Vizcarra: los escándalos que trazaron el camino hasta su candidatura al Congreso

Lucía Lozano

Lulozanor22

13 Dic 2020 | 19:57 h
Martín Vizcarra fue destituido por el Congreso de la República el último 9 de noviembre. Foto: composición de Fabrizio Oviedo/La República
Martín Vizcarra fue destituido por el Congreso de la República el último 9 de noviembre. Foto: composición de Fabrizio Oviedo/La República

En dos años y ocho meses de gestión, Martín Vizcarra afrontó dos procesos de vacancia. Ahora aspira a una curul del Parlamento para continuar su aclamada “lucha contra la corrupción”.

El 23 de marzo de 2018, cuando Martín Vizcarra asumió la Presidencia de la República tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, es probable que no haya tenido en mente que su periodo de Gobierno culminaría antes de lo planeado.

Durante su administración, que duró dos años y ocho meses, Vizcarra Cornejo tuvo que afrontar diferentes retos, pero también cuestionamientos. Uno de los más sonados fue el destape de la organización criminal Los Cuellos Blancos del Puertos con la difusión de los llamados CNM Audios.

Otro hecho que ocurrió a los pocos meses de su toma de mando fue la fuga de César Hinostroza, el exjuez supremo que, pese a tener impedimento de salida del país, escapó por la frontera con Ecuador con destino a España. A la fecha, el Perú está a la espera de la extradición del exmagistrado.

El Perú sigue a la espera de la extradición del exjuez supremo César Hinostroza. Foto: La República

En su segundo año, Martín Vizcarra decidió, entre otras cosas, la disolución del Congreso de la República por las irregularidades en la elección de nuevos miembros del Tribunal Constitucional, aspecto que aún se evalúa en la actual gestión del Legislativo.

Es así que en enero de 2020 se desarrollaron las elecciones extraordinarias para conformar el Parlamento que se encuentra ahora en función. A los problemas políticos que atravesaba el país se sumó la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus (COVID-19), pandemia contra la que el Perú lucha desde el mes de marzo.

Pero esos no fueron los únicos problemas que involucrarían al entonces jefe de Estado.

Contratación de Richard Swing en el Ministerio de Cultura

Los audios nuevamente tomaron parte. Esta vez, una serie de grabaciones propaladas involucraban al entonces jefe de Estado Martín Vizcarra con las contrataciones irregulares del cantante Richard Cisneros, mejor conocido como Richard Swing, en el Ministerio de Cultura (Mincul).

Richard Swing.

Este caso, que implicó el desembolso de S/ 175.400 por diversas órdenes de servicio, tuvo como desenlace la detención de Cisneros Carballido y otros involucrados el último mes de octubre.

A Richard Swing se le siguieron indagaciones en la Contraloría General de la República, el Ministerio Público y la Comisión de Fiscalización del Congreso. En diferentes ocasiones, Martín Vizcarra aseveró que no tuvo injerencia en los contratos del artista y pidió a la Fiscalía de la Nación que aceptaran sus declaraciones sobre el caso.

Fue a mediados de noviembre que el Ministerio Público resolvió integrarlo en las pesquisas como investigado. Por ello, el Congreso decidió impulsar una moción de vacancia presidencial, misma que no obtuvo los votos necesarios.

Martín Vizcarra aseguró no haber intervenido en las contrataciones de Richard Swing en el Mincul. El Ministerio Público investiga este caso. Foto: Marco Cotrina

Presuntas coimas que recibió cuando era gobernador regional: Obrainsa e ICCGSA

En octubre de este año, Martín Vizcarra fue sindicado por un aspirante a colaborador eficaz de presuntamente recibir coima de S/ 1 016 212,76, cuando era gobernador de Moquegua, para otorgar concesión del proyecto Lomas de Ilo al consorcio Obrainsa-Astaldi.

Como parte del pago, en diciembre de 2014, la entonces autoridad regional solicitó una avioneta “a cuenta de los pactado” para trasladar con urgencia a unos ciudadanos bolivianos que se encontraban en Lima, según informó Cuarto Poder.

Incluso, se indicó que el exjefe de Estado y los dueños de Obrainsa mantenían un vínculo desde años atrás, ya que la empresa se asoció con CyM Vizcarra para la ejecución de una obra en Arequipa.

Asimismo, José Castillo Dibós, expresidente de la constructora ICCGSA, y José Hernández Calderón, gerente de la supervisora Asesores Técnicos Asociados (ATA) que también fue ministro de Agricultura durante la administración de Pedro Pablo Kuczynski, cerraron un preacuerdo de colaboración con el Equipo Especial Lava Jato.

