Deficiencias y zarpazo provocan caída del concurso viciado para el Tribunal Constitucional

Wilber Huacasi

Rostros del fracaso. Rolando Ruiz (Acción Popular) hizo oídos sordos a los cuestionamientos, al igual que Tania Rodas (APP) y José Vega Antonio (UPP). Foto: Congreso
Rostros del fracaso. Rolando Ruiz (Acción Popular) hizo oídos sordos a los cuestionamientos, al igual que Tania Rodas (APP) y José Vega Antonio (UPP). Foto: Congreso

Logro de la juventud. Movilización ciudadana precipita la desactivación de la Comisión Especial del Congreso. Prepotencia no duró mucho en el bloque de las bancadas de Acción Popular, Podemos, UPP, Somos Perú y APP.

El acta de defunción circuló alrededor de las tres y media de la tarde. Tenía el logo de Acción Popular. En apenas cuatro párrafos, este partido político proclamó ayer la muerte natural de la Comisión Especial para la selección de miembros del Tribunal Constitucional (TC).

Apenas unas horas antes, el presidente de este grupo de trabajo, Rolando Ruiz (Acción Popular), insistía en RPP en seguir con este concurso público agonizante. Lo hizo al cuestionar a la bancada de Alianza para el Progreso (APP), que había renunciado el viernes, de manera oportunista, a la comisión.

“Si vamos a hacer todo lo que dice la calle, estamos, pues, totalmente fuera de nuestras propias atribuciones. Es irresponsable”, expresaba Ruiz temprano. Ocho horas después, él y su bancada terminaron acatando lo que dice la calle.

Sucesión de renuncias Y es que una de las demandas de la juventud movilizada en las calles era paralizar el proceso del concurso público para el TC, ante un eventual riesgo de captura por parte de las bancadas que, en forma mayoritaria, decidieron el lunes la vacancia presidencial.

Hasta el miércoles, la mayoría de miembros de la Comisión Especial no se daban por notificados de la demanda ciudadana.

Ese día, el grupo sesionó y rechazó un oficio de la legisladora Carolina Lizárraga (Partido Morado), quien ya planteaba la suspensión del concurso público del TC, dada la situación de crisis política. Ese día también, Gino Costa (Partido Morado) insistió en un pedido formulado junto con Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), para separar de la comisión a José Luna Morales (Podemos Perú), por la investigación fiscal que tiene por el caso Los Gángsters de la Política. Tampoco le hicieron caso.

Recién el viernes, con claro cálculo político y luego de la rotunda marcha nacional contra el Congreso del jueves, la bancada de APP anunció que retiraban de la Comisión Especial a Tania Rodas, legisladora que, con sus votos y sobre todo sus silencios, había contribuido con el avance de este concurso público plagado de irregularidades.

De hecho, el mismo viernes por la mañana, el Partido Morado también había decidido su retiro de la comisión, lo cual se hizo oficial ayer, sábado.

A través de un oficio, el portavoz Francisco Sagasti reiteró a Rolando Ruiz el carácter inconstitucional de la vacancia decidida por el Congreso y cuestionó que ese mismo poder del Estado elija a los miembros del TC. “Esta concentración de poder resultaría peligrosísima para el ejercicio de los derechos y libertades”, subrayó.

Algo similar ocurrió en el Frente Amplio. El viernes por la noche, la legisladora Rocío Silva contó a esta redacción que habían decidido no acompañar el concurso público y ello se hizo oficial ayer, con una carta enviada al presidente de la comisión, Rolando Ruiz.

Además de hacer referencia a la crisis política actual, tanto el Partido Morado como el Frente Amplio hacen referencia a las irregularidades que sus congresistas Gino Costa y Rocío Silva fueron denunciando, casi en solitario, desde la etapa de formulación del reglamento hasta la calificación de las carpetas.

Caída final

Tras hacerse público el retiro de la Comisión Especial de APP, el Partido Morado y el Frente Amplio, la comisión empezó a caer como un castillo de naipes.

Somos Perú emitió un comunicado anunciando su retiro, sin dar explicaciones. Hasta el miércoles, Jorge Pérez, miembro de esta bancada, insistía con el concurso, pese a las anomalías. En paralelo con el anuncio de Somos Perú, el legislador fujimorista Diethell Columbus declaraba a La República que “el proceso de selección para el TC ya se cae de maduro”.

Desde el Frepap, la parlamentaria Cristina Retamozo informaba a esta redacción que recién tomarían una decisión el lunes, pero Acción Popular precipitó todo con el acta de defunción circulado ayer alrededor de las tres y media de la tarde.

Un concurso plagado de vicios finalmente se vino abajo, con la estocada final de la juventud movilizada en las calles.

Irregularidades que no fueron subsanadas

El presidente de la Comisión Especial, Rolando Ruiz (Acción Popular), promovió un reglamento, sin tomar en cuenta importantes sugerencias de entidades y organizaciones de la ciudadanía.

Luego, la comisión aprobó la lista de aptos, sin tener a la mano las carpetas, y no hizo una correcta verificación del registro de títulos en la Sunedu. Estos hechos fueron denunciados por La República.

Hubo cinco bancadas que siempre votaron en bloque por este proceso irregular: Acción Popular, UPP, APP, Podemos Perú y Somos Perú. El Frepap y Fuerza Popular los apoyaron en varias votaciones.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.