EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la tercera vacunatón

Sagasti: Decir que la vacuna de Sinopharm es agua destilada es irresponsable y hasta criminal

Política LR

Anteriormente, Francisco Sagasti reconoció que el Perú debe ampliar su capacidad de vacunación. Foto: Antonio Melgarejo/La República
Anteriormente, Francisco Sagasti reconoció que el Perú debe ampliar su capacidad de vacunación. Foto: Antonio Melgarejo/La República

El mandatario reiteró que las vacunas contra la COVID-19 están aseguradas hasta enero del 2022, ya que fueron adquiridas en varios laboratorios del mundo.

Publicidad

El presidente de la República, Francisco Sagasti, se refirió a las críticas que varios detractores de su gestión hicieron sobre la vacuna contra el coronavirus (COVID-19) proveniente del laboratorio chino de Sinopharm.

Sobre ello, el jefe de Estado calificó de “irresponsable y hasta criminal” que algunos políticos hayan afirmado que la vacuna china es “agua destilada” ya que, según dijo, evidenció su efectividad en varios ensayos clínicos.

“Es absurdo pensar de esa manera y es absolutamente irresponsable de aquellos políticos, y algunos que se supone que son médicos, decir que la vacuna (de Sinopharm) es ‘agua destilada’. Eso es irresponsable y hasta criminal. La vacuna es más compleja, por eso hay que meternos a estudiar las cosas en detalle. Sinopharm es una empresa estatal china. Tiene varios laboratorios y varios lugares donde se produce”, declaró durante una entrevista en RPP este miércoles.

Seguidamente, Sagasti explicó que cuando empezó la pandemia, Sinopharm trabajó en paralelo dos tipos de vacunas: una que se trabajó en Wuhan y otra en Beijing.

“Entonces, cuando se hicieron los estudios clínicos en los laboratorios Sinopharm en todas partes del mundo, incluyendo en el Perú, probaron los dos tipos de vacunas en los ensayos clínicos. Esto significa que a dos tercios de voluntarios se le pone la Sinopharm Wuhan, a otros la Sinopharm Beijing y a otros un placebo que no es nada”, acotó.

En esa misma línea, el jefe de Estado sostuvo que los resultados demostraron que la vacuna Sinopharm producida en Beijing es altamente efectiva y que incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) la incluyó en los paquetes de vacunas que se entregan en Covax Facility.

“Lo que se encontró es que la vacuna de Wuhan, que tiene otra composición distinta, no era muy efectiva. Por eso es que en el Perú insistimos en solo comprar la vacuna de Beijing”, añadió.

Por otro lado, reiteró que las vacunas contra la COVID-19 fueron adquiridas a diversos laboratorios del mundo, por lo que están aseguradas hasta enero del próximo año.

“Tenemos un total de 78,7 millones de vacunas y acabamos de firmar un contrato con el Fondo Ruso de Inversiones Directas que negocia la vacuna del laboratorio de Gamaleya por 10 millones de aplicaciones (….) Ya tenemos alrededor de casi 100 millones de dosis aseguradas”, señaló.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.