Vacunagate: diplomáticos, rectores, empresarios y familiares en la lista

Wilber Huacasi

El fujimorista Alejandro Aguinaga se vacunó con su esposa. Cecilia Blume accedió a vacuna como "invitada". Jorge Jarama accedió a la vacuna con su esposa. Foto: composición / La República
El fujimorista Alejandro Aguinaga se vacunó con su esposa. Cecilia Blume accedió a vacuna como "invitada". Jorge Jarama accedió a la vacuna con su esposa. Foto: composición / La República

Son 468 las personas que recibieron las dosis de la vacuna Sinopharm, entre setiembre del 2020 y el 13 de febrero de este año. Surgen más nombres ajenos al estudio.

Las vacunas de Sinopharm que llegaron al país a inicios de setiembre del 2020, al margen del ensayo clínico, no solo fueron destinadas a altos funcionarios públicos del Gobierno. Ayer quedó en evidencia que las dosis también fueron aplicadas a empresarios, rectores de dos universidades, un candidato congresal fujimorista, familiares de una parlamentaria, personal de la Cancillería y, como si no fuera suficiente, algunos extendieron este acceso a otros miembros de su familia.

Como consecuencia de la publicación de la esperada lista ayer, hubo desvinculaciones laborales, pero también, desde la comunidad estudiantil de San Marcos, surgió una iniciativa de vacancia contra el rector, por presunta incapacidad moral, por haber recibido la vacuna.

Si bien el presidente de la República, Francisco Sagasti, habló de 487 personas que accedieron a estas vacunas, en realidad, se trata de 468, debido a que en la lista hay 19 nombres que aparecen duplicados.

Según el documento, 250 son del estudio que ejecutan las universidades San Marcos y Cayetano Heredia. También hay una veintena de monitores. Pero la sospecha surge principalmente en los llamados “invitados” (18), “entorno cercano” (36) y “consultores” (40).

“Invitados”

La República accedió a la lista y contra la versión del expresidente Martín Vizcarra, quien se autoproclamó “voluntario” del ensayo clínico, en el documento su nombre solo aparece como “invitado”. También aparece en la relación su esposa, Maribel Díaz Cabello, en este caso bajo la condición de “entorno cercano”. Con la misma denominación aparece César Vizcarra, hermano mayor del exmandatario. Conclusión: ninguno de ellos es voluntario del ensayo.

Ayer se conoció que Juan Asencio Bermúdez, chofer del Ministerio de Salud, también accedió a la vacuna.

Por la noche, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) emitió un comunicado rechazando el accionar de María del Carmen Suárez Ognio, consultora de dicha cartera que accedió a la vacuna con la categoría de “entorno cercano”.

Otro nombre llamativo fue el del nuncio apostólico Nicola Girasoli, que también recibió la vacuna contra la COVID-19. Según explicó, fue convocado como “consultor” del estudio, a través de su médico personal.

También accedió a la vacuna la abogada Cecilia Blume Cillóniz. Ayer, al ser consultado sobre esto en la sesión conjunta de dos comisiones del Congreso, el médico responsable del ensayo, Germán Málaga, no pudo dar una explicación solvente.

El mismo Germán Málaga accedió a la vacuna juntamente con su hija; su esposa, Ana Zúñiga Rivera; y su cuñada Pamela Zúñiga Rivera.

Otro que aparece en la relación es el infectólogo José Gotuzzo Herencia, como “consultor”, además de María Elías de Gotuzzo, quien está consignada como “entorno cercano”.

El infectólogo Eduardo Gotuzzo (izquierda) y Sergio Orellana (centro) de Suiza Lab figuran en la lista. Carlos Contreras Ríos (derecha) se vio obligado a renunciar a su cargo en Sisol Salud. Foto: composición La República

Candidato y congresista

El lunes por la noche el médico fujimorista Alejandro Aguinaga reconoció haber recibido la vacuna en su condición de “consultor”. Sin embargo, el también candidato para el Congreso no dio toda la información: omitió precisar que su esposa, Fabienne Sonia Weber, también fue beneficiada con las dos dosis.

Recién tras hacerse público este hecho, Aguinaga lo justificó señalando que él y su esposa son personas en riesgo.

Por otro lado, días atrás la parlamentaria Tania Rodas, de Alianza para el Progreso, había condenado duramente a las personas que accedieron a las vacunas. Sin embargo, ayer se conoció que también fueron vacunados su esposo, el médico Manuel Cedano, y su hija Claudia Cedano Burga.

Cancillería

En cuanto al Ministerio de Relaciones Exteriores, ya se conocía del caso de la exministra Elizabeth Astete. Pero el nuevo canciller Allan Wagner ha reportado en total ocho casos.

Pues bien, la lista incluye al canciller Jorge Arturo Jarama Alván, director de Ciencia y Tecnología y personaje que participó en las negociaciones para la compra de vacunas.

