EN VIVO - Emmy 2021: sigue aquí la premiación a lo mejor de la TV y el streaming

Las ‘joyas’ del bicentenario: presidentes investigados y detenidos por la ambición

Los últimos siete mandatarios peruanos son investigados y han pisado la prisión al haber sido involucrados con hechos de corrupción. Se espera la extradición de uno de ellos y otro decidió acabar con su vida. ¿Qué le esperará al Perú con el nuevo Gobierno?

Los últimos presidentes de la República están siendo investigados y en algunos casos ya han pisado la prisión. Foto: composición de Fabrizio Oviedo/La República
Los últimos presidentes de la República están siendo investigados y en algunos casos ya han pisado la prisión. Foto: composición de Fabrizio Oviedo/La República
Lucía Lozano

El bicentenario es la ocasión para recordar cómo el Perú ha crecido como nación, pero también para traer a memoria sus múltiples cambios. En los últimos años, el país no solo ha vivido una crisis sanitaria, sino también una constante crisis política que hasta tuvo seguidos cambios de presidentes.

Estos mandatarios que debieron velar por que el país atravesara los diferentes momentos de la historia de la mejor manera se dedicaron, entre otras cosas, a incrementar el caos. Es así que algunos han ido a parar a una prisión en diferentes ocasiones.

Uno de los que inició con esta racha fue Francisco Morales Bermúdez, quien en 2017 fue condenado a cadena perpetua por la justicia de Italia debido a la desaparición de italianos en el marco del Plan Cóndor. Sin embargo, no fue extraditado y sigue libre. Su última aparición fue durante las Elecciones Generales 2021. Incluso, fue uno de los exmilitares que envió una carta al Gobierno para pedir que se desconozca el triunfo de Pedro Castillo en los comicios.

Cabe precisar que el Plan Cóndor fue gestado por diferentes países de la región para reprimir a opositores políticos y sociales. El 10 de julio de este año, la máxima instancia de Justicia de Italia ratificó cadena perpetua para 14 implicados en dicha operación. El caso de los peruanos involucrados será evaluado de manera independiente por petición de los mismos.

Francisco Morales Bermúdez es acusado de asesinato. Foto: difusión

Luego del régimen militar y tras un periodo civil de Alan García, se posicionó como mandatario un outsider: Alberto Fujimori. Llegó aclamado por multitudes como un ‘salvador’; sin embargo, terminó condenado a 25 de años de prisión por ser autor de los delitos de “homicidio calificado, asesinato bajo la circunstancia agravante de alevosía en agravio de los estudiantes de La Cantuta y el caso Barrios Altos”.

Durante su régimen hubo otros hechos cuestionados como la disolución del Congreso en 1992, el control de los medios de comunicación, la búsqueda con artimañas de una re reelección y el estallido de los vladivideos. Pese a ello, el 24 de diciembre de 2017 Pedro Pablo Kuczynski le otorgó el indulto humanitario tras presuntamente negociar con Kenji Fujimori los votos para no ser vacado por el Parlamento. No obstante, en febrero de 2018 la justicia peruana dictaminó que no procedía dicho indulto y Alberto Fujimori debía regresar a prisión.

Alberto Fujimori cumple una condena de 25 años por delitos de lesa humanidad. Foto: Andina

La era Odebrecht

Otro de los presidentes peruanos investigados fue Alan García, quien tras haber gobernado el país de 1985 a 1990 fue relegido para el periodo 2006-2011. En noviembre de 2018, la Fiscalía solicitó su impedimento de salida del país por el caso Línea 1 del Metro de Lima, en el que también estaba involucrada la constructora brasileña Odebrecht. Esta compañía habría desembolsado 24 millones de dólares en sobornos al líder del Apra.

Al conocer la decisión del Ministerio Público, Alan García pidió asilo en la Embajada de Uruguay, pero le fue negada. Tiempo más tarde, en abril de 2019, el Poder Judicial ordenó la detención preliminar del expresidente por 10 días; sin embargo, este acabó con su vida antes de que sea arrestado.

Alan García fue presidente de julio de 2006 a julio de 2011. Foto: Andina

Esa no fue la única vez que Odebrecht habría comprado la voluntad de gobernantes peruanos para adjudicarse proyectos de gran envergadura. Otro de los jefes de Estado que fue involucrado en supuestos sobornos fue Alejandro Toledo, arrestado en 2019 en Estados Unidos. Al exlíder de Perú Posible se le sindica haber recibido 31 millones de dólares para otorgar la buena pro de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica Sur, según afirmó Jorge Barata, exdirector de Odebrecht en Perú.

Toledo Manrique también fue apresado por el caso Ecoteva, debido a que la Fiscalía considera que su suegra Eva Fernenbug compró propiedades en Lima con el dinero de la empresa Ecoteva, creada en Costa Rica y cuyos fondos provendrían de los sobornos de Odebrecht. Hasta el momento, el Perú espera la extradición del expresidente.

Alejandro Toledo fue presidente de julio de 2001 a julio de 2006. Foto: Andina

Odebrecht siguió presente en el Perú con la venia de otros presidentes, como Ollanta Humala. Según colaboradores eficaces, de la denominada ‘Caja 2’ de la constructora salieron 3 millones de dólares para la campaña de Humala, de los cuales 2 millones habrían sido entregados a través de su esposa Nadine Heredia y 1 millón mediante el publicista Vlademir Carreta.

Por este caso, Humala y Heredia fueron detenido preventivamente en julio de 2017 por el presunto delito de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir. No obstante, en abril de 2018 el Tribunal Constitucional los liberó. Su caso está próximo a iniciar en juicio oral, luego de que la Fiscalía pidiera 20 años de prisión en su contra.

