‘Club de la Construcción’ intentó cobrar S/ 867 millones extras al Estado

Todo por el dinero. Constructoras investigadas por lavado de activos y crimen organizado interpusieron demandas de arbitraje contra el Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Del total del monto que exigían por supuesto incumplimiento de los contratos y otras argucias, más del 90% del monto exigido ha sido desestimado por los tribunales arbitrales o por el Poder Judicial.

Destape. Jorge Barata, de Odebrecht, fue quien reveló cómo operaba el 'Club de Construcción', incluyendo arbitrajes truchos. Foto: AFP
Destape. Jorge Barata, de Odebrecht, fue quien reveló cómo operaba el 'Club de Construcción', incluyendo arbitrajes truchos. Foto: AFP
María Elena Hidalgo

Para no creerlo. Empresas investigadas por su pertenencia a la organización criminal el ‘Club de la Construcción’ demandaron al Estado por supuestos incumplimientos de los contratos para la ejecución de obras públicas, y mediante arbitrajes pretendieron obtener hasta 867 millones de soles.

No obstante que enfrentan investigaciones fiscales y juicios penales por los arbitrajes corruptos, varios de estos miembros del ‘Club de la Construcción’ continuaron demandando al Estado pretextando perjuicios económicos.

Sin embargo, el equipo de la Procuraduría del MTC consiguió revertir las demandas dinerarias de las empresas imputadas por graves delitos.

Los integrantes del ‘Club de la Construcción’ usaron este tipo de mecanismo en particular en los proyectos de obras públicas de Provías Nacional, del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

Sin importarles que estaban denunciadas desde 2017, las constructoras plantearon 101 laudos arbitrales, que en conjunto reclamaban cerca de 867 millones de soles por la continuación de la ejecución de obras que les fueron asignadas mediante procesos que también se encuentran bajo sospecha.

Viejos conocidos

Al cerrar el año 2020, la Procuraduría del MTC consiguió, tanto por la vía arbitral como por la judicial, que se les rechazara a estas constructoras que se les abonase 782.7 millones de soles de los 867 que buscaban cobrar. Es decir, aproximadamente, el 90% de las pretensiones económicas de estas compañías fueron desestimadas.

Estamos hablando de un monto que proyectaban ganarle al Estado, aparte de lo que ya saquearon con lo arbitrajes truchos durante la vigencia del ‘Club de la Construcción’, casos que son parte de otros procesos en la actualidad.

Desde 2017, alrededor de 41 constructoras, entre nacionales y extranjeras, fueron denunciadas por las autoridades por formar parte de una organización criminal que concertaba ilícitamente para repartirse obras adjudicadas por Provías Nacional del MTC. Enfrentan imputaciones de lavado de activos, tráfico de influencias, colusión y organización criminal, entre otras.

De las 101 demandas presentadas por las constructoras de dicha organización, 77 fueron ganadas en los tribunales arbitrales, evitándose el pago de 693.7 millones de soles.

En los 24 procesos restantes, en los que los tribunales arbitrales fallaron a favor de que el Estado pague 173 millones de soles a las cuestionadas constructoras, la procuraduría del MTC presentó recursos de anulación ante el Poder Judicial.

Las caras lindas

Debido a la contundencia de los argumentos legales, los abogados del MTC consiguieron la anulación de 16 fallos arbitrales que beneficiaban a las empresas investigadas. Esto implicó que el Estado no les pagase más de 89.1 millones de soles.

Por los antecedentes de las constructoras que trataron de obtener dinero extra, es más fácil comprender el significado e importancia de que las autoridades hayan impedido que estas empresas no alcanzaran su objetivo de agenciarse de dinero extra del Estado.

Tres de los más importantes miembros del ‘Club de la Construcción’, Obras de Ingeniería S.A. (OBRAINSA), Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A. (ICCGSA) y JJC Contratistas Generales, coincidentemente, son los que acumulan la mayor cantidad de demandas contra el Estado.

Práctica dolosa

Son las mismas compañías que consiguieron adjudicaciones –de forma individual o en consorcio– durante la vigencia de la organización criminal denominada el ‘Club de la Construcción’, como han referido los colaboradores eficaces ante los fiscales del Equipo Especial.