Además de él aparecen su esposa, Darlene Mendisabal Quiñoñes, y su cuñado Víctor Mendisabal Quiñones.

Otro de los vacunados es Javier Sánchez Checa, que hasta fines del 2020 se desempeñaba como jefe del despacho ministerial de la Cancillería.

También accedió a la vacuna Jorge Efraín Lazo Escalante, quien, según planillas de la Cancillería, cumple funciones en la dirección ceremonial. Accedió a la vacuna como “invitado”.

Se suma a ellos Francisco Tenya Hasegawa, que en la lista de vacunados aparece como “entorno cercano”; es decir, evita consignar la institución de la cual forma parte. Según planillas de Cancillería, cumple funciones en la Secretaría General.

Otro nombre: Manuel Augusto Gonzales Chávez. Figura en la relación como “invitado”. Según las planillas, cumple funciones en el despacho del Viceministerio de Relaciones Exteriores. También accedieron a la vacuna Esther Astete Rodríguez (directora general de América) y Claudia Halabi Almeyda (asistente del despacho ministerial).

Universidades

Ayer también se conoció que estaba entre los vacunados el rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Orestes Cachay Boza. También el vicerrector Felipe San Martín Howard. De hecho, el tercio estudiantil ya ha presentado una moción de vacancia por presunta incapacidad moral.

Del ámbito académico también está el rector de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, Luis Varela Pinedo; y los vicerrectores Alejandro Bussalleu Rivera y José Espinoza Babilón.

San Marcos. Estudiantes ahora promueven vacancia del rector Orestes Cachay. Foto: John Reyes/La República

Renuncia en Sisol

La extensa lista de personas vacunadas de manera secreta incluye al médico cirujano Carlos Contreras Ríos, presidente de Sisol Salud. Este profesional no tenía participación directa en el ensayo, pero aparece en la lista como “consultor”. La Municipalidad de Lima ayer circuló un comunicado dando cuenta de su separación del cargo.

Empresas

Finalmente, entre los voluntarios del ensayo clínico, es conocido que las pruebas moleculares de protocolo están a cargo de Suiza Lab.

Resulta que entre los beneficiarios de la vacuna Sinopharm se encuentra Sergio Ricardo Orellana Marambio, gerente de Suiza Lab. En la lista su nombre figura como “personal del estudio”. No ocurre lo mismo con sus hijos que aparecen como “entorno cercano”: Fabrizio Orellana Aznarán y Fhariddy Orellana Aznarán. También fueron vacunados.

A ellos se suma Claudia Gianoli Keller, quien, según Sunat, es la gerente de Suiza Lab y recibió la vacuna como “personal del estudio”. Otras dos personas con el apellido Gianoli aparecen en la relación: Daniel Wiegering Gianoli, que aparece como “personal del estudio” y Christopher Wiegering Gianoli, que figura como “invitado”.

Otro que accedió a la vacuna es César Loo Cárdenas, empresario de una línea de restaurantes que figura en la lista de beneficiarios como “consultor”.

Condenar el abuso del poder y la corrupción

Iván Lanegra, Transparencia

Ser funcionario es tener poder. Poco o mucho, la sociedad lo otorga bajo tres condiciones: es para servir a la ciudadanía, debe ejercerse bajo límites y somos responsables de su (ab)uso. Si esto es crucial en condiciones ordinarias, lo es más cuando el poder es enorme y con el servicio brindado se juega la vida de miles de personas.

Es bajo estos principios que debemos evaluar el comportamiento de decenas de funcionarios en la distribución de las candidatas a vacuna traídas para realizar ensayos clínicos. La situación de emergencia sanitaria aumentó su poder, tanto porque controlaban bienes públicos y privados esenciales (y escasos), como por el debilitamiento de los mecanismos que fiscalizan su actuación y los hacen responsables de sus decisiones. Esto es la expresión más aguda del mal crónico de la corrupción y del abuso del poder.

Pero este poder estatal no se ejerce en el aire, sino en una sociedad donde los privilegios y las esferas de poder privado también son usados de forma irresponsable, sean por controlar el conocimiento, bienes esenciales o el dinero. La combinación de estas condiciones puede demoler la confianza en una sociedad y minar las instituciones.

Cambiar esto debe empezar por hacer visible estos abusos, estableciendo las responsabilidades que correspondan, sancionando las faltas. Pero, también, debe existir una condena social. Si lo ocurrido es otro pie de página en nuestra historia, repetiremos el capítulo muy pronto.

Datos

Precisiones. Otro caso que se hizo público tiene que ver con Carmen Ginocchio Cueva, hija de la periodista Rosana Cueva. La misma conductora de Panorama se encargó de precisar que su hija es estudiante del sexto semestre de la carrera de Medicina de la Universidad Peruana Cayetano Heredia y accedió a la vacuna como parte del protocolo, por ser parte del ensayo clínico.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.