Iber Maraví sí estuvo no habido por terrorismo

Expediente caliente. De acuerdo con documentos policiales y fiscales, se le aplicaron los alcances de la primera ley antiterrorista contra Sendero Luminoso, el Decreto Legislativo 46 del 10 de mayo de 1981, y se le declaró no habido por este y otros graves ilícitos. El ministro de Trabajo afirma que el caso fue judicializado y que salió “bien librado”, pero no ha exhibido la resolución que lo exculpa.

El ministro de Trabajo afirma que el caso fue judicializado y que salió "bien librado", pero no ha exhibido la resolución que lo exculpa. Foto: difusión
El ministro de Trabajo afirma que el caso fue judicializado y que salió "bien librado", pero no ha exhibido la resolución que lo exculpa. Foto: difusión
Ángel Páez

La Jefatura Departamental de Ayacucho de la Policía de Investigaciones del Perú (PIP) imputó el delito de terrorismo a Iber Maraví Olarte por haber encabezado y participado en ataques con explosivos contra entidades públicas y privadas en Huamanga, entre mayo de 1980 y mayo de 1981, de acuerdo con los archivos policiales de la época. La 14ª Fiscalía Superior en lo Penal de Lima, que despachó el titular Felipe Isaac Sánchez Espinoza, también le atribuyó el mismo ilícito.

El 10 de marzo de 1981, el gobierno de Fernando Belaunde Terry promulgó el Decreto Legislativo 46, considerada la primera ley contra el terrorismo emitida frente a las acciones del Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso (PCP-SL).

Los oficiales de la PIP que estuvieron a cargo de la detención de un grupo de senderistas que había cometido una serie de ataques en Huamanga desde el inicio de la llamada “guerra popular”, el 17 de mayo de 1980, comprendieron en el caso a figuras fundacionales del PCP-SL y a otras personas señaladas como militantes de organización, entre ellos Iber Maraví Olarte, como puede apreciarse en los documentos que publica hoy La República.

En declaraciones el viernes último, después de que este diario reveló declaraciones de probados senderistas detenidos por los agentes de la PIP en Huamanga –quienes reconocieron a Iber Maraví como mando y organizador de algunos de los ataques terroristas–, el ministro de Trabajo rechazó las imputaciones y alegó que se trataba de “una campaña de la ultraderecha”.

Según el Atestado Ampliatorio Nº 97-SE-JDp, del 15 de mayo de 1981, elaborado por el mayor PIP Víctor Salazar Chota y el capitán Víctor Medina Rivera –y no por agentes de organizaciones de ultraderecha–, Iber Maraví fue comprendido en los siguientes delitos: “Contra la autoridad de la Constitución (rebelión), contra la tranquilidad pública, contra el patrimonio (daños y robos), contra la vida, el cuerpo y la salud (lesiones), contra la fe pública (falsificación de documentos), Decreto Legislativo 46 del 10 de mayo de 1981 (Ley Antiterrorista)”.

Entre los implicados en el caso que fueron declarados no habidos, y en consecuencia requisitoriados por el delito de terrorismo, aparecen Víctor Olarte Espinoza, tío del ministro de Trabajo, y el propio Iber Maraví Olarte.

Se aferra. Titular de Trabajo asegura que es mentira lo que afirman documentos policiales. Niega confrontación con el jefe del gabinete y anuncia que acepta ser interpelado por el Legislativo.

Según los documentos policiales y fiscales de la época, al menos 20 senderistas habían sido capturados como parte de las operaciones policiales contra el aparato armado terrorista que inició la lucha armada en Huamanga desde el 18 de mayo de 1980, y estos facilitaron durante los interrogatorios la plena identidad, con nombres y apellidos, de otros 18 mandos y militantes, entre ellos Iber Maraví Olarte y su tío Víctor Olarte Espinoza.

Paralelamente a las acciones armadas en la ciudad de Huamanga, otros grupos actuaban en el campo. El 24 de diciembre de 1980, los senderistas asesinaron al hacendado Benigno Medina del Carpio, convirtiéndose en la primera víctima mortal de la guerra terrorista.

