Luciano López: “Si hay voluntad política, relevo de la presidencia puede darse este domingo”

Experto constitucionalista explica dos caminos para la salida de la profunda crisis política generada por la mayoría de bancadas del Congreso.

La Republica
Wilber Huacasi

El abogado constitucionalista Luciano López consideró que, si hay voluntad política por parte de todos los actores involucrados en la actual crisis política, este mismo domingo se podría definir el relevo de la presidencia del Congreso y la encargatura en funciones de la presidencia de la República.

“En principio, todo pasa por la voluntad política”, subrayó Luciano López. Luego de esto, hay dos caminos legales para que el acciopopulista Manuel Merino deje el cargo.

PUEDES VER: Confirman segundo asesinato en marcha contra régimen de Manuel Merino.

Primer camino

El primer camino pasa por la renuncia de Manuel Merino a la presidencia del Congreso. “Si renuncia, su cargo vaca y en el momento que su cargo vaca, se produce una nueva elección”, explica Luciano López.

En su opinión, lo lógico sería que renuncie toda la Mesa Directiva. Hasta el momento solo lo hicieron Luis Valdez (APP) y Guillermo Aliaga (Somos Perú). Aún no lo hace María Cabrera (Podemos Perú).

“Luego de la salida de toda la Mesa Directiva, se produce una renovación de la mesa y por eso digo que necesariamente debe haber voluntad política para que lleguen a un acuerdo rápido”, subraya.

Para la renovación de la mesa directiva, el aún presidente encargado Luis Valdez tendría que convocar este mismo domingo a un Pleno y allí dar cuenta de las renuncias para proceder, en la misma sesión, a la elección del nuevo presidente del Parlamento. “Dada la gravedad de la crisis, tendrían que producirse la renuncia y la renovación de inmediato”, apunta el abogado.

“Por razones estrictamente éticas, creo que ninguno de los 105 congresistas que votaron por la vacancia debería formar parte de la Mesa Directiva”, expresa el abogado, además de plantear que el nuevo presidente del Congreso tampoco debe estar inmerso en cuestionamientos éticos ni tener causas en curso en el Ministerio Público.

La parlamentaria o parlamentario que resulte elegido presidente del Congreso asumiría de inmediato la encargatura en funciones de la presidencia de la República.

Segundo camino

Sin embargo, existe un segundo escenario y tiene que ver con la eventual decisión de que Manuel Merino decida aferrarse al cargo.

“Si no renuncia, en ese escenario se tendría que articular rápido una moción de censura contra la Mesa Directiva”. La moción de censura primero debe ser admitida para su debate con 66 votos. Luego del debate, que podría ser breve dada la crisis, se procede a la votación propiamente de la censura, para lo cual se requiere también 66 votos.

Concretada la censura, se procede con la elección de la nueva Mesa Directiva y, así, quien asume la presidencia del Congreso puede tomar juramento de inmediato para ser el encargado en funciones de la presidencia de la República. “Si hay voluntad política, se puede cubrir el vacío con prontitud”, enfatiza Luciano López.