Obrainsa presentó 26 laudos arbitrales por un monto de 165.6 millones de soles, de los cuales 20 los ganó el MTC. Por las 6 demandas restantes, los tribunales de arbitraje ordenaron el pago de 73.2 millones de soles.

Empero, los abogados de la procuraduría consiguieron que el Poder Judicial anulara 5 de estos. Solo está pendiente de pagar 50.1 millones de soles. Esto es, hasta el momento, Obrainsa solo ha ganado el 30% de lo que planeaba.

Por cierto, el exmandamás de Obrainsa Elard Tejeda Moscoso ha solicitado acogerse a la colaboración eficaz. Se espera que reconozca los arbitrajes truchos de su empresa para ganar cuantiosos fondos públicos.

En el caso de ICCGSA, esta constructora planteó 13 laudos por la suma de 153.6 millones de soles. Los tribunales arbitrales desestimaron 11 y declararon favorables 2. Así que el MTC presentó ante el Poder Judicial un requerimiento de anulación de estos arbitrajes. Hasta el momento, consiguió una sentencia a favor. Está pendiente una demanda por 4.7 millones a beneficio de ICCGSA. Es decir, el 3% de lo que pretendía la constructora, exsocia de Odebrecht y Graña y Montero.

Respecto a JJC Contratistas Generales, interpuso 6 demandas de pago por 70.4 millones de soles. Esta vez, el MTC ganó en todos los casos.

El colaborador eficaz que reveló la trama del Club de la Construcción fue el exrepresentante en el Perú de Odebrecht Jorge Barata. Confesó que mientras estuvo activa la organización criminal, también obtenían ingresos mediante los arbitrajes.

Para tal fin contaban con operadores, como el abogado y árbitro Horacio Cánepa Torre, quien era el que reclutaba a los árbitros y les pagaba coimas. Cuando le tocó el turno de acogerse a la colaboración eficaz, Cánepa admitió que se pagaba a los árbitros para que fallaran en beneficio de Odebrecht.

Horacio Cánepa, a quien Odebrecht le pagaba en una cuenta secreta en el Banco Privado de Andorra, incluso señaló las circunstancias en que abonó las coimas a por lo menos una docena de árbitros, para que estos emitieran fallos para que Odebrecht obtuviera millonarias compensaciones. Lo que hacía Cánepa era comprar a 2 de los 3 árbitros para asegurarse laudos beneficiosos.

Otro colaborador eficaz del ‘Club de la Construcción’, el exasesor del MTC Carlos García Alcázar, también proveyó información sobre la repartición de las obras públicas de Provías Nacional mediante pago de sobornos. Estas empresas luego inflaban los costos mediante arbitrajes truchos. Es decir, recuperaban el dinero que habían gastado pagando sobornos con los fondos públicos que obtenían de los arbitrajes corruptos.

Según el Organismo de Supervisión de Contrataciones del Estado (OSCE), entre 2011 y 2016 el Estado perdió arbitrajes por 8,700 millones de soles. Varias de estas empresas relacionadas con el ‘Club de la Construcción’ que obtuvieron laudos favorables, luego intentaron ganar otros 867 millones de soles del Estado.

El dato

Empresas que integraron el ‘Club de la Construcción’ fueron las que intentaron captar más dinero del Estado mediante arbitrajes.

Se reducen demandas de arbitraje

“Hemos seguido una estrategia de defensa concreta con lo que hemos podido obtener laudos arbitrales y sentencias judiciales de anulación de laudos favorables a la entidad. Los casos que perdíamos en el Tribunal Arbitral los revertimos en el Poder Judicial”, explicó el procurador del MTC, David Ortiz.

La Procuraduría tiene una carga actual de 670 procesos arbitrales en general, pero en 2019 fue un poco más: 800.

“La razón es que ahora ni bien las empresas sientan la demanda, la Procuraduría contesta argumentando por qué no procede y ellos desisten de continuar con el caso”, indicó el procurador.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.