La acción de la PIP golpeó con tanta dureza al aparato armado senderista en la capital ayacuchana que la cúpula de la organización planificó la fuga de sus militantes del penal de Huamanga para recuperar sus fuerzas. El 3 de marzo se produjo el asalto a la cárcel, con el saldo de aproximadamente 70 senderistas, entre ellos Juan Alarcón Gutiérrez y Alfredo Silvera Flores, quienes habían identificado como uno de los miembros de la organización a Iber Maraví Olarte. También escapó en esa ocasión Edith Lagos Sáez, quien según estos senderistas fue parte de acciones terroristas junto con Iber Maraví.

Una vez en libertad, Edith Lagos y Alfredo Silvera se reintegraron al Ejército Guerrillero Popular (EGP), aparato senderista que perpetraba acciones militares en el campo. El 26 de marzo de 1982, murió en un enfrentamiento Alfredo Silvera y, el 3 de setiembre del mismo año, también perdió la vida Edith Lagos. Estos hechos son un indicativo de que los senderistas perseguidos por la ley se incorporaban al EGP cuyos integrantes cumplían acciones en el campo.

En recientes intervenciones, el ministro de Trabajo no ha aclarado si conoció o no a estas personas que huyeron de la cárcel, entre ellos Juan Alarcón y Alfredo Silvera. Como se ha indicado, estos terroristas convictos y confesos reconocieron a Maraví como activo militante de Sendero Luminoso en Ayacucho.

Maraví ha dicho que en ese periodo se encontraba en Ica estudiando Ciencias de la Educación en la Universidad Nacional San Luis Gonzaga. Según el registro de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), Maraví obtuvo el diplomado de licenciado el 22 de julio de 1999. La requisitoria es de 1981. ¿Cuántos años estudió para obtener el título?

Iber Maraví es uno de los ministros cuestionados del gabinete Bellido. Foto: Antonio Melgarejo/La República

Iber Maraví también dijo a Canal N: “Yo no estoy distraído en estar perdiendo el tiempo para hablar sobre situaciones que, de acuerdo a lo que ha decidido el Poder Judicial, ya están zanjadas”. Sin embargo, el ministro de Trabajo no ha presentado la resolución que lo absuelve de las imputaciones de terrorismo, o que archiva el caso, o que lo declare prescrito o extinguido.

Y añadió: “Ahora atacan al ministro Maraví sobre situaciones que ya han sido judicializadas, he salido bien librado”, afirmó el titular de Trabajo, sin exhibir la sentencia judicial que lo exculpa de los cargos que le atribuyó la Policía y la justicia en 1981, a partir de las declaraciones de probados senderistas que lo reconocieron como compañero de partido.

En un estudio sobre Sendero Luminoso, el antropólogo Carlos Iván Degregori entrevistó a varios senderistas de la primera generación –a la que, según los testimonios de los senderistas detenidos, pertenecía Maraví–, y uno de ellos le confió lo siguiente: “Un muchacho me dijo: ‘¿Acaso no quieres ser ministro? (...) En (19)85 la revolución va a triunfar, y luego, los que estamos aquí, en Sendero (Luminoso), los que tenemos más vida de militancia en Sendero, vamos a ser ministros’”. Maraví consiguió el Ministerio de Trabajo, pero por otros medios.

Más evidencias documentales

Iber Maraví Olarte estuvo comprendido por el delito de terrorismo (Decreto Legislativo 46).

El atestado ampliatorio en el que se señalan los delitos atribuidos a Iber Maraví Olarte, entre otros, contra la autoridad de la Constitución (rebelión), contra la seguridad pública y por terrorismo (Decreto Legislativo 46).

En las últimas líneas aparecen como no habidos Víctor Olarte Espinoza y su sobrino Iber Maraví Olarte, como parte del aparato senderista de Huamanga

Entre los detenidos consignados en el atestado ampliatorio se menciona a Alfredo Silvera Flores, quien durante su manifestación identificó a Iber Maraví Olarte como militante senderista y autor de varios atentados.

A todo el grupo se le atribuyó una serie de ataques terroristas que produjeron daños por 33,2 millones de la época. También se les imputa el delito de terrorismo previsto en el Decreto Legislativo 46, emitido en 1981.

Al año siguiente del atestado policial, el caso pasó a manos del fiscal superior Felipe Sánchez Espinoza, quien dispuso el proceso de los implicados y acreditó a Iber Maraví como no habido.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.