Francisco Sagasti: 487 se vacunaron fuera de ensayos clínicos

Vergüenza. Entre ellos la exministra de Salud Pilar Mazzetti, quien había dicho que no recibió la inmunización. Jefe del Estado anunció que todos los implicados serán separados del Gobierno y serán sometidos a la justicia.

Aprovecharon la ventaja de ser funcionarios para vacunarse antes que los médicos de la primera línea. Foto: Antonio Melgarejo/ La República
Aprovecharon la ventaja de ser funcionarios para vacunarse antes que los médicos de la primera línea. Foto: Antonio Melgarejo/ La República
Alexandra  Ampuero,María Elena Hidalgo,

Funcionarios y servidores públicos aprovecharon su posición privilegiada en el Estado para ser inmunizados con la vacuna Sinopharm, cuando la prioridad eran los profesionales que están en la primera línea de lucha contra la pandemia, varios de los cuales cayeron enfermos o perdieron la vida.

En un mensaje a la nación, el mandatario Francisco Sagasti informó que la Universidad Peruana Cayetano Heredia, entidad que estuvo a cargo de los ensayos clínicos de Sinopharm antes de la compra de dicho producto chino, remitió una relación de 487 personas, entre ellas funcionarios públicos que fueron vacunados al margen de los 12.000 voluntarios. También hay varios familiares de los servidores públicos.

Entre ellos Sagasti destacó −y lamentó− que se encontraba la exministra de Salud Pilar Mazzetti, quien había dicho que ella no fue parte de los inmunizados con el lote que el Gobierno chino entregó al jefe del equipo médico, Germán Málaga. La Fiscalía sospecha de que dicho lote adicional de la vacuna Sinopharm lo proporcionó el Gobierno chino para influir en las autoridades peruanas para contratar al laboratorio del mencionado país, lo que efectivamente ocurrió.

“Debo reiterar nuestra indignación y decepción por haber conocido que 487 personas, entre ellas muchos funcionarios públicos, aprovecharon su posición para ser inmunizados con las vacunas de Sinopharm que llegaron en complemento a aquellas que se usaron en los ensayos clínicos en nuestro país”, afirmó Sagasti.

Estamos indignados y con un sentimiento profundo de dolor, porque estas personas (la excanciller Elizabeth Astete y la exministra Pilar Mazzetti), que formaron parte de nuestro Gobierno de transición y emergencia, faltaron a su deber de servidoras públicas y a su lealtad con la presidenta del Consejo de Ministros y conmigo”, manifestó.

Sagasti anunció que todos los funcionarios y servidores públicos relacionados con el caso serán expectorados del Estado.

“Desde el Ejecutivo separaremos a todos los involucrados en estos lamentables sucesos; personas que no son capaces de cumplir cabalmente su deber como servidores públicos no tienen cabida en este Gobierno”, expresó.

Mazzetti también hizo una declaración pública admitiendo que fue inmunizada al margen de las pruebas clínicas.

“Me he vacunado el 12 de enero del 2021 fuera del ensayo clínico para la vacuna Sinopharm (...). Nada disculpa lo que he hecho y menos haberlo ocultado”, señaló Mazzetti.

Hasta el momento han fallecido 302 médicos combatiendo la COVID-19. De haber recibido la vacuna de Sinopharm, probablemente podrían haber sobrevivido.

Mientras tanto, la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, abrió la carpeta fiscal 21-2021 y dispuso investigar al expresidente Martín Vizcarra por los presuntos delitos de concusión, negociación incompatible o aprovechamiento indebido del cargo.

La decisión de la fiscal Ávalos se basa en que la Universidad Peruana Cayetano Heredia informó públicamente que Vizcarra no había recibido la vacuna Sinopharm como voluntario. También menciona que el propio jefe del equipo de investigación, Germán Málaga, admitió que Vizcarra recibió dos dosis antes de que fuera aprobada como vacuna por las autoridades. La fiscal de la Nación inició las diligencias preliminares contra Vizcarra por su condición de exmandatario.