El exministro José Hernández habría precisado detalles de las presuntas coimas que recibió Martín Vizcarra de ICCGSA. Foto: La República

Ambos habrían señalado el pago de sobornos de S/ 5 millones al exgobernador regional de Moquegua, en 2013, para la adjudicación de la construcción de un hospital.

Ante los hechos, el Equipo Especial Lava Jato decidió abrir una investigación preliminar a Vizcarra Cornejo por los presuntos delitos de cohecho y colusión en el caso Obrainsa, que forma parte de la investigación del Club de la Construcción.

La República pudo conocer que la declaración de los aspirantes a colaboradores eficaces contra el expresidente, por presuntos actos de corrupción, fue condicionada y promovida por el Equipo Especial.

“Ustedes solo me traen declaraciones contra alcaldes y gobernadores. Eso no nos interesa, necesitamos algo contra el presidente”, habrían sido las palabras del fiscal Germán Juárez, quien dirige el mencionado grupo. De todos modos, el exmandatario aseguró que se sometería a las indagaciones.

El fiscal Germán Juárez habría intervenido para que aspirantes brindaran información sobre Vizcarra. Foto: La República

Vacancia presidencial y golpe de Estado

En medio de todos los cuestionamientos por lo dicho de los aspirantes a colaboradores eficaces, el Congreso de la República aprobó la segunda moción de vacancia contra Martín Vizcarra bajo la causal de permanente incapacidad moral, el último 9 de noviembre. Fueron 105 los parlamentarios que decidieron la destitución.

Es así que Manuel Merino, quien cumplía funciones como presidente del Parlamento, juró como nuevo mandatario de facto. No obstante, recibió el rechazo de la población, que se manifestó en días consecutivos de protestas, hasta que renunció a su régimen. Esta decisión se vio propiciada por el asesinato de dos jóvenes a raíz de la represión policial en las marchas.

Pese a que con el primer intento de vacancia, el Ejecutivo recurrió al Tribunal Constitucional para que establezcan cómo debe aplicarse la causal de “permanente incapacidad moral”, el órgano optó por no pronunciarse al respecto.

Martín Vizcarra solicitó que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre las causales para la vacancia presidencial, pero el órgano optó por no declarar. Foto: composición/La República

Camino al Congreso

Luego de su destitución, Martín Vizcarra se puso a derecho y acudió a las citaciones del Equipo Especial y la Fiscalía para esclarecer los presuntos actos de corrupción por los que se le acusa.

Pero eso no es todo a lo que se dedicó. El expresidente estuvo en conversaciones con el partido Somos Perú de cara a las elecciones generales de 2021. Finalmente, el 27 de noviembre confirmó su postulación al Pleno con dicha agrupación.

Dicha decisión fue cuestionada, ya que Somos Perú constituyó una de las bancadas que tuvo miembros que votaron a favor de la vacancia en su contra. Este grupo político lleva como candidato presidencial a Daniel Salaverry, exfujimorista que también criticó la gestión del ahora exmandatario.

Será el 11 de abril de 2021 en que la población expresará en las urnas si le otorga la confianza a Martín Vizcarra para que llegue al Congreso de la República.

Parlamento intenta frenar candidatura

El pasado 14 de diciembre, la Comisión de Fiscalización, que preside el cuestionado congresista Edgar Alarcón, aprobó el informe final que recomienda inhabilitar a Martín Vizcarra, por 10 años, al considerarlo responsable de las irregulares contrataciones de Richard Cisneros, más conocido como Richard Swing, en el Ministerio de Cultura.

Uno de los principales objetivos de aprobar esta sanción, basada en el artículo 100 de la Constitución Política del Perú, es impedir que Vizcarra Cornejo integre el Parlamento, entidad a la que postula para las próximas elecciones generales del 2021.

Al respecto, el abogado del expresidente de la República, Fernando Ugaz, señaló que el Congreso no podría proceder con la medida, debido a una sentencia del Tribunal Constitucional, que en el año 2003 determinó que si existe un pedido de inhabilitación en paralelo a una indagación fiscal, el Legislativo debe esperar la sentencia del Poder Judicial.

Este miércoles 23 de diciembre, el Jurado Electoral Especial (JEE) declaró inadmisible la lista de candidatos al Congreso por Lima de Somos Perú, que encabeza el expresidente.

Declarar inadmisible la solicitud de inscripción de lista de candidatos para el Congreso de la República presentada por David Rolando Quispe Martínez, personero legal de la organización política Partido Democrático Somos Perú con el objeto de participar en el Proceso de Elecciones Generales 2021″, se precisó en el comunicado.

La entidad electoral le concede dos días calendario para que el partido pueda subsanar las observaciones, de lo contrario, los aspirantes al Parlamento no podrán participar de los próximos comicios.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.