Candidato Edwin Martínez: biografía política de sentencias y escándalos

Juan Carlos Soto,Alexis Choque,

JuanJcsoto73SarmientoChoque

La Republica
Ilustración. Inspirada en la detención del alcalde Mariano Melgar en palacio de gobierno, con un candado pretendió encadenarse en la casa oficial para que lo escuchen.

Antecedentes. Ex alcalde de Mariano Melgar aspira a representar Arequipa en el Congreso. Encabeza la lista de postulantes de Acción Popular. En su historial acumula dos sentencias: una por peligro común y otra por nombramiento indebido de dos trabajadores cuando ocupó la alcaldía.

Juan Carlos Soto y Alexis Choque

“Volvería a romperle la cara a quien hable mal de una mujer”. Edwin Martínez Talavera, candidato de Acción Popular por Arequipa, responde de esa manera cuando le recordamos un pasaje de su polémica gestión como alcalde distrital de Mariano Melgar, periodo 2015-2018.

Según la denuncia policial, el regidor Alejandro Núñez Carpio, lo acusó de agresión física. Los incidentes ocurrieron el 27 de abril de 2018. Ese día hubo una sesión de concejo candente. Núñez Carpio reclamó a la autoridad edil por un comportamiento poco ético y fraterno durante un operativo. Mientras los serenos se enfrentaban con los parroquianos por el cierre de un prostíbulo, él se daba de abrazos-por decir lo menos- con una señorita en la vía pública.

Ese emplazamiento molestó al burgomaestre, sintió invadido su fuero privado y atacó al concejal con un puñete. “No permito que cualquier sujeto hable mal de una mujer” se justifica tres años después del incidente.

Sin embargo, el discurso profeminista de Martínez se cae con un audio en donde se oye su voz en una reunión con sus colaboradores. “Debe importarte un comino que Kety sea mujer, hoy me solucionas esta m...” le dice a uno de sus funcionarios para que presione a la gerenta de Obras, Ketty Valdivia Ureña.

Escándalos y exclusiones

El puñetazo no es su único escándalo. En noviembre de 2017, pasó la noche en la comisaría detenido por conducir ebrio. Para reducir el efecto de la condena de peligro común se acogió a la terminación anticipada. El juez Gino Valdivia le sentenció a un año con reserva de fallo y reglas de conducta que si las incumplía iba preso. Meses después, trascendió que este magistrado, recluido por recibir coimas, anuló su fallo y limpió a la autoridad.

El afecto de Martínez por las comisarías parece un hábito. En setiembre de 2018, cuando era postulante a la alcaldía de Arequipa, montó un show en palacio de gobierno. Los policías impidieron que se encadene en las rejas de la sede oficial, lo detuvieron y se lo llevaron a la comisaría de Moserrate-Lima.

La autoridad no está arrepentido del suceso. “Lo volvería a hacer para defender los derechos de mi pueblo”, dice. Es cierto, la municipalidad de Mariano Melgar, gestionaba ante el gobierno recursos para concluir un colegio y no atendían su demanda. Sin embargo, la forma del reclamo tiene el golpe efectista de un político en campaña. Nada de eso sirvió, Martínez fue excluido de la contienda electoral por incumplir las formalidades de la ley. Mención aparte, su fallida lista de regidores figuraba su pareja sentimental, Katerine Xespe, a la que defendió de los cuestionamientos del regidor Nuñez. ¿Le pareció una decisión ética postularse junto a ella?, le preguntamos. “Por qué no podría hacerlo, la ley no lo impide” responde.

¿Por qué Acción Popular avala candidatos con estos antecedentes? El exsecretario de partido en Arequipa, Thomás Gonzales, sostiene que en las internas se imponen el peso de los votos. Gonzales plantea además de las votaciones, un filtro previo para las precandidaturas en donde se revise antecedentes y currículum. Eso evitará errores como los cometidos en la anterior elección complementaria 2020. Rosario Paredes llegó a este Congreso por AP y fue más noticia por recortale el sueldo a una trabajadora.

Más denuncias

Ignacio Cayllahua es un mecánico de vehículos que llegó a AP de la mano de Martínez para ganar las elecciones de 2015 en Mariano Melgar. Confiesa que este le prometió el número 1 en la lista de regidores A cambio, dice Cayllahua, aportó diez mil dólares en efectivo y otros diez mil invertidos en propaganda y tareas propias de la campaña. La promesa se incumplió, a Cayllahua lo relegaron al puesto 2.

La relación de ambos quedó rota.”Ya no le tenía confianza, me estafó”, dice el actual concejal.

Cayllahua sostiene que su ex amigo es deshonesto y afirma que el patrimonio personal de este se hizo con dinero sucio. Por eso lo denunció ante el Ministerio Público por lavado de activos en setiembre de 2019. Sustenta que el exburgomaestre compró propiedades y vehículos a nombre de terceros que un sueldo de alcalde no hubiese permitido. Adquirió carros para sus tres hijos y pareja sentimental. De igual forma, una propiedad que en documentación figura como terreno, pero ahora es una vivienda de cuatro pisos en la urbanización Lara, distrito de Socabaya. La Fiscalía aún no se pronunció sobre el caso.

En febrero de 2020, también lo denunció ante la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios. La razón, haber avalado cuando aún era alcalde de Mariano Melgar el pago de S/ 32 000 a Josué Alarcón Casanova por servicios fantasma. El 13 de enero del 2021, la fiscalía amplió la investigación.

El candidato Yonhy Lescano pidió no votar por candidatos con antecedentes judiciales incluidos los de su partido. Martínez está de acuerdo con ello, pero no se da por aludido. Según él, sus condenas fueron faltas, aunque en las sentencias claramente precisan que son delitos penales. Las resoluciones de diciembre de 2020 del Poder Judicial de Arequipa rehabilitan los derechos de Martínez tras haber cumplido sus penas. Con eso se ha defendido de los intentos de tachas para sacarlo de carrera.

Nombramiento indebido de 2 trabajadores

El juez Percy Bellido Dávila condenó a Martínez por nombramiento indebido de cargo. Firmó el ingreso de dos trabajadores a pesar que no cumplían los requisitos. El más significativo es de Santiago Ynca Neyra, militante de Acción Popular que apoyó su campaña política y se convirtió en asesor de alcaldía siendo ingeniero químico. En la investigación se determinó que dicho funcionario además de no reunir el perfil de carrera ni experiencia, el título profesional no estaba en su legajo. Martínez aceptó el delito, se acogió a la terminación anticipada y recibió 77 días multa e inhabilitación del cargo. El concejo municipal lo vacó pero el Jurado Nacional de Elecciones lo repuso nuevamente.