EN VIVO - Universitario vs. Ayacucho FC: sigue minuto a minuto el partido por la Liga 1 Betsson

Hasta con 7 votos se eligió candidatos para el Congreso en el sur

Liz Ferrer Rivera

En las regiones del sur ya tienen definido a los candidatos al Congreso.
En las regiones del sur ya tienen definido a los candidatos al Congreso.

Bajos porcentajes. En este proceso los candidatos deben ser elegidos por el voto directo o delegados. El resultado ha sido revelador. La mayoría de partidos además de sus escasos militantes no pudieron movilizarlos para que elijan a sus representantes.

¿Qué representatividad pueden tener candidatos a quienes sus bases eligieron con diez votos? Probablemente muy escasa, pero así ocurrió en las últimas elecciones internas del 29 de noviembre y 6 de diciembre. Hubo bajos niveles de participación en las agrupaciones políticas que inauguraron esta modalidad de elección para filtrar a sus mejores cuadros en los comicios de abril próximo.

En Moquegua, el partido Frente Amplio constituido una fuerza política en las elecciones de 2016 tiene 184 militantes hábiles y de esa cantidad solo diez fueron a votar, siete avalaron a su lista de postulantes mientras que tres anularon sus votos.

Esa realidad se repite en otras regiones. En Tacna, la lista 1 del Frente Amplio alcanzó 10 votos de los 26 militantes que participaron. Es decir, 16 prefirieron anular sus votos antes que respaldar alguna de esas postulaciones. En el resto de organizaciones políticas se tiene un panorama similar. En el Apra votaron cien de sus 1730 electores hábiles, en Somos Perú 53, en el Nacionalista 44 y en el Morado 77. En Acción Popular el 11.9% de sus 1925 militantes asistieron.

En la región Arequipa, varios partidos no pasaron el medio centenar de asistentes a las elecciones internas. El de más baja participación fue Perú Patria Segura (PPS), que llevó a cinco partidarios. Y en la elección por delegados, no asistió su único representante, lo que deja en duda la inscripción de su plancha, situación que deberá ser resuelta por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Otro partido con baja participación en Arequipa fue el Frente Esperanza de Fernando Olivera. Asistieron 16 militantes de un total de 293. Fuerza Popular tiene una situación similar, participaron 24 afiliados de un universo de 449. Al igual que el PPS, su delegado no acudió a votar el último domingo y su situación en Arequipa dependerá ser vista por el JNE.

Los otros partidos: Avanza País (25), Todos Por el Perú (25), Contigo (28), Restauración Nacional (28), Podemos Perú (38), Unión por el Perú (43) y Frente Amplio (44). Esas bajísimas cifras se repiten en Cusco y Puno. Por ejemplo en la región imperial, Restauración Nacional, que llevará George Forsyth como candidato a la presidencia, obtuvo 16 votos de los 1943 electores.

Rechazo

El politólogo Andy Phillips, docente de la Universidad Nacional Micaela Bastidas, sostiene que la baja asistencia en las elecciones internas, se esperaba dado el rechazo que generan los partidos. En la percepción del ciudadano, los partidos son agencias de trabajo, la política no genera cambios positivos (promesas incumplidas) y además está vinculada a la corrupción.

“Esa baja participación ha llevado incluso que en Arequipa Fuerza Popular no presente candidatos por falta de delegados. En La Libertad, centenares jóvenes renunciaron a Alianza para el Progreso (...) todos estos síntomas nos hablan de lo deslegitimados que están los partidos, todos, en especial los que tienen hoy representación congresal y los que votaron a favor de la vacancia presidencial de Vizcarra.”, dijo Phillips.

El catedrático reconoce que el poco respaldo de los candidatos en sus organizaciones políticas afectará la representatividad si fuesen elegidos. Ese factor alentará una futura crisis política, donde se cuestione la autoridad de un congresista con poco respaldo.

Recuerda que una de las causas de las crisis política de noviembre se visibilizó a unos legisladores interesados en hacer normas con nombre propio.

“La población tuvo que llegar a parar el país (para hacer retroceder al gobierno de Manuel Merino). El congresista cree que tiene un cheque en blanco. A veces parece que el congreso estuviera en una realidad paralela, donde no asumen los pedidos del ciudadano”

info partidos

Un sistema político que se desmorona

El politólogo Andy Phillips refiere que lo ideal es la renovación de partidos y vuelvan a conectar con el elector. Sin embargo, para él ese es un escenario improbable. “Existen varias señales que el régimen de 1993 (constitución dejada por Alberto Fujimori) se está desmoronando”, comenta. Phillips considera que es necesaria una nueva constitución. Para él la democracia es débil y subsiste a duras penas. El congreso es un poder imposible de fiscalizar-dice- y por ahora la población ha encontrado en las protestas una forma de hacerlo. El futuro de las elecciones del 2021 no ofrece posibilidades de cambio si las reglas continúan siendo las mismas.