Abimael Guzmán - Crónica sobre el proceso de identificación y cremación de los restos del cabecilla terrorista
Selección peruana - La lista de convocados de Ricardo Gareca para la próxima fecha triple de las Eliminatorias

La historia real del operativo de “Los Dinámicos del Centro”

Proceso. En el expediente solo aparece el operativo del 15 de junio. Por la logística y tener que enviar personal desde Lima, era imposible planificar un operativo en menos de 48 horas.

Coordinación. La fiscal Bonnie Bautista planificó el operativo con el comandante Luis Revilla de la Diviac, con sede en la base policial de Mazamari. Foto: Justicia TV
Coordinación. La fiscal Bonnie Bautista planificó el operativo con el comandante Luis Revilla de la Diviac, con sede en la base policial de Mazamari. Foto: Justicia TV
César Romero

¿Desde Lima, el Ministerio Público frustró un operativo contra Los Dinámicos del Centro el 4 de junio último, horas antes de la trascendental elección presidencial de segunda vuelta? La respuesta es no. La República no ha podido encontrar en el expediente de este caso, a cargo de la fiscal provincial Bonnie Brandy Bautista Catunta y la jueza de investigación preparatoria, July Eliane Baldeón Quispe, algún documento o comunicación que confirme la existencia de un operativo alrededor de esa fecha.

Es probable sí, que un sector de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía Nacional haya previsto un operativo, pero logística y presupuestalmente habría estado vigente entre el 14 y 31 de mayo. Un dato al respecto aparece de manera referencial en un acta levantada por la fiscal Bautista, cuando realizaba las coordinaciones para el operativo que se realizó el 15 de junio.

La República no ha podido obtener información del alcance y nivel de coordinación de los preparativos de la policía en mayo. Lo extraño es que esos actos previos, de haber existido oficialmente, no se coordinaron con la fiscal Bonnie Bautista, que estaba a cargo del caso. Al menos no documentalmente. Sin la participación de la fiscal a cargo de un caso, la Policía no puede realizar un operativo legalmente válido.

Ese dato confirma información extraoficial obtenida y publicada anteriormente por este medio sobre que un sector de la Policía presionó a la Fiscalía para realizar un operativo en Huancayo, en víspera de la segunda vuelta, con una evidente intención de perjudicar la candidatura presidencial de Perú Libre y al candidato y hoy virtual presidente electo Pedro Castillo Terrones. Las presiones no tuvieron éxito.

Los documentos hablan

En abril del año 2019, la fiscal Bonnie Bautista, del Segundo Despacho de las Fiscalías Anticorrupción de Junín, inició una investigación para identificar y encontrar pruebas de la existencia de “una presunta organización denominada Los Dinámicos del Centro que venía operando desde hacía muchos años atrás (2012-2013) y varios de sus integrantes se encontraban enquistados en un sindicato en la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones (DRTC) del Gobierno Regional (GORE) de Junín, durante los diferentes periodos gubernamentales regionales, y quienes por ser nombrados rotarían y pugnarían por ocupar puestos estratégicos al interior de la DRTC”.

“Sindicato que tendría el poder de ‘sacar’ a los directores que son colocados por el Gobierno regional de turno si es que no se ajustan a sus intereses, los mismos que ya en años anteriores habrían formulado ‘seudo denuncias’ respecto a ‘cobro de cupos’ al interior de la DRTC, consentido por sus directores y diversos funcionarios que han pasado por los cargos sin que se haya realizado al día de la fecha alguna acción efectiva para erradicar esta presunta red de corrupción que se encuentra enquistada en la misma”.

Página 2 de la solicitud de la fiscalía de prisión preventiva

Este es el marco fáctico de hechos por los cuales, el viernes 14 de mayo, la fiscal Bautista presentó, a través de la plataforma virtual de la Mesa de Partes de la Corte Superior de Junín, un pedido de prisión preventiva de 38 objetivos, presuntos integrantes de una organización criminal, solicitando contra ellos detención preliminar y orden de allanamiento, descerraje, registro domiciliario e incautación de cualquier objeto de interés para la investigación. El documento consta de 3.000 folios (páginas, se cuenta anverso y reverso).

Dicho pedido llegó al despacho de la jueza July Baldeón, en algún momento del lunes 17 de mayo, y de inmediato se dispuso su análisis. El jueves 20 de mayo, la jueza le solicitó a la fiscal información adicional sobre los antecedentes de dicha investigación. Eso es usual en este tipo de casos. La resolución judicial debe justificar la medida de detención y allanamiento domiciliario para cada uno de los 38 objetivos y domicilios.