Ollanta Humala fue presidente de julio de 2011 a julio de 2016. Foto: Andina

Pedro Pablo Kuczynski tuvo un breve mandato de un año y ocho meses. Renunció en marzo de 2018 por el estallido de los ‘kenjivideos’, donde se ve al entonces congresista Kenji Fujimori —hijo de Alberto Fujimori— tratar de sobornar a su colega Moisés Mamani para cambiar su voto en contra de la vacancia del presidente.

A PPK se le indaga por el supuesto delito de lavado de activos con agravante de pertenencia a una organización criminal. Sus empresas habrían recibido pagos por 4,8 millones de dólares por parte de Odebrecht para los proyectos Trasvase Olmos e IIRSA Sur. Por ese motivo, en abril de 2019 el juez Jorge Chávez dictó tres años de prisión preventiva en su contra. Actualmente cumple arresto domiciliario.

PPK fue presidente de julio de 2016 a marzo de 2018. Foto: Andina

Presuntos sobornos a cambio de obras

Al dejar PPK el Gobierno, su entonces primer vicepresidente Martín Vizcarra asumió la conducción del Estado. En su gestión, que duró dos años y ocho meses, surgieron destapes claves que llevaron a investigaciones en su contra por presuntos delitos cometidos cuando era gobernador regional de Moquegua. Indagaciones periodísticas revelaron que habría recibido 41 millones de soles del consorcio ICCGSA-Incot para adjudicar la construcción del Hospital de Moquegua. Asimismo, habría obtenido 1 millón de soles del consorcio Obrainsa-Astaldi para otorgar la buena pro de la obra Lomas de Ilo.

Esto propició que Martín Vizcarra fuera vacado por el Congreso el 9 de noviembre de 2020 por la causal de incapacidad moral permanente. El Poder Judicial le impuso comparecencia con restricciones.

Vizcarra Cornejo también fue cuestionado por su presunta intervención para la contratación irregular del cantantante Richard Cisneros en el Ministerio de Cultura y su vacunación irregular con dosis del ensayo clínico de Sinopharm,

Martín Vizcarra fue presidente de marzo de 2018 a noviembre de 2020. Foto: Andina

Cinco días de régimen

Luego de que Martín Vizcarra fuera destituido del cargo de presidente, Manuel Merino se hizo del Gobierno y solo duró cinco días en el sillón de Pizarro. Ello debido a que la ciudadanía se levantó y tomó las calles para expresar su rechazo. Durante las manifestaciones se denunció que decenas de personas fueron detenidas irregularmente y la represión policial cobró la vida de dos jóvenes.

La Fiscalía lo investiga preliminarmente por los presuntos delitos de “abuso de autoridad, homicidio doloso en agravio de Bryan Pintado e Inti Sotelo, lesiones graves y lesiones leves y desaparición forzada en agravio de personas, delitos cometidos en el contexto de violación de derechos humanos”.

Manuel Merino fue presidente del Congreso. Foto: Andina

¿Qué le espera al Perú en el nuevo Gobierno?

Luego del régimen de Manuel Merino, considerado como golpe de Estado, Francisco Sagasti tomó las riendas del Perú en medio de una severa crisis política, social y sanitaria. Ahora, ocho meses más tarde, a puertas de dejar el Gobierno, ha iniciado el proceso de transferencia al mandatario electo Pedro Castillo.

El maestro cajamarquino tendrá la responsabilidad de continuar con el proceso de vacunación de la población, reactivación de la economía y promoción del empleo, pero también deberá cumplir con las expectativas de cambio que planteó durante su campaña.

“El primer reto es empezar a cumplir con las expectativas de cambio que su candidatura ha generado. No necesariamente en cumplir con generar una nueva Constitución, porque la encuesta IEP de hoy (sábado 24 de julio) también muestra que los votantes de Castillo quieren cambios y no necesariamente cambios en la Constitución. Lo primero es cumplir con esas expectativas sociales”, manifestó la politóloga María Paula Távara a La República.

Pedro Castillo asumirá funciones como presidente de la República el 28 de julio. Foto: La República

Asimismo, la experta destacó que otro de los retos que enfrentará Castillo Terrones será el de mantener un equilibrio que logre mantener a raya —sobre este tema de corrupción— la presencia de Vladimir Cerrón y de figuras vinculadas al gobierno regional de Junín, ya que una buena parte están siendo investigados por Los Dinámicos del Centro. “Si quieres hacer una lucha anticorrupción tienes que empezar mostrando el ejemplo desde tu gestión”, dijo Távara.

En esa misma línea, la especialista en Ciencias Políticas Andrea Paico comentó que Castillo se enfrentará incluso a las acusaciones de políticos por esa supuesta ilegitimidad de su elección, mismas que continuarían durante toda su gestión. Además, señaló que el caso de Los Dinámicos del Centro podría ser un aliciente para buscar desacreditarlo.

“A pesar de que Pedro Castillo ha sido un invitado (de Perú Libre), está rodeado de las investigaciones contra los dirigentes de su partido y, ahora último, con este caso de Los Dinámicos del Centro. Efectivamente, tanto la pandemia como los efectos económicos de esta van a complicar bastante el mandato de Castillo”, expresó Paico.

Para María Paula Távara, el presidente electo tendrá que demostrar su compromiso con la lucha contra la corrupción y “dar muestras de transparencia” durante su gestión.

Pedro Castillo superó a Keiko Fujimori por más de 44.000 votos. Foto: EFE

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.