Nuevas alianzas: APP busca aplazar elecciones regionales y municipales de 2022

Aunque se pretende usar la pandemia como justificación, con un proyecto de ley se buscaría favorecer la intención de Fuerza Popular y Renovación Popular de que las elecciones primarias no se den antes de los comicios de octubre del próximo año.

El Proyecto de Ley fue presentado por el congresista Eduardo Salhuana. Composición: La República
El Proyecto de Ley fue presentado por el congresista Eduardo Salhuana. Composición: La República
David Amez

Se distinguen nuevas alianzas en el Legislativo. Este lunes 6 de setiembre, el congresista Eduardo Salhuana, de Alianza Para el Progreso (APP), presentó el Proyecto de Ley (PL) n.° 136/2021-CR, con el que se buscaría aplazar por tres meses las elecciones regionales y municipales de 2022, así como los procesos previos dentro del calendario electoral.

Así lo solicita el proyecto de ley que incorpora una undécima disposición transitoria de la Ley 26859, Ley Orgánica de Elecciones, alegando que el Congreso necesita contar con más tiempo para ajustar la legislación referida a las elecciones, ante los retos traídos por el contexto de la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, los motivos presentados en el PL no representarían una justificación real para la postergación de los comicios programados para el 2 de octubre de 2022, sino que tendrían de fondo una intención de favorecer otra propuesta presentada por Fuerza Popular y Renovación Popular, cuyo fin es que las elecciones primarias no se realicen antes.

Argumentos sobre la pandemia carecen de sustento

El abogado especialista en derecho electoral y presidente del Instituto Peruano de Gestión Municipal y Electoral Martín D’Azevedo enfatiza que no se han dado aplazamientos desde que, en 1998, se “empataron” las elecciones regionales con las municipales para que ambas se celebren al mismo tiempo cada cuatro años.

No ha habido otra justificación y me parece que no sería pertinente hacerlo ahora por varios aspectos referidos en el proyecto. Primero, porque desincronizaría el cronograma electoral que ya se conoce, el cual establece al domingo 2 de octubre de 2022 como fecha para las elecciones. Sobre ese punto, hacia atrás y hacia adelante, ya están establecidos los plazos y no creo que varíen”, señala D’Azevedo.

En ese sentido, añadió que la pandemia de coronavirus no representa un justificante, ya que las últimas elecciones presidenciales se desarrollaron sin que se produjera un incremento en los contagios, mientras que ninguna medida legislativa que requiera de ese aplazamiento podría reducir los riesgos de las actividades proselitistas presenciales.

“En suma, no hay justificación. El aplazamiento no justifica que, en efecto, los eventos proselitistas se vayan a hacer más espaciados o con menos cantidad de gente. Ahí entra, más bien, el tema de sanidad: los protocolos, el distanciamiento obligatorio, el lavado de manos, el uso de mascarillas, etc. También, el proceso de vacunación va a estar bastante más avanzado”, detalla.

Alineados contra elecciones primarias

El fondo del asunto, en realidad, radicaría en que el PL de APP estaría sincronizado con el ya mencionado de las bancadas de Fuerza Popular y Renovación Popular, ya que el cronograma actualmente establecido dificultaría que, aunque se apruebe, rija para las elecciones de 2022. El panorama, sin embargo, podría ser distinto con una alteración al calendario como la solicitada por Eduardo Salhuana.

En ese contexto, la politóloga María Paula Távara refiere que la postergación de las elecciones primarias, requisito dispuesto por la Ley de Partidos Políticos para el proceso electoral del próximo año, favorecería a APP, el cual, en palabras de la experta, “no deja de ser un partido bastante personalista o de cúpula”.

Al respecto, Távara sostiene también: “Renovación Popular y Fuerza Popular quieren, en realidad, poder elegir a sus candidatos, más allá de que el procedimiento en sí mismo también conviene a Alianza para el Progreso”.

Ante este escenario, la politóloga explica que, además de esta posible conjunción de planes en particular, podría estarse dilucidando un posicionamiento hacia la derecha de parte de APP, partido que generalmente era percibido como de centro.

Al margen del tema en particular, este te permite ver posibles alianzas en general, numéricas, para el Parlamento. Se busca favorecer a los tres partidos para que ellos mismos puedan elegir a sus cabezas de lista”, concluye Távara.