URGENTE - Vacunación de jóvenes de 21 y 22 años inicia este lunes 27 de setiembre

El Congreso se apresura en debatir el retorno a la bicameralidad

Especialistas advierten que el Parlamento está actuando de manera improvisada y consideran que esta reforma constitucional no debe aprobarse en estos momentos.

La Comisión de Constitución aprobó dividir la tercera legislatura para debatir esta reforma constitucional. Foto: difusión
La Comisión de Constitución aprobó dividir la tercera legislatura para debatir esta reforma constitucional. Foto: difusión
Piero Espíritu

A los actuales congresistas les quedan pocos días para mantenerse en sus puestos, por lo que han acelerado los debates sobre reformas constitucionales, entre ellas se encuentra el retorno a la bicameralidad en el Congreso. El Poder Ejecutivo se pronunció sobre esta importante iniciativa y pide que sea debatida con calma, así como también, sean los próximos parlamentarios quienes decidan o no su aprobación.

Este tipo de medidas necesitan ser debatidas en dos legislaturas por lo que el último miércoles 12 de mayo, la Comisión de Constitución aprobó que la actual sea divida en dos para discutir sobre esta y otra reforma constitucional antes que los legisladores finalicen sus funciones.

Usualmente hay dos legislaturas anuales, de aprobarse en el Pleno del Congreso esta norma de la comisión, llegarían a ser cuatro.

Luis Valdez (APP), presidente del mencionado grupo de trabajo, señaló que el objetivo sería que este Congreso “pueda irse con la la conciencia tranquila, sabiendo que dejamos al país un Estado más democrático”.

Sin embargo, este Parlamento ya ha demostrado que aprobar dictámenes sin analizarse adecuadamente puede generar pérdidas millonarias al país. Desde que asumieron sus cargos, han aprobado varias leyes que posteriormente fueron declaradas inconstitucionales por el Tribunal Constitucional (TC). En consecuencia, el pago a sus asesores, investigadores, entre otros integrantes para formular estas leyes, fue en vano.

El presidente Francisco Sagasti consideró que el debate sobre el retorno a la bicameralidad se está haciendo de forma “apresurada” y debería hacerse con más tranquilidad.

“Es un tema que se está haciendo de manera apresurada. Yo considero que una reforma constitucional tan importante como crear una segunda cámara debiera analizarse con detenimiento, sin prisa, sin apuros, y tratar de examinar de tal manera que si llegamos a la bicameralidad, tengamos un Poder Legislativo que realmente sirva a la ciudadanía, que realmente haga leyes que nos ayudan a todo y no pasen leyes de manera atropellada”, declaró a la prensa.

Asimismo, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, también se pronunció sobre el tema y deslizó la posibilidad de que la propuesta sea debatida por el próximo Parlamento.

“Me parecería excelente debatir la bicameralidad, pero para eso se requiere tiempo y me temo que una reforma seria, tan sustantiva, debería darse un periodo mayor... De repente este mismo Congreso puede empezar a debatirla y dejarle al siguiente la oportunidad que en una nueva legislatura la apruebe. Con este nuevo Congreso no se acaba el Poder Legislativo, se renueva cada cinco años, igual que el Ejecutivo”, expresó a Canal N.

App. Luis Valdez, presidente de la Comisión de Constitución. Foto: difusión

Los peruanos ya han rechazado la bicameralidad

En diciembre de 2018, se sometió a referéndum cuatro reformas constitucionales, tres de ellas fueron aprobadas por la ciudadanía, la única rechazada fue el retorno a la bicameralidad. Fue el mismo expresidente Martín Vizcarra quien pidió aprobar estas normas, pero en esta última cambió de parecer porque acusó al Congreso de haberla “desnaturalizado”.

El Parlamento había modificado esta propuesta pidiendo que el Ejecutivo no pida una cuestión de confianza sobre iniciativas legislativas. Esta figura es una garante del equilibrio de poderes y al negarla, Vizcarra se opuso y pidió a la ciudadanía que haga lo mismo.

