EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la Asamblea General de la ONU en Nueva York

Pedro Castillo y su partido ante el reto de la unidad entre las discrepancias

Relación compleja. Mandatario electo busca asegurar autonomía y apertura sin perder respaldo de Perú Libre. Organización política dispuesta a trabajar con Palacio.

Trajines. A pocos días de asumir el Gobierno, Pedro Castillo Terrones no logra definir su equipo ministerial para su inicio de gestión presidencial. Foto: Marco Cotrina/La República
Trajines. A pocos días de asumir el Gobierno, Pedro Castillo Terrones no logra definir su equipo ministerial para su inicio de gestión presidencial. Foto: Marco Cotrina/La República
David Pereda,Elizabeth Prado,

El presidente electo, Pedro Castillo, y su partido, Perú Libre, enfrentan el reto de forjar la unidad, no obstante las públicas discrepancias. En el congreso partidario del último sábado 24, los dirigentes de Perú Libre acordaron trabajar con ese objetivo: “Unidad por la gobernabilidad”. Pero también compitieron en rechazos a sectarios y a moderados, y ese mismo día perdían en su intento de postular a la presidencia del Parlamento en una fórmula mixta.

El secretario general del partido, Vladimir Cerrón, expresó el respaldo a la búsqueda de un referéndum para hacer una Asamblea Constituyente que reemplace la Constitución de 1994. “No es una iniciativa personal, como se ha dicho, sino partidaria”, aseguró.

Como se sabe, el congresista Guillermo Bermejo impulsa la recolección de firmas para este referéndum, aunque otros oficialistas han señalado que esa era una actividad personal.

Cerrón adujo que el Congreso de la República se negaría a modificar la Constitución para que permita la formación de esa Asamblea para la renovación.

Sobre el asunto, Castillo dijo en su alocución que el cambio de Constitución se hará si el pueblo lo pide, para unos un matiz que implica distancia del ala dura del partido, para otros la venia implícita de la búsqueda de un referéndum para hacer una Asamblea Constituyente.

Aunque se acordó respaldar a Castillo, no se ha renunciado a las líneas maestras del partido.

Líder. Cerrón no deja de hacer sentir su peso político. Foto: cortesía Diego Vértiz

Otros acuerdos fueron “fortalecer la dirección política y canalización de propuestas de campaña”, y “las bases del partido para soporte del Gobierno”, según fuentes de Perú Libre.

Sobre la Asamblea Constituyente, se acordó “abordar el tema desde las bases”. “Hemos asumido que el cambio de Constitución debe pasar por un proceso de debate y abordaje legal. Lo que ha planteado Cerrón nos parece la vía más posible. Incluye un proceso de acercamiento al pueblo”, dice un dirigente.

Castillo busca equilibrar estas tensiones en la conformación de su gabinete ministerial.

El domingo 25, tuvo reuniones en el departamento que ocupa en Breña con Dina Boluarte, Pedro Francke, Hernando Cevallos, Róger Nájar, Aníbal Torres, Anahí Durand, Juan Pari y Ciro Gálvez, entre otros. Nájar y Boluarte seguían sonando para la presidencia del Consejo de Ministro, aunque Boluarte preferiría Desarrollo e Inclusión Social, según algunas fuentes.

Salud. Cevallos llegó temprano otra vez. Foto: Jessica Merino/URPI-GLR

Reflexiones

El politólogo Martín Navarro, profesor de la Universidad de San Marcos, considera que “si Castillo se aparta de Perú Libre, se complicaría la búsqueda de una relación armoniosa con la bancada, a diferencia de lo ocurrido en el último quinquenio”.

“Ante ese distanciamiento, pierde ese apoyo, y lo que tendría es el poco apoyo de la otra izquierda, la de Juntos por el Perú y algunos de centro como Somos Perú, que justamente ahora han conformado una lista para la Mesa Directiva”, anotó.

“Eso le obligaría a inclinarse un poco más hacia la derecha con esa otra lista formada por Acción Popular, Alianza para el Progreso y Podemos”, añadió.

“Lo que ganaría en gobernabilidad con unos lo pierde con los otros. Eso llevaría a que no se cumplan promesas estratégicas profundas que se dieron en campaña, como la Constituyente y otros temas por los que muchos votaron por él”, explica.

MEF. Cerrón empezó a cuestionar a Francke. Foto: Jessica Merino/URPI-GLR

La politóloga Marylia Cruz, profesora de la Universidad Católica (PUCP), vislumbra que “la tensión entre Perú Libre y Castillo va a radicar en la gradualidad del cambio, o en formas, más no en lo sustantivo, que es plantear una reforma de Estado por más provisión de servicios básicos”.

“Si Castillo cede totalmente a los pedidos de Perú Libre, probablemente gane más enemigos políticos que podrían poner en peligro la gobernabilidad del país. Si Castillo se distancia totalmente de Perú Libre, corre el riesgo de la soledad política o presidencial. Este escenario también genera condiciones que afectan a la gobernabilidad”, sostiene la especialista.

“La tensión entre Perú Libre y Castillo puede ser fuente de gobernabilidad en la medida que logren concertar, sobretodo, si consideramos que en el Perú el voto es más personalista que partidario. El apoyo de Perú Libre al Ejecutivo en el Congreso será importante en cuestiones de confianza, citaciones a ministros y posibles pedidos de vacancia presidencial”, explica.

Partido. Nájar, carta de Cerrón para la PCM. Foto: Jessica Merino/URPI-GLR

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.