VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización a jóvenes de 23 años, rezagados y más
LO ÚLTIMO - Minsa y expertos evaluarán este martes condiciones para aplicar tercera dosis contra la COVID-19

Francisco Sagasti seguía siendo presidente del Perú hasta el 28 de julio, según expertos

Especialistas en temas constitucionales coinciden en que Sagasti Hochhausler aún presidía el Poder Ejecutivo cuando fue impedido de entregar la banda presidencial a la titular del Congreso.

Francisco Sagasti tuvo que dejar la banda presidencial en la entrada del Palacio Legislativo. Foto: Aldair Mejía/La República
Francisco Sagasti tuvo que dejar la banda presidencial en la entrada del Palacio Legislativo. Foto: Aldair Mejía/La República
Diego  Casimiro Oré

Este miércoles 28 de julio, el exmandatario Francisco Sagasti fue a entregar la banda presidencial a la titular del Congreso de la República, María del Carmen Alva, como lo establece el protocolo, sin embargo, fue impedido de hacerlo y tuvo que quitarse la misma en la puerta de la sede legislativa. Dicho acto no pasó desapercibido y fueron múltiples personajes quienes expresaron su indignación.

Ante ello, en comunicado difundido en horas de la tarde, el Parlamento aseguró que Sagasti Hochhausler tuvo que haber cedido la banda el martes 27 de julio, debido a que “culminó su gestión como congresista de la República y presidente de este poder del Estado el 26 de julio y en razón de haber ejercido la presidencia de la República por sucesión constitucional y no por elección popular”.

No obstante, para Omar Cairo, magíster y profesor de Derecho Constitucional de la PUCP, Francisco Sagasti seguía siendo jefe de Estado, a pesar de que el Parlamento 2020-2021 había cesado en funciones, debido a que se encontraba “en una situación de tránsito, en la cual él mantenía el cargo porque tenía que entregarlo al presidente elegido”.

De igual manera, el expresidente del Tribunal Constitucional Víctor García Toma considera que el exlegislador del Partido Morado “era encargado de la presidencia de la República hasta el momento mismo de la juramentación del nuevo presidente elegido por el pueblo”.

“En consonancia, con la práctica que estableció un predecesor de las mismas características, como fue el señor Valentín Paniagua, avalan esa situación”, indicó a La República.

Vacío de poder

Cairo aseguró que no puede haber un vacío de poder entre el día en que termina el periodo del Parlamento y la asunción presidencial, ya que “se produce una acefalía insostenible”.

Sagasti ya no era presidente del Congreso, pero mantenía la condición de presidente de la República porque todavía no había asumido el nuevo mandatario (Pedro Castillo) y por un principio de continuidad”, añadió.

Por su parte, García Toma precisó que “todas las autoridades que renuncian o terminan (los mandatos) de sus cargos no pueden dejarlo hasta que no juramenta su sucesor”.

“Pero más allá de las normas están las prácticas y están también los gestos y las cortesías. Creo que en este caso se hacía necesario que se respetase a la persona del señor Sagasti. Más allá de que nos guste o no, él encarnó, hasta el momento en que juró el señor Castillo, la conducción de la República y el solo hecho merece respeto máximo de las instituciones sustantivas de la República”, apuntó.

El extitular del TC también afirmó que el artículo 47 del Reglamento del Congreso de la República, en el que se sostiene la decisión de la Mesa Directiva, “tiene que ser interpretado con la necesidad de que el país tenga un conductor, que en este caso era Francisco Sagasti, hasta el momento en que asuma su sucesor”.

“La persona que en representación del Congreso se encargaba de la presidencia de la República no puede dejar al país sin alguien al mando. No hay la posibilidad de un vacío”, anotó.

Alva no fue presidenta de la República entre el lunes 26 y el miércoles 28

Este 28 de julio, figuras políticas, así como algunos parlamentarios, afirmaron que la actual presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, asumió las riendas del Poder Ejecutivo al momento de ser elegida como jefa de la Mesa Directiva del Parlamento; sin embargo, los expertos consultados por La República niegan esta afirmación.

“Alguien le ha hecho creer que como tenía este puesto, entonces asumía la presidencia que Sagasti tenía como presidente del Legislativo (2020-2021); y no es cierto porque él ejercía el Poder Ejecutivo porque la Constitución establece que cuando los vicepresidentes incurren en impedimento temporal, asume el presidente del Congreso del periodo para el cual fueron elegidos el mandatario y sus vicepresidentes. La señora es congresista del siguiente periodo (2021-2026)”, acotó Cairo Roldan.

Asimismo, el catedrático de la PUCP indicó que para que cualquier acto como gobernante sea válido se debe realizar una ceremonia de toma de mando, así como también conformar un Consejo de Ministros, algo que la militante de Acción Popular nunca hizo. “Habría tenido que jurar al cargo porque es la única forma que pueda ejercerlo. Entonces, Sagasti, quien sí estaba juramentado y su reemplazo (Castillo) aún (no asumía el poder), continuaba”, reiteró.

En esa misma línea, el exmagistrado del TC aseveró que la interpretación que se hizo al reglamento del Parlamento “es discutible”. “La señora Alva, por quien tengo el mayor de los respetos, es presidenta del Congreso, pero no tenía ninguna conducción del Poder Ejecutivo”, expresó.

Finalmente, el abogado constitucionalista Luciano López explicó en un tuit que Sagasti Hochhausler no dejó de ser la máxima autoridad nacional luego de que el Legislativo 2020-2021 finalizó sus funciones el 26 de julio.

“Si ese es el ‘argumento’, están equivocados. Ley 27375: el encargado de las funciones de presidente de la República no vaca en su cargo congresal mientras ejerza la función presidencial. Ergo, vaca cuando entrega el cargo”, recalcó.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.