El efecto fue abrumador, ya que más del 90% de los peruanos votó a favor de las tres primeras leyes y negó el retorno a la bicameralidad.

“El Congreso está actuando de manera improvisada”

El constitucionalista César Delgado-Guembes considera que, de ser aprobada la norma, esta sería constitucional. Asimismo, agrega que los congresistas tuvieron tiempo de debatir estas propuestas en el pasado y no lo hicieron.

“No creo que sea inconstitucional porque el procedimiento de desdoblar la tercera legislatura en dos, tendría que haber tenido una previsión constitucional, pero no es la constitución la que te dice en cuántas legislaturas se divide el año legislativo. Se puede reformar el reglamento del Congreso y decir que esta legislatura se va a dividir en dos”, dijo para La República.

“Pero estás atentando con principios políticos sustanciales, es un problema metaconstitucional, que tiene que ver con el mal o buen uso de las normas y la capacidad de dictarlas. No puedes estar cambiando las reglas cuando se te ocurren... Todo eso que están haciendo ahora han podido hacerlo en estas tres legislaturas y no lo han hecho por negligencia, incompetencia, inexperiencia o porque no han querido hacerlo. El Congreso está actuando de manera improvisada”, apunta.

Sagasti considera que el Congreso se está apresurando en debatir esta reforma. Foto: difusión

“Esta reforma no debe hacerse”

A diferencia de Delgado-Guembes, el abogado y constitucionalista Omar Cairo considera que es ilegal aprobar esta reforma a partir de la creación de una cuarta legislatura debido a que no estamos en una situación de emergencia congresal.

Sí, sería inconstitucional porque estaría hecha con la finalidad de hacer una reforma constitucional y no como un mecanismo de emergencia que es como se utilizó las anteriores veces. Para las reformas constitucionales se requieren de dos legislaturas ordinarias consecutivas, que son regulares y no legislaturas que se construyen a través de una partición como esta, salvo en situaciones de emergencia que hoy en día no hay ningún apremiante que justifique y se haga una división”, indicó a este diario.

“Las excepciones no han habido de partir la legislatura fueron realizadas por emergencia, a partir de situaciones imprevistas, pero no hay nada imprevisto. Ahora lo que hay es la intención futura de hacer una reforma constitucional rápidamente. Eso no justifica que se haga una excepción”, añade.

Asimismo, insistió en que el Congreso no debe aprobar realizar una cuarta legislatura y asevera que la reforma constitucional aparenta ser una norma hecha en beneficio para los próximos parlamentarios.

Esta reforma no debe hacerse porque estamos en un momento de confusión, apresuramiento y confrontación. En una circunstancia como esta no se debe cambiar el diseño de la estructura del funcionamiento del poder del Estado. Parece una reforma hecha con nombre propio para los congresistas del 2021-2026 y el próximo presidente”, enfatizó.

“No nos garantiza que se ejecuten bien las leyes”

Por su parte, la docente de Ciencias Políticas la PUCP, Marylia Cruz, aseveró a La República que la bicameralidad tiene el beneficio que mejora la discusión de las normas que se puedan realizar y la representación política.

Hemos tenido leyes que se han discutido con poco tiempo y poca calidad. Es muy precario lo que se tiene. Por otro lado, también es bueno para la representación política, ya que los congresistas a diferencia de la población, son muy pocos”, indica.

En esa misma línea, la especialista considera que la ciudadanía no siente la utilidad de que el Poder Legislativo apueste por la norma, ya que fue rechazada en 2018.

La bicameralidad no nos garantiza que se ejecuten bien las leyes. Cuando una institución no cuenta con legitimidad ocasiona más daños que beneficios. Creo que el principal incentivo que tienen los congresistas es salir de esta prohibición de la no reelección de los congresistas”, comenta.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.