Pero después de que la excanciller Elizabeth Astete revelara que también había sido inmunizada “porque no podía darme el lujo de caer enferma”, igualmente serán incluidos en la investigación fiscal los integrantes del equipo negociador del Ministerio de Relaciones Exteriores que acordó recomendar la compra a los asiáticos de un millón de dosis de Sinopharm. Astete fue parte del grupo que se sentó al frente de los chinos, hasta que el 18 de noviembre juró como canciller. En enero de este año, según su propia declaración, recibió la primera dosis.

De los otros integrantes del equipo negociador con China, el excanciller Mario López; el exviceministro Manuel Talavera; el exdirector de Ciencia y Tecnología de la Cancillería Arturo Jarama; y el exjefe de gabinete Javier Sánchez Checa; solo López ha manifestado públicamente que no fue inmunizado con Sinopharm. El resto se mantiene en silencio.

Mientras se desarrollaban las negociaciones, el 2 de setiembre del 2020 los chinos despacharon 24.600 dosis para los ensayos clínicos de la Universidad Cayetano Heredia con 12.000 voluntarios (el adicional era para cubrir eventualidades).

Números que cuentan

Luego, el 31 de agosto llegó otro lote de 3.200 dosis para 1.600 personas. De este total de dosis, 1.200 fueron destinadas a la Embajada de la República Popular de China (para 600 personas). Siendo así, aproximadamente otras 2.000 dosis fueron a las manos del médico Germán Málaga, como este lo confirmó a La República. Lo que investiga la Fiscalía es con qué criterio se distribuyeron esas 1.000 vacunas adicionales y por qué se prefirió inmunizar a personas que no estaban en la primera línea de la lucha contra la COVID-19, como el expresidente Martín Vizcarra, su esposa, Maribel Díaz, y su hermano César Vizcarra; la excanciller Elizabeth Astete; el exviceministro de Salud Luis Suárez Ognio; y otros funcionarios de Relaciones Exteriores y del Minsa.

De acuerdo con fuentes de La República, fueron inmunizados fuera de los ensayos clínicos el exjefe de gabinete de la Cancillería Javier Sánchez Checa; el exdirector de Asia y Oceanía Manuel Gonzales; el exdirector general de Protocolo de Relaciones Exteriores del Estado Jorge Lazo; el exdirector de Ciencia y Tecnología Arturo Jarama; y el diplomático Jesús Hernández. En algunos casos, también fueron inoculados sus familiares, como Jarama que incluyó a su cónyuge.

Jarama y Sánchez fueron parte de las negociaciones con los chinos.

Este diario se comunicó con todos desde el domingo y no obtuvo respuesta.

El embajador Jarama −ascendido a dicho rango este año− era conocido en la Cancillería como el “zar de la vacuna”. Precisamente, una hipótesis de la investigación fiscal es que los chinos donaron un lote extra para influenciar a las autoridades peruanas.

Fujimorista Aguinaga fue inmunizado

El candidato fujimorista Alejandro Aguinaga, médico personal del dictador Alberto Fujimori, fue vacunado con Sinopharm. Aguinaga explicó que lo inmunizaron como parte del equipo de investigación de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

Al asumir como canciller, Allan Wagner Tizón fue informado de que había al menos 8 funcionarios de Torre Tagle que fueron vacunados con Sinopharm.

La exministra de Salud Patricia García también aceptó haber sido vacunada “como personal ligado al proyecto” de la Universidad Cayetano Heredia.

Los Negociadores

Algunos funcionarios de Relaciones Exteriores fueron inmunizados después de aprobar el contrato con el laboratorio chino Sinopharm.

  • Elizabeth Astete - Excanciller, exnegociadora
  • Manuel Talavera - Viceministro de RREE
  • Arturo Jarama - Director de Ciencia y Tecnología
  • Javier Sánchez Checa - Exjefe de gabinete de RREE

El dato

Los funcionarios y servidores públicos fueron inmunizados con el lote adicional que regaló la Embajada de China fuera de las dosis para los ensayos clínicos.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.