente”, manifestó.

“Mientras el Movadef siga activo, persistirá el pensamiento Gonzalo”, puntualizó Morán.

Otro exmiembro del GEIN, el comandante PNP en actividad Jorge Luna Chu, coincidió en la misma línea.

“Sendero Luminoso no ha muerto con el fallecimiento de Abimael Guzmán porque todavía hay muchos seguidores que comparten la ideología de este criminal”, apuntó.

“Nosotros como ciudadanos tenemos una gran responsabilidad y obligación de que el ‘pensamiento Gonzalo’ no continúe y que sirva para la historia como modelo de lo que no se debe repetir. Simón Bolívar lo dijo hace muchos años: pueblo que olvida su historia, está condenado a repetirla”, dijo el comandante Jorge Luna.

A diferencia de otras conmemoraciones sobre la captura, esta vez será una ocasión muy especial con Guzmán muerto.

Abimael Guzmán, Sendero Luminoso

En Twitter

Pedro Castillo Terrones

“Falleció el cabecilla terrorista Abimael Guzmán, responsable de la pérdida de incontables vidas de nuestros compatriotas. Nuestra posición de condena al terrorismo es firme e indeclinable. Solo en democracia construiremos un Perú de justicia y desarrollo para nuestro pueblo”.

Francisco Sagasti

“El terrorista Abimael Guzmán, cabecilla de Sendero Luminoso, representa el más oscuro capítulo de horror y sangre en nuestra historia. El uso de la violencia con fines políticos trae tragedias y enluta al país. Trabajemos juntos por la democracia y una sociedad de paz”.

Keiko Fujimori

“Hoy más que nunca debemos entender que Abimael y Sendero Luminoso no morirán mientras el Estado no tome medidas definitivas para desterrar su ideología sangrienta y a quienes la promueven, que hoy se infiltran desde el Gobierno”.