PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿Qué se sabe de la movilización programada para este lunes 27 de junio?

Jóvenes del bicentenario: les interesa la política, pero no están informados

Perfil. Universidad Católica de Santa María publicó estudio sobre el perfil de jóvenes entre 18 y 30 años de Arequipa. Resultados revelan una ciudadanía en construcción que debería ser más rigurosa al filtrar a los candidatos actuales.

En noviembre del 2020, miles de jóvenes en las calles consiguieron derribar al gobierno de facto de Manuel Merino. Foto: La República.
En noviembre del 2020, miles de jóvenes en las calles consiguieron derribar al gobierno de facto de Manuel Merino. Foto: La República.
Juan Carlos Soto

Fue una breve primavera democrática. En noviembre de 2020, miles de jóvenes en las calles consiguieron derribar al gobierno de facto de Manuel Merino, el presidente del Congreso convertido sorpresivamente en inquilino de palacio de gobierno después de un proceso de vacancia express al cuestionado Martín Vizcarra, involucrado en actos venales cuando era gobernador de Moquegua (2011-2014)

“No marchamos por Vizcarra sino por el Perú” era la arenga callejera de estos ciudadanos noveles que deslindaron con el ya oscuro Vizcarra, pero también rechazaron a una mayoría congresal sospechosa de hacerse del poder absoluto del país.

La actuación principista, que rechazó la participación de los partidos tradicionales y dirigentes sociales en las manifestaciones, aún despierta la inquietud de los analistas. ¿Fue un ímpetu nervioso, una reacción momentánea o es que los jóvenes, llamados pomposamente la Generación del Bicentenario, despertaban de un largo letargo. Desde la implantación del modelo económico de libre mercado, con el fujimorismo a la cabeza, la política fue extirpada de las universidades. Eran tiempos difíciles donde la militancia se confundía con el terrorismo.

Treinta años después, ¿se puede afirmar que la juventud se ha comprado el pleito de participar en política? La Universidad Católica de Santa María de Arequipa intenta resolver esta interrogante en un libro digital que delinea el perfil electoral de los jóvenes arequipeños que también participaron en estas movilizaciones. Entrevistaron a 400 personas de esas edades. Los resultados fueron sometidos a la interpretación de politólogos, docentes y periodistas. La mayoría de especialista concluye que aún es prematuro advertir ello.

La mayoría de sondeados dice que tiene interés en política y en las elecciones venideras, empero no militan en un partido o movimiento político. Como sostuvo el periodista Jorge Turpo Rivas, uno de los escribas del libro, las actuales organizaciones no atraen a la nueva militancia. Son grupos precarios, surgidos solo en elecciones y copados por jerarcas que miran a la política como un buen negocio. El 69% de los encuestados admitió que no revisa las hojas de vida de los candidatos, postulantes de la presidencia de la República y Parlamento. Esta documentación es clave, sirve para conocer si los aspirantes tienen antecedentes penales, patrimonio económico, experiencia, etc. El 77% tampoco lee planes de gobierno, fundamentales para discutir si las propuestas son viables.

Otro dato que merece la atención. 70% se declara centro-independiente. Eso confirma la muerte de las ideologías y la dictadura del pragmatismo. Sobre ello, el director de Ciencia Política de esta casa de estudios, Anthony Medina hace un alcance valioso. Plantea la idea de la repolitización, interés en la política, pero desideologizada, vaciada de ideas.

El 92% se declara demócrata; sin embargo, considera que ese sistema aún no funciona. Una queja mundial. El estudio pone a la luz que la Generación de Bicentenario, pese a su entusiasmo, le falta cuajar.

Perfil del elector de la Generación del Bicentenario.