Perú Libre se quiebra en Cusco por diferencias con la base magisterial

El triunfo no fue del partido, sino de la persona, del líder que representaba Pedro Castillo, señaló dirigente del partido del lápiz, Vladimir Santoyo.

Perú Libre cada vez más fragmentado en Cusco. Foto: Cristian Quispe Montañez
Perú Libre cada vez más fragmentado en Cusco. Foto: Cristian Quispe Montañez
Zaida  Tecsi

Cusco. Vladimir Santoyo, coordinador regional de la base magisterial, lamentó que, tras la victoria de Pedro Castillo, el partido político los pretenda dejar de lado.

“Prácticamente, en Cusco, los que hemos trabajado somos los maestros, la base magisterial. Nosotros somos las bases de Pedro Castillo. Aquí no se ha visto una campaña liderada por Guido Bellido. Eso nos incomoda, que ahora el partido esté copando todo”, dijo.

Santoyo cuestionó “la designación a dedo” de Saúl Vargas como dirigente de Perú Libre en Cusco, tras la salida de Guido Bellido. El actual congresista y primer ministro antes se desempeñaba como secretario regional.

“Si un partido se maneja de esa manera, a dedo van a elegir a sus líderes, no le veo futuro a Perú Libre. Se está comportando como el resto de partidos tradicionales de izquierda y que ahora no pintan ni suenan”, apuntó.

El dirigente asegura ser ‘castillista’. Manifestó que trabajaron arduamente en campaña electoral para favorecer la candidatura del también docente.

El triunfo no fue del partido, sino de la persona, del líder que representaba Pedro Castillo, un hombre del campo, sincero, nuevo. Eso caló en el pueblo. Por él es que apostamos y trabajamos juntos con Perú Libre, pero ahora dicen que quien ganó es el partido”, cuestionó.

Según Santoyo, la base magisterial es el lado moderado de Perú Libre, que no comparten las propuestas radicales como la estatización. Por eso quieren tener voz y voto dentro de la organización política.

Si su petitorio no tiene cabida, señalaron que abandonarán Perú Libre para las siguientes elecciones. Ellos aseguran que en la base magisterial no solo están maestros, sino también otros sectores.

“Nosotros fuimos los que llenamos las marchas, incluso cuando no se proclamaba. Nosotros organizamos los mítines, siempre en respaldo de Castillo”, acotó.

Por ahora, en Perú Libre no hay dirigentes visibles. Los militantes aguardarían nuevas elecciones para la recomposición del partido.