La declaración contra Martín Vizcarra fue un pedido del equipo Lava Jato

César Romero

cesar.romero@glr.pe CesarRomeroC

22 Nov 2020 | 3:18 h
Respaldo. Los fiscales del Equipo Lava Jato, como el coordinador Rafael Vela, señalaron a la prensa que la declaración de los colaboradores eficaces contra Vizcarra está corroborada. Foto: composición La República

Colaboración delivery. Luego de que el fiscal dijera que necesitaba una declaración contra el presidente, Tejeda se acordó de sus reuniones con Martín Vizcarra. La historia que se cuenta en las reuniones virtuales, a falta de los pasillos judiciales.

La declaración de los aspirantes a colaboradores eficaces contra el expresidente Martín Vizcarra por presuntos actos de corrupción en Moquegua no fue espontánea. Fue sugerida, condicionada y promovida por el equipo de fiscales del caso Lava Jato.

¿Con qué objetivo hicieron ese pedido? ¿La sugerencia tiene relación con la vacancia presidencial que grupos políticos promovían en el Congreso desde septiembre? Aún no tenemos una respuesta a la pregunta que genera la historia que aquí relatamos.

Lo que La República ha encontrado, hasta ahora, al entrevistar bajo reserva de identidad a abogados, fiscales y gente cercana a Obrainsa y sus ejecutivos, es que la colaboración eficaz tiene su origen en el mismo espacio de tiempo en el que el parlamento gestó la vacancia del presidente.

“El camino así es”, dicen las fuentes, haciendo referencia a una serie de TV. Entre agosto y septiembre último, los abogados de Elard Paul Alejandro Tejeda Moscoso se acercaron al fiscal Germán Juárez en busca de retomar la colaboración que plantearon en septiembre del 2018.

Elard Tejada sería una de las personas que otorgó dinero ilícito a Martín Vizcarra, según dijo un aspirante a colaborador eficaz.

En busca de la libertad

Tejeda de 63 años se encontraba prófugo de la justicia desde enero del 2018 y las restricciones por la pandemia dificultaban su acceso a medicinas, por lo que su hipertensión, dislipidemia y estrés se habían complicado.

Ante esa situación, el 15 de junio, sus abogados le pidieron al Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria que revoque la prisión preventiva, teniendo en cuenta que era una persona de riesgo por el COVID-19 y que buscaba la colaboración.

El 31 de julio, ante la oposición de la Fiscalía, una jueza les dijo que no era posible cambiar la prisión preventiva porque el peligro de fuga se mantenía y acogerse a colaboración no era suficiente. Apelaron ante la Sala Nacional de Apelaciones, presidida por Ramiro Salinas Siccha.

Dicho tribunal programó una audiencia para el 21 de agosto. Este habría sido el momento en que los abogados hablaron con la Fiscalía. De acuerdo con las fuentes, ante la consulta de los abogados, Juárez respondió: “Ustedes solo me traen declaraciones contra alcaldes y gobernadores, eso no nos interesa, necesitamos algo contra el presidente”.

Según las fuentes, el fiscal Juárez quería un testimonio en contra del expresidente Martin Vizcarra. Foto: Jorge Cerdán

Juárez no habló de Vizcarra, subraya la fuente, pero a quién más se podía referir. Otro hecho que apuntó en ese sentido fue que el Equipo Especial aceptó trabajar una colaboración con los ejecutivos de Graña y Montero solo cuando hablaron contra el entonces presidente Ollanta Humala.

Es más, hasta entonces, el equipo fiscal del caso Lava Jato había rechazado realizar investigaciones a gobernadores regionales que no estuvieran vinculados a Odebrecht. El coordinador de las fiscalías anticorrupción Omar Tello ha recordado que el Equipo Especial rechazó 25 investigaciones contra gobernadores, por no estar vinculados a Odebrecht.

El paquete

La defensa de Tejeda comunicó la respuesta del fiscal a la familia. Les dijeron que no tenían pruebas contra un presidente y sin ninguna posibilidad de negociar, la Fiscalía se volvió a oponer y el 7 de septiembre la Sala de Apelaciones confirmó la prisión preventiva.

Recién días después Tejeda se acuerda de Martin Vizcarra, pero sin ofrecer ninguna prueba objetiva, todo está en sus recuerdos.

Elard Tejada indicó asuntos referidos a Martín Vizcarra, pero eran solo recuerdos. Foto: La República

Sus abogados en ese momento le dijeron que no se podía hacer nada, pues la Fiscalía pediría un documento, un recibo, cheque, transferencia bancaria o una prueba gráfica de la entrega del dinero.

