Falta de liderazgo en los partidos afectó otra vez al país

Harold  Quispe

QuispeHarold

17 Nov 2020 | 9:04 h
Analistas concuerdan que crisis política se dio por falta de institucionalidad de partidos en el país. Foto: composición de Gerson Cardoso / La República
Analistas concuerdan que crisis política se dio por falta de institucionalidad de partidos en el país. Foto: composición de Gerson Cardoso / La República

Especialistas concuerdan que la política se reduce a los cálculos cortoplacistas que pueda tener cada organización. Bancadas cada vez más responden a intereses individuales y olvidan el bien común.

Lecciones aprendidas. A pesar de tener una nueva Mesa Directiva y a Francisco Sagasti a vísperas de ocupar la Presidencia, el país pasó varios días de mucha tensión e incertidumbre provocada por el acaparamiento de los poderes Ejecutivo y Legislativo en manos de un grupo de poder.

Luego de las protestas y el fallecimiento de dos jóvenes: Jordan Inti Sotelo y Jack Bryan Pintado, quienes estuvieron presentes en las manifestaciones mostrando su desacuerdo con un Gobierno usurpador, el Perú volvió al equilibrio perpetrado tras la salida de Martín Vizcarra el pasado lunes 9 de octubre.

Luego de la renuncia de Manuel Merino, la salida de Luis Valdez y la desintegración del “gabinete de ancha base" encabezado por Ántero Flores-Aráoz; los congresistas debieron elegir, la noche del último domingo, una lista única encabezada por Rocío Silva Santisteban. Sin embargo, desacuerdos, vaivenes y falsos consensos, hicieron que estos días el Estado carezca de representantes en Palacio y en el mismo Legislativo.

“Se ha llegado a un consenso. Cosa muy difícil en esta situación de tanto dolor y urgencias. Pero se entendió que nuestro país está primero y se trabajará una transición ordenada en equipo. Rocío y Francisco, juntos”, escribió el congresista Daniel Olivares minutos antes de la votación por la lista de Silva.

No obstante, con 52 votos en contra, 42 a favor y 25 abstenciones; el Pleno no dejó que la abogada izquierdista lidere la Mesa Directiva haciendo que se suspenda la sesión para la tarde del lunes 16 de noviembre.

Parlamentarios de Alianza para el Progreso (APP) manifestaron horas antes que brindarían su “total apoyo” a la lista que presentó Rocío Silva (antes de las 8 de la mañana de este domingo) pero al final la bancada dividió su votación: 7 apostaron por el sí, 3 por el no y otros 7 se abstuvieron.

Para el politólogo David Sulmont, esta indecisión de APP solo demuestra una “total impredictibilidad de lo que puede suceder” en la política peruana, lo cual genera desconfianza en los ciudadanos de cara a los comicios del 2021.

La política se reduce a un juego de cálculos individuales. Es por eso que algunos líderes jamás se han preocupado por desarrollar estructuras partidarias. Tienen al interior liderazgos fallados. No tienen los mecanismos de decisión colectiva de disciplina. Lo que evalúan más son sus intereses a corto plazo", explicó a La República.

Anteriormente, APP respaldó con 20 votos a favor el golpe de Estado dado en el Congreso. La bancada tiene como líder al empresario César Acuña, quien decidió la salida de Vizcarra Cornejo de Palacio, lo que dio paso a una nueva crisis política.

Esta decisión de APP contradijo lo dicho el pasado 31 de octubre por Acuña, quien en sus redes sociales afirmó que no apoyaría ningún proceso de vacancia contra Martín Vizcarra.

La democracia en el Perú es impredecible porque no hay partidos. Los congresistas actuales no tienen porque atarse al futuro político de sus líderes porque no tienen ningún futuro. No se van a reelegir, no están jugándose ningún puesto de elección. Cada congresista está tomando decisiones por él y para él”, agregó Sulmont.

Otro de los partidos que no tendría un liderazgo establecido es Acción Popular, el partido de la lampa tiene cuatro precandidatos al 2021: Alfredo Barnechea, Yonhy Lescano, Edmundo del Águila y Luis Enrique Gálvez.

Manuel Merino llegó con Acción Popular al Congreso y luego a la Presidencia, lo que provocó las manifestaciones y la indignación de las personas que miraban cómo la institucionalidad era agravada por el representante de uno de los partidos más históricos del país.

El presidente de AP, Mesías Guevara, solicitó la renuncia del mismo Merino. Finalmente, Acción Popular obtuvo 7 a favor, 7 en contra y 10 abstenciones; lo cual no permitió la admisión de la única lista liderada por Rocío Silva Santisteban.

No hay un liderazgo con esa autoridad moral en cada partido que logre integrar entorno suyo y tampoco hay procesos democráticos de elección. Entonces son un conjunto de cosas que hacen que los partidos estén divididos internamente y eso dificulta mucho las negociaciones y los acuerdos”, declaró el politólogo Carlos Fernández a este medio.

Seguidamente, sostuvo que “cada grupo tiene intereses diferentes y quieren gobernar el país para satisfacer esos intereses”. Sin embargo, para Fernández el contexto actual demostró que la llamada Generación del bicentenario también puede dirigir a la nación y crear “nuevos liderazgos".

Cada grupo tiene sus pequeños intereses mezquinos y muchas veces son grupos mafiosos los que llegan al poder para seguir robando. No en vano varios presidentes de la República están presos y otros enjuiciados. Lentamente estamos tratando de salir de esa etapa oscura”, acotó.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.