David Acosta sobre audios de Montesinos: La praxis judicial ha convalidado este tipo de pruebas

Abogado penalista explica que Pedro Rejas, excandidato de APP, podría recibir seis años de cárcel por querer quebrantar la voluntad popular.

Experto indica que este hecho se puede catalogar como tráfico de influencias. Foto: Difusión
Experto indica que este hecho se puede catalogar como tráfico de influencias. Foto: Difusión
Hugo  Rodríguez

Las coordinaciones hechas por Pedro Rejas Tataje, excomando Chavín de Huántar y excandidato al Congreso de la República por Alianza Para el Progreso (APP), con el exasesor presidencial Vladimiro Montesinos, según los audios difundidos, le costaría un proceso penal que puede castigarse con hasta seis años de cárcel.

Según explicó el abogado penalista David Acosta Arana, estos supuestos sobornos a magistrados del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para favorecer a la candidata por Fuerza Popular, Keiko Fujimori, se puede catalogar como delito de tráfico de influencias para quebrantar la voluntad popular en las urnas.

“Todos los actores están plenamente identificados: Montesinos, Pedro Rejas Tataje, quien fue jefe de campaña de Fuerza Popular en el 2011, e incluso Sendón. En el Inpe ya se ha iniciado una investigación para determinar a los responsables. En cuanto a Pedro Rejas Tataje, sería investigado por el delito de tráfico de influencias. El Código Penal sanciona con cárcel no menor de cuatro años ni mayor de seis este delito”, explicó a Causa Justa.

Acosta Arana agregó, además, que el Poder Judicial incluiría el audio como medio probatorio, incluso si este fue grabado sin el consentimiento de Montesinos. “La praxis judicial ha convalidado este tipo de pruebas. Ya hemos tenido casos parecidos, como los ‘Mamanivideos’. El congresista, con la clara intención de querer mostrar la corrupción dentro del Congreso al comprar votos, se grabó. En este caso ocurre lo mismo”, sostuvo.

Como se conoce, el último jueves, el excandidato Fernando Olivera difundió audios en los que el exjefe del SIN coordina con Pedro Rejas Tataje, su hombre de confianza, presuntos sobornos a tres magistrados del máximo organismo electoral, para revertir los resultados de los comicios y favorecer a Keiko Fujimori.