La familia Tejeda consultó el asunto con diferentes personas. Alguien les recomendó cambiar a un abogado más “experimentado” y con contactos en la Fiscalía. Esa misma persona planificó armar y presentar un paquete siguiendo el modelo de Odebrecht.

Es decir, no solo Elard Tejeda sino todos los directivos de Obrainsa, sus socios y hasta sus empleados debían acogerse a colaboración para presentar una historia creíble.

Elard Tejeda Moscoso habla con la Fiscalía.

Para esto, en diciembre del 2019, el fiscal de Moquegua Roberto Giraldo habían reabierto la investigación contra ICCGSA, ATA y Vizcarra, luego de que el informe 1297 de la Contraloría encontrará un favorecimiento de parte del gobierno regional en dicha obra.

Los últimos días de septiembre los abogados le contaron la historia a Juárez. El fiscal aceptó con tanto entusiasmo, que algunos se asustaron. “Eso nos sorprendió, pero la historia lo convenció tan rápido, que la familia entró en duda, pensaron que el fiscal nos engañaba y nos daba cuerda para detener a Tejada”, comentó una de las fuentes.

Para tranquilizar a todos, se decidió internar a Tejeda en una clínica. Si algo salía mal, se buscaría que cumpliera la prisión preventiva en ese lugar. En la cama de una clínica, alrededor del 2 de octubre, Tejeda dio su primera declaración oficial. En ese momento solo habló de Vizcarra, conforme a lo que el fiscal había pedido y le había ofrecido.

La Fiscalía

Apenas siete días después, el 9 de octubre, el fiscal le pidió al juzgado levantar la orden de detención por arresto domiciliario y Tejeda quedó en libertad. Al día, siguiente su declaración se filtró a la prensa.

Al ver su declaración en los medios, los directivos de ICCGSA y José Hernández de ATA se sumaron al proyecto. No está claro si los abogados de Obrainsa los convencieron de respaldar a Tejeda o se asustaron ante una posible detención.

El exministro José Hernández decidió sumarse a la colaboración eficaz tras las declaraciones de Tejada.

El caso fue tan rápido que Hernández buscó abogado por teléfono y, aparentemente, cuando ya estaba en la Fiscalía. Hernández se acogió a colaboración, pero solo aceptó respaldar el dicho de Tejeda sin reconocer ningún delito adicional.

Hasta hoy, las pruebas se limitan a la declaración de Tejeda, confirmada por los otros colaboradores de Obrainsa, ICCGSA y Hernández.

La historia que todos ellos cuentan parece un calco. Las entregas del dinero fueron en efectivo, en una oficina, en sobres manila y sin testigos, ni fotos ni videos ni mensajes reclamando pagos.

Las secretarias de Obrainsa confirman que lo vieron entrar a la oficina, pero no la entrega del dinero. El conserje no recuerda nada, pero dice que siempre le pedían realizar retiros de dinero, nunca supo para quién o para qué.

El papel activo de los fiscales del caso Lava Jato para corroborar y dar fe de todo lo que decía Tejeda y sus amigos e incluir en la investigación al presidente Martin Vizcarra también sorprendió a los abogados de Obrainsa. Un milagro de octubre, dicen.

Deniegan libertad

El 7 de septiembre de este año, la Sala de Apelaciones rechazó dejar libre a Tejeda. Un mes después, todo cambio.

Corroboración que no tendrá ningún control fiscal

Una fuente de la Fiscalía asegura que el equipo Lava Jato entró en pánico cuando el 13 de noviembre el fiscal superior Omar Tello anunció a la prensa que habían iniciado y reactivado las investigaciones de los proyectos Lomas de Ilo y el Hospital.

Esto suponía que ellos podía seguir con la colaboración eficaz de Tejeda, pero toda la información corroborada debía pasar a las fiscalías anticorrupción. Eso permite, de manera indirecta, una colaboración controlada. Cuando el mismo fiscal que investiga un caso es el que corrobora, por lógica descarta cualquier prueba que ponga en duda lo que dice el colaborador.

Para evitar eso le pidieron a la Fiscalía de la Nación que amplíe su competencia. La doctora Zoraida Ávalos les dijo no. Recién el fiscal supremo Pablo Sánchez les ha dicho que sí, por haber puesto la primera mano en la investigación.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.