La fiscal Bonnie Bautista respondió el requerimiento de la jueza, mediante la mesa de partes virtual el lunes 24 de mayo. Es desde esta fecha que debe contarse el tiempo que la magistrada utilizó para estudiar el expediente, tomar una decisión, emitir la resolución y notificar. En total, una semana completa, incluyendo sábado y domingo. Lo que supone, que en realidad fueron cinco días, un plazo bastante razonable. El Poder Judicial no se demoró en decidir.

La resolución judicial indica que la fiscalía pidió la detención el 14 de junio y agregó información el 24 de junio.

Coordinaciones con la Policía

El martes 1 de junio, la jueza dictó la resolución de detención preliminar y allanamientos de 36 objetivos, más el allanamiento de 9 locales. Rechazó el pedido respecto de dos personas y dispuso la notificación inmediata. Esa resolución fue recibida por la fiscal Bonnie Bautista ese mismo día, pero a las 19 horas con 39 minutos. Era ya de noche.

Lo primero que se estila en estos casos es sacar un par de copias físicas del documento y distribuirlo entre el personal de confianza de la fiscal para proceder a su lectura cuidadosa e íntegra. Debe verificarse que el juzgado ha transcrito todos los nombres y direcciones correctamente. Un error en una letra o número puede afectar todo el procedimiento posterior. Lo mejor es prevenir. Esa lectura debió terminar pasadas las diez de la noche o aún más tarde.

De acuerdo con un acta de incidencias, el miércoles 2 de junio, la fiscal Bonnie Bautista se comunicó telefónicamente con el mayor PNP Julio César Alarcón Horna de la Diviac para informarle que la jueza ya había emitido la resolución de detención preliminar y se debía proceder a elaborar el ‘Plan de Trabajo’. Esto supone establecer cuántos policías, fiscales y qué unidades policiales participarán en la detención, allanamiento de cada domicilio y seguridad periférica.

El mayor Alarcón Horna solicitó y obtuvo una copia de la orden de detención, de acuerdo con la Fiscalía. Recién, luego de recibir toda la información, el referido oficial policial le comunicó a la fiscal Bautista que para el operativo debía comunicarse con el comandante Luis Doyler Revilla Plasencia, jefe de la División de Investigaciones de Alta Complejidad, con base en Mazamari. La fiscal lo hizo.

Efectivamente, el jueves 3 de junio, la fiscal Bautista realizó una reunión de trabajo virtual con el comandante Revilla. Este le indicó que en ese momento no disponían de los fondos económicos para movilizar a los policías necesarios y que los debía gestionar a su comando.

Le explicó que ciertamente habían tenido un presupuesto para dicho megaoperativo en Huancayo, pero al no haberse realizado en mayo, de acuerdo con las disposiciones de control institucional, el 31 de mayo lo habían devuelto. Ahora, se debía gestionar de nuevo. Por ese motivo, se estableció como fecha probable para realizar el operativo de detención de Los Dinámicos del Centro entre el 14 o 15 de junio, de acuerdo con los registros de la Fiscalía.

Los Dinámicos del Centro, "Plan de Trabajo".

Planificación real

Realizar un operativo de esa envergadura dentro de las 24 horas siguientes era imposible, sobre todo, tratándose de provincias. Ciertamente, en Lima, en el caso Lava Jato, que periodísticamente se está utilizado cómo modelo ideal de operativos, puede realizarse dentro de ese plazo. Pero, dicho caso es una excepción a la regla.

El resto de fiscalías no cuentan con la misma atención y despliegue de recursos económicos y de personal. Cualquier periodista que cubra la actividad fiscal más allá del caso Lava Jato lo conoce muy bien. En la capital hay suficientes policías y fiscales, por lo que movilizarlos de un punto a otro de la ciudad no requiere mayor esfuerzo y coordinación.

Para provincias es otra historia. Esto se observa claramente en los documentos de la Fiscalía de Huancayo. Para un operativo en provincias, se requiere movilizar efectivos policiales y fiscales desde Lima u otras ciudades. El personal se moviliza en avión, si hay aeropuerto y aviones disponibles en la zona o tienen que viajar por tierra en bus particular.

