Gerardo Sepúlveda pide poder retornar a su país y reencontrarse con su familia

El lunes 14 de diciembre concluye el impedimento de salida del Perú que le impide regresar a Chile desde febrero pasado. La fiscalía lo citó a declarar el martes y miércoles.

Sepúlveda y su abogado Percy García presentaron sus documentos financieros a la fiscalía
Sepúlveda y su abogado Percy García presentaron sus documentos financieros a la fiscalía
César Romero

El asesor financiero Gerardo Sepúlveda Quezada espera poder regresar a su país, Chile, luego de concluir de declarar sobre los contratos de Westfield Capital con la constructora Odebrecht, previstos por el fiscal José Domingo Pérez del Equipo fiscal Lava Jato, para el martes 15 y miércoles 16 de diciembre próximos.

Sepúlveda llegó a Lima en febrero de este año para declarar en la investigación que la fiscalía sigue al expresidente Pedro Pablo Kuzcynski por los contratos de Westfield con Odebrecht sobre diversos proyectos de infraestructura en el Perú. En este caso el ciudadano chileno tiene orden de comparecencia, bajo apercibimiento de que en caso de no asistir a una citación de la fiscalía se le dicte prisión preventiva.

PUEDES VER: Supremos buscan perpetuarse en el cargo

Al llegar a Lima para declarar, la fiscalía logró que el juez Richard Concepción Carhuancho le imponga dos meses de impedimento de salida del país, como “testigo clave” en la investigación al prófugo expresidente Alejandro Toledo por los sobornos que habría recibido de la constructora Odebrecht, por los contratos de la carretera Interoceánica Sur.

Mientras cumplía esa medida, la fiscalía modificó su condición de testigo a investigado en el caso de la Interoceánica Sur y logró que el juez Jorge Chávez Tamariz le imponga otros seis meses de impedimento de salida del país para ser investigado por delito de colusión agravada, por su participación en la reestructuración financiera del proyecto corredor vial Interoceánica Perú – Brasil IIRSA – Sur, tramos 2 y 3.

Posteriormente, en agosto, lo incluyeron en la investigación del caso Trasvase Olmos sobre presuntos sobornos en el gobierno regional de Lambayeque por el que la fiscalía solicitó hasta 36 meses de impedimento de salida del país. La jueza María de los Ángeles Álvarez y la Sala de Apelaciones Nacional solo concedió cuatro meses y el depósito de una caución de 100 mil soles.

Así, este último impedimento de salida del país concluye el lunes, 14 de diciembre. “El señor Sepúlveda no puede viajar hasta que el Poder Judicial notifique a la Dirección Nacional de Migraciones que la medida de impedimento de salida del país se ha levantado. Él está esperando, pero además la fiscalía ha programado diligencias para este martes y miércoles en el caso Wesfield”, indicó su abogado Percy García.

Ha participado en 44 diligencias

Agregó que el caso Wesfield fue el motivo por el que el asesor financiero llegó a Perú para colaborar con las investigaciones. Al presentarse a declarar, luego de tomarle sus datos personales, le informaron que la diligencia se suspendía para que pueda presentarse al juzgado y atender el impedimento de salida, recordó García.

Esa diligencia recién se retomó en julio último y se volvió a suspender hasta esta semana. “Hasta ahora ha participado en 44 diligencias en los 10 meses que el señor Sepúlveda permanece en el Perú, alejado de su esposa, sus hijos y sin poder desarrollar plenamente su trabajo, que solo puede atender por videoconferencia”, subraya el abogado.

PUEDES VER: Candidatos y partidos bajo sospecha

Al confirmar, el último impedimento de salida del país, la Sala de Apelaciones Nacional indicó que al tratarse de un ciudadano extranjero se debe tener en cuenta que el lugar de residencia y de trabajo habitual de este investigado está en Chile, por lo que un impedimento de salida del Perú restringe sus derechos con más intensidad que al tratarse de un nacional.

“Ya no sabemos que información nueva puede entregar. Él está colaborando plenamente con la fiscalía, ha entregado todos los documentos que le han pedido y, creemos, que es momento en que la fiscalía con toda la rigurosidad que demuestra, también sea humana, él no vive ni trabaja en el país, está expatriado y ya espera ver a su familia”, enfatiza García.

Para este lunes también está previsto que los peritos presenten sus conclusiones sobre los contratos de intermediación financiera entre Westfield Capital, el Banco de Crédito y la constructora Odebrecht, lo que la fiscalía podría utilizar para solicitar una nueva medida restrictiva de la libertad del asesor financiero y es colaborador del expresidente Kuzcynski.

Gerardo Sepúlveda insiste que sus labores relacionadas a Westfield Capital siempre ha estado centradas en la identificación y ejecución de asesorías financieras, sin desarrollar nada ilícito. “Yo suscribo los contratos a nombre de Wesfield solo en aquellos proyectos en que yo participo. Yo vengo firmando contratos en representación desde el año 1993 en adelante”, declaró ante la fiscalía.