Consejo de Estado en el debate

A favor y en contra. Institucionalizarlo, como plantean la presidenta del Congreso y el defensor del Pueblo, genera apoyos y rechazos. Estos últimos indican que al formalizarlo se puede imponer una agenda al Ejecutivo y se va contra la división de poderes.

Encuentros. En gestión de Sagasti hubo Consejo de Estado. En Perú Libre creen que proyecto de ley para ‘formalizarlo’ busca controlar al presidente Pedro Castillo. Foto: difusión
Encuentros. En gestión de Sagasti hubo Consejo de Estado. En Perú Libre creen que proyecto de ley para ‘formalizarlo’ busca controlar al presidente Pedro Castillo. Foto: difusión
Carlos Páucar

El último viernes 20, en la primera sesión del Acuerdo Nacional que se realiza en este Gobierno, pocos se percataron de un mensaje que dio la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, al presidente Pedro Castillo, luego de recibir las propuestas de las mesas de trabajo. Hizo uso de la palabra y saludó dicha reunión, pero le recordó que “hay otros espacios como el Consejo de Estado, y el presidente dijo que lo iba a convocar lo más pronto posible”.

Antes de eso, el 9 de agosto, la presidenta del Congreso había difundido un video con un mensaje directo a Castillo. Allí le indica que es “urgente y fundamental” convocar a un Consejo de Estado para “darle estabilidad y gobernabilidad” a nuestro país. Agregó que esa instancia podría “garantizarle a nuestro pueblo que el Estado enfrentará los temas urgentes como salud, educación y estabilidad económica para generar trabajo”. La propuesta de Alva generó reacciones de apoyo y también críticas.

El respaldo más inmediato fue del defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, quien se reunió con Alva el 11 de agosto, y anunció: “En los próximos días presentaremos iniciativas legislativas, una de ellas relacionada con el Consejo de Estado”. Añadió: “Es muy importante institucionalizar esa instancia”.

El defensor del Pueblo luego se reunió con el presidente Castillo y aseguró, tras esa cita, que el mandatario convocará “la próxima semana” a un Consejo de Estado. Esto no ocurrió.

Explicó más; dijo que su proyecto era “para darle un carácter formal al Consejo de Estado, y se instale como una instancia de intercontrol entre las entidades más importantes del país”.

En entrevista a ‘Panorama’ detalló: “Las instituciones no solo coordinan, se autocontrolan. Es importante el Consejo de Estado también para controlar. Porque el poder es limitado y temporal y tiene que estar sometido a control”.

¿Consejo de Estado?

Tal y como su nombre lo indica, es un consejo, una asamblea, de las altas autoridades de los principales poderes del Estado y los órganos constitucionales para tratar cierta problemática o problemáticas en el país. “Es un mecanismo no regulado, informal, que se ha empleado en algunas ocasiones”, precisó el doctor Omar Cairo.

Es decir, como no figura en la Constitución ni en ley, no está normado, no tiene marco jurídico, su convocatoria es una decisión política del Ejecutivo de turno. Y no es una iniciativa nueva: los gobiernos de Kuczynski, Vizcarra y Sagasti convocaron a diversos Consejos de Estado. En uno de esos encuentros, en octubre del 2016, organizado por PPK, no asistió Luz Salgado, afirmando que la Constitución no contemplaba esas “reuniones de trabajo” entre poderes del Estado.

Esta vez, el pedido lo hizo Alva -no el presidente de la República- y Gutiérrez plantea formalizarlo vía ley. Lo hacen en medio de un panorama donde la censura a ministros y la cuestión de confianza asoman como amenazas para el Ejecutivo. Así lo comprendió la parlamentaria de Perú Libre, Silvana Robles, para quien la presidenta del Congreso “propone un Consejo de Estado para imponer su agenda al Ejecutivo”.

En ese momento, también el perulibrista Guillermo Bermejo reaccionó y dijo que ese pedido es parte de una conspiración. “Acá hay un golpe de Estado en camino, un proceso de vacancia... ¿Por qué en menos de 10 días la presidenta del Congreso quiere llamar a un consejo de Estado?, ¿qué cosa ha pasado en el país para que una situación de esa naturaleza ocurra?”.

Más allá de esas posiciones, Cairo precisó que un Consejo de Estado responde a la excepcionalidad. “No es una institución existente en Perú, es una práctica y responde a situaciones de excepcionalidad en las cuales se tratan temas que están en el manejo de la presidencia. Regularlo no es pertinente, salvo que se quiera convertir al Consejo de Estado en institución regulada. En tanto no ocurra, reunirá a los presidentes de los poderes del Estado cuando se traten asuntos que son competencia de ellos y puedan tomar decisiones, si no es solo un encuentro que causa confusión”.

La vicepresidenta del Congreso, Patricia Chirinos, opinó que el pronunciamiento de Alva “responde a una postura unánime de la Mesa Directiva”.

Cairo recordó que la MD no es el Pleno. “El Parlamento tiene múltiples tendencias y la presidencia no es intérprete de esas tendencias, podría dar un mensaje equivocado a la población”.

El debate sobre el Consejo de Estado ya está instalado.

Hubo otras reuniones en esa instancia

Otros gobiernos convocaron al Consejo de Estado, sin formalizarlo: Toledo (para tratar reforma judicial, ‘Andahuaylazo’), Humala (seguridad, corrupción, emergencia, Callao), Kuczynski (corrupción), Vizcarra (corrupción CNM, pandemia, reformas), Sagasti (pandemia, elecciones).

El Dr. Gustavo Gutiérrez Ticse opinó: “Dejemos que la costumbre forme el modelo de Consejo de Estado y luego se realice su incorporación formal... Forzarla vía ley es inconstitucional”.

Para el Dr. Luciano López, la presidenta Alva tendía “un puente para solucionar la crisis política”. Su efectividad, dijo, depende del compromiso que asuman los que allí participen.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.