Luego, este personal antes de poner un pie fuera de la ciudad debe recibir viáticos y coordinar hospedaje, entre otros detalles. En el presente caso, el traslado de los fiscales fue en avión Lima-Jauja y, luego por tierra, hasta Huancayo. El vuelo Lima-Jauja demora 40 minutos y ya sabemos que se requiere al menos una hora para el embarque. El viaje de Jauja-Huancayo son cinco ahora en auto particular y hasta seis hora en bus de transporte privado.

Un funcionario del Estado no puede gastar un sol y luego recibir reembolso, como podría ser en la actividad privada. Los gastos se realizan dentro de las fechas programadas, luego de la recepción del dinero. Cualquier otro gasto previo no entra en los viáticos, pues se incurre en falta administrativa y posible delito de malversación de fondos.

Si se habría planificado un operativo para el 4 de junio, que alguien desde Lima ordenó suspender, debieran haber muchas evidencias, aunque sea referenciales de la movilización de policías y fiscales para esa fecha. Eso no aparece por ningún lado. Planificar y realizar un operativo, no es pues marcar un número y hablar por teléfono. Así no funcionan las cosas.

Mazamari y Arturo Cárdenas

Hay otro documento de la Fiscalía que descarta que se hubiera planificado un operativo para el viernes 4 de junio, como buscaban los seguidores de Fuerza Popular y de la candidatura de Keiko Fujimori, en un afán de cambiar el resultado de la elección presidencial.

Ese día, la fiscal Bautista solicitó al juzgado que aclare la resolución de detención preliminar, pues en la página 193 se advierte que la medida no procedería respecto de los implicados Eidelber Núñez Gutiérrez y Gabriela Casahuilca Taipe, pero en la parte resolutiva no se resuelve nada, sobre dichos ciudadanos.

Los Dinámicos, rectificación.

Es más, al revisar el expediente fiscal, se encuentra que meditante un oficio, que tiene como fecha el domingo 6 de Junio, día de las elecciones, el comandante Revilla le comunica a la fiscal que por acciones de observación, vigilancia y seguimiento (OVISE) que se venían realizando en un inmueble ubicado en la avenida Catalina Huanca, El Tambo, Huancayo, el viernes 28 de mayo; al fin se había podido ubicar al investigado Arturo Cárdenas Tovar. La Policía lo había podido observar al estacionar su camioneta y verlo, luego, al asomar por una ventana de dicho inmueble.

Con esta información, la Policía le pidió a la fiscal que solicite a la jueza el allanamiento, registro domiciliario e incautación en el mencionado inmueble de la avenida Catalina Huanca. La Policía subraya que, al momento en que la Fiscalía solicitó la detención de Los Dinámicos del Centro, en mayo, no tenían localizado al secretario general de Perú Libre.

En caso de haberse planificado un operativo el 4 de junio, como se dice, lo lógico sería que el comandante Revilla comunicara este detalle a la fiscal en su comunicación telefónica del 3 de junio. Sobre todo si, para ese día, pareciera que Arturo Cárdenas se había convertido en objetivo prioritario de dicho operativo. Si el jefe policial decidió no comunicar de inmediato fue, uno, porque no había operativo inminente y, dos, porque decidió tener confirmación de esa presencia el domingo 6 de julio, día de las elecciones.

Los Dinámicos, informe reservado de la policía.

Con el membrete de reservado, dicho informe N.º 048-2021 del comandante Revilla que informa de la localización de Cárdenas, llegó a manos de la fiscal el 7 de junio. Ese mismo lunes, la jueza Baldeón emitió la resolución precisando que la orden de detención preliminar no incluye a los investigados Eidelber Núñez y Gabriela Casahuilca.

De inmediato, tras apenas recibir la comunicación policial, ese mismo 7 de junio, la fiscal solicitó a la jueza Bonilla que amplíe su resolución, luego de que la Policía había logrado dar con la real ubicación del investigado Arturo Cárdenas. La fiscal solicitó que ordene el allanamiento, registro domiciliario, incautación de bienes y descerraje, incluyendo el quebrantamiento de cerraduras de roperos, lockers, oficinas privadas, cajas fuertes, cajas de seguridad y otros.

La jueza acoge dicho pedido ampliatorio el 10 de junio. Esto mostraría que si Arturo Cárdenas no pudo ser detenido, esto no fue consecuencia de que se frustrara un operativo el 4 de junio, de lo que no existe registro oficial. Lo real es que la Policía nunca estuvo segura de su ubicación.

