EN VIVO - Emmy 2021: sigue aquí la premiación a lo mejor de la TV y el streaming

Gonzalo Banda: “Si Castillo le concede el premierato (a Cerrón), se va a poner de espaldas a la opinión pública”

Profesor de Ciencia Política en la Universidad Católica de Santa María y la Universidad Católica San Pablo de Arequipa. Conversó con La República sobre los puntos claves del mensaje del nuevo presidente.

Postura. Banda señala que el discurso de Castillo muestra que no traicionó a sus electores. Foto: difusión
Postura. Banda señala que el discurso de Castillo muestra que no traicionó a sus electores. Foto: difusión
María Elena Castillo

El analista político Gonzalo Banda rescata el espíritu reivindicador que tuvo el mensaje del presidente Castillo, aunque señala que está lleno de generalidades que le toca al gabinete precisar. Califica de innecesarios los gritos de la oposición, pues el discurso del mandatario no fue incendiario, como temían algunos.

¿Qué le pareció el mensaje del presidente Castillo?

Hay varias maneras de analizarlo. En primer lugar está lo simbólico, ha habido una alta carga emotiva al inicio, en la introducción del discurso. Fue la parte más articulada, a pesar de que tiene una lectura histórica, Castillo intentó tener un espíritu más de una visión orgánica de lo que pretende para el Perú en el bicentenario. Me gustó ese tono reivindicativo, hasta en cierto momento, declarando una especie de guerra abierta contra varios prejuicios nacionales que nos han acompañado. Fue muy simbólico que lo haya dicho, incluso estando allí el rey de España. Fue importante en lo simbólico.

¿Cumplió las expectativas?

Fue un discurso cargado de generalidades, pero un discurso presidencial no puede ser de otra forma, y quien ayuda a precisar y aterrizar será luego el gabinete. Hubo un ejercicio de reivindicación también a las regiones, de tener una agenda descentralizada, en varios momentos insistía mucho en el poder de lo social como un elemento de transformación al hablar de los actores sociales que tienen un papel importante en la vida, especialmente, andina. Se refirió mucho al campesino, al maestro, al médico...

Recalcó que por primera vez un campesino gobernará el país...

Sí. Eso dentro de lo simbólico fue muy importante que lo resaltara. Fue un discurso que comenzó con mucha ambición, pero terminó en la generalidad. En lo pragmático, Castillo tendrá que remar mucho. Ha hablado de crear ministerios, de la convocatoria para modificar el artículo 206 para convocar una asamblea constituyente, y son cosas que requieren un consenso en el Legislativo, y creo que los ánimos no van a ir mucho por ese lado.

Parece que no, pues terminaron gritando “democracia sí, dictadura no”.

Sí. El ala más conservadora del Congreso terminó con esos gritos, pero yo imaginé un ambiente más polarizado, porque, además, lo que antecedió fue la escena lamentable de Sagasti dejando la banda en la puerta del Legislativo, que fue absurdo. No hubo ningún anuncio que justificara los gritos. ¿Estaba prohibiendo los partidos, convocando a una asamblea constituyente? Me parece que es una agenda ideológica de parte de la oposición.

Algunos cuestionan que haya insistido en su propuesta de una asamblea constituyente...

Sí. Yo creo que era saludable que lo diga, y no ha optado por la vía extraconstitucional, como muchos tenían miedo, de convocar en ese momento a una asamblea constituyente. Más bien ha dicho que se va a hacer dentro de los cauces institucionales.

Aunque no me quedó muy claro el tema de la regulación de los precios de medicinas y tasas de intereses bancarios, porque también dijo que iba a respetar el libre mercado, aunque en ciertos sectores se había distorsionado. Pero en general, el discurso estuvo bien.

Algunos esperaban un mensaje más incendiario, anunciando alguna medida ilegal de expropiación o nacionalización. Y no mencionó nada de eso, al contrario, señaló que iba a respetar la propiedad privada. En un sentido hubo un discurso de reforma, porque tampoco podía traicionar a sus electores, pero dentro de lo institucional. Por ejemplo, en el tema de la minería habló de un nuevo concepto, ya no de la licencia social sino de buenas prácticas, pero también rentabilidad social, que es lo mínimo que se tiene que generar.

¿Se ha impuesto el Castillo de la segunda vuelta y no el de Cerrón como asesor?

Sí. Aunque seguro algunos amigos de la derecha dirán que anunció sus proyectos de asamblea constituyente, cuando le dijimos que no. Por otro lado, más allá de lo simbólico de no despachar en Palacio de Gobierno, no ha tenido ningún discurso inconstitucional, expropiador. Al contrario. Por ejemplo, aunque de forma general, anunció un tren que irá por toda la sierra del Perú y otro por la costa, que se haría con capital privado. Habría que ver cuál es su alcance.

¿Fue un discurso realista o demasiado ambicioso?

Si él quiere hacer un Gobierno reformista tenía que hacer un discurso ambicioso, y son cosas muy difíciles de alcanzar, pero es a lo que en teoría el Gobierno aspira, de lo contrario no habría nada. Hay temas que podrían generar algunas protestas, como que el Banco de la Nación pueda competir en dar préstamos, pero el señor (Yonhy) Lescano lo había anunciado en su programa de gobierno. ¿Qué pretendían, que en un Gobierno de Castillo abrazara un credo liberal? Igual deben quedar claras muchas cosas. El discurso de Castillo muy cerronista no ha sido, ahora si jura (Róger) Nájar, todo lo que estamos diciendo cae en saco roto.

¿No tener aún un gabinete o al menos al premier muestra que es un Gobierno improvisado?

Eso sí me preocupa porque significa que no tiene todos los consensos. Es una justificación válida que ha tenido poco tiempo, pero en Perú son nulos los actos del presidente que carecen de refrendación ministerial. No estamos para perder días, tenemos problemas urgentes. La demora puede ser porque tal vez haya una disputa al interior, pero espero que esto se solucione rápidamente. Es irresponsable no tener presidente del gabinete ni ministros.

Si nombran a Nájar como premier, sabremos que se impuso Cerrón...

Castillo seguro que le va a conceder algo al ala de Cerrón, pero el asunto es qué, porque si le concede rápidamente el premierato, se va a poner de espaldas a la opinión pública. Tiene que hacer un acto de gobierno.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.