Llama también la atención que en ninguna parte de los documentos se advirtiera de la filiación política de este personaje, pues tratándose del secretario general de un partido político que participa en las elecciones, es lógico que durante esos meses de campaña nacional no haya tenido un domicilio fijo en Huancayo.

Los Dinámicos, resolución que amplia allanamiento de casa.

Plan de Trabajo

Adicionalmente, el mismo martes 8 de junio, la fiscal Bonnie Bautista envió un oficio al fiscal superior coordinador nacional de las Fiscalías Especializadas en Delitos de Corrupción de Funcionarios, Omar Tello Rosales, para informarle el ‘Plan de Trabajo’ para la ejecución del operativo del caso Los Dinámicos del Centro, a fin de que apoye con personal fiscal y otros que corresponda. Este oficio aparece como la única comunicación oficial de la fiscal Bonnie Bautista con el fiscal superior coordinador en Lima.

Los Dinámicos, oficio a Omar Tello.

El ‘Plan de Trabajo’ señala que el operativo se ejecutará la madrugada del 15 de junio y que se requiere un total de 41 fiscales, de los cuales 40 realizarán su labor en la ciudad de Huancayo y uno en Satipo. La fiscal Bautista precisó que las fiscalías de Huancayo solo cuentan con un total de 8 fiscales, por lo que el coordinador nacional deberá disponer el apoyo de 33 fiscales provinciales.

Adicionalmente, el 10 de junio, también solicitó al fiscal superior de las fiscalías en Junín que disponga la participación de los 6 fiscales de Huancayo que participarán en el operativo del 15 de mayo. Estos fiscales locales salieron del primer, tercer y cuarto despacho de las fiscalías anticorrupción. Además, le informa que solicitó el apoyo de otros 33 fiscales de Lima.

Lima destacó a 33 fiscales de apoyo

El 11 de junio, el fiscal superior Omar Tello emite la resolución administrativa que permite movilizar el personal fiscal hasta Huancayo. La resolución dispone la participación de fiscales de la Selva Central (1), Huancavelica (2), Pasco (5), Ayacucho (7), Callao (2), Lima Sur (2), Lima Este (1) Lima (8) y de la sede central Lima (5).

Ellos se desplazaron de Lima a Jauja en avión y de Jauja a Huancayo en bus. La mayoría para prestar apoyo desde el lunes 14 de junio y retorno el miércoles 16 de junio, por lo que estarían presentes solo en las detenciones. Otro grupo permaneció hasta el sábado 19 de junio para diligencias adicionales.

Los dinámicos, destaque de fiscales grupo 1.

Los dinámicos, destaque de fiscales grupo 2.

Objetivos cumplidos

Los documentos de la Fiscalía analizados para esta nota dan cuenta de una secuencia lógica para la planificación y desarrollo de un megaoperativo de gran envergadura en provincias. Además, por la falta de personal fiscal local, es usual, por seguridad y evitar filtraciones, que se requiera el apoyo de Lima y eso difícilmente se realiza en 24 horas.

Pese a todo, el operativo tuvo éxito si se tiene en cuenta que de 36 objetivos se pudieron capturar a 26 personas y allanar todos los domicilios fijados. Entre los detenidos, estuvieron los cuatro ‘puntos nodales’ u ‘hombres claves’ que la Fiscalía identifica como el núcleo de Los Dinámicos del Centro: Delio Caysahuana Martínez, José Lagunas Alvarado, Richard Mendoza Ticse y Felix Miranda Vilcahuman. Además, se incautó una importante suma de dinero que permanece en poder de las autoridades.

Entre los 10 que evadieron inicialmente la orden de detención preliminar estaban, ciertamente, Arturo Cárdenas y Eduardo Bendezú, que políticamente han adquirido gran notoriedad desde mayo, pero que, en la estructura de la organización criminal que la Fiscalía presentó al juzgado ese mes, aparecen como colaboradores indirectos, es decir cómplices funcionales de los ‘hombres claves’ antes identificados.

Además, de los 10 que no fueron detenidos, la Fiscalía solo solicitó prisión preventiva para 6. La decisión de la jueza de denegar la prisión preventiva de 20 investigados, 14 de los cuales estaban detenidos, tiene otra explicación: la falta de concordancia entre el objetivo primigenio de la investigación, respecto de los datos expuestos en las audiencias públicas, que ponen la fuerza probatoria en los actores políticos.

La intromisión política si puede arruinar una investigación, en cualquier estado de una investigación.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.