Vacancia es votada hoy en proceso desnaturalizado

Incertidumbre. Constitucionalistas advierten un proceso vacío y la OEA pide prudencia a los partidos en esta crisis. Vizcarra reitera que se pone a disposición de las instancias correspondientes. La vacancia necesita 87 votos. Por ahora, hay 48. Será crucial las posturas de AP, FP y Frepap y los no agrupados que aún no se pronuncian y suman 40 congresistas.

El presidente Martín Vizcarra ha afrontado dos procesos de vacancia en dos meses, en plena pandemia del COVID-19. Foto: Marco Cotrina/La República
El presidente Martín Vizcarra ha afrontado dos procesos de vacancia en dos meses, en plena pandemia del COVID-19. Foto: Marco Cotrina/La República
Diego Quispe

Otra vez serán los votos de algunas bancadas puntuales del Congreso lo que definirá la continuidad de Martín Vizcarra en el cargo de la presidencia de la República. A las nueve de la mañana, el Pleno iniciará la discusión de la moción de vacancia, esta vez por las declaraciones de aspirantes a colaboradores eficaces sobre presuntas coimas correspondientes a su gestión como gobernador regional de Moquegua.

Anoche, el jefe del Estado emitió un comunicado señalando: “No he participado de ninguna acción irregular ni he cometido acto de corrupción alguno”. Esto, luego de la difusión en los dominicales de los detalles de conversaciones por chat que tuvo con el exministro José Hernández. Vizcarra reiteró su disposición para responder ante las instancias correspondientes, “en el marco del debido proceso”.

Entre tanto, el Congreso necesita 87 votos para consumar la destitución del mandatario. Al cierre de esta nota, según fuentes consultadas por La República, había 48 parlamentarios a favor de ello (ver infografía): 12 de Unión por el Perú (UPP), 10 de Podemos Perú, 15 de Acción Popular (AP), seis del Frente Amplio (FA), cuatro de Somos Perú (SP) y dos de legisladores no agrupados.

Es decir, no alcanzaba.

Los partidos políticos en contra de la arremetida del Congreso sumarían 42 votos: 21 de Alianza para el Progreso (APP), nueve del Partido Morado (PM), cinco de Somos Perú, dos del FA, dos de AP, uno de Podemos y dos de los no agrupados.

En APP y el Partido Morado es evidente que se rigen en base a la posición que asumen sus líderes partidarios César Acuña y Julio Guzmán, quienes están en contra de la vacancia.

Pero aún quedan otros 40 votos en el limbo: uno corresponde a Podemos, siete a AP, 15 al Frepap, 15 a Fuerza Popular (FP) y dos a los parlamentarios sin bancada. Si decidieran sumarse a la línea de los aliados de UPP, partido político promotor de la vacancia presidencial, con la venia del líder etnocacerista preso Antauro Humala, habría 88 votos a favor, suficientes para que saquen a Vizcarra Cornejo de Palacio de Gobierno.

En Acción Popular, el vocero alterno Ricardo Burga respondió a este diario que esperarán la exposición del presidente Martín Vizcarra o de su abogado en el Hemiciclo para tomar una decisión. Los de Fuerza Popular harán lo mismo. Las portavoces del Frepap, María Teresa Céspedes y María Cristina Retamozo, guardan silencio y no adelantan la posición de su organización. Trascendió que se reunieron, pero que no hubo humo blanco.

Cuestión de fondo

Los argumentos de quienes promueven la vacancia (los partidos políticos de Antauro Humala, UPP y de José Luna Gálvez, Podemos Perú) es que el presidente está incapacitado moralmente para continuar en el cargo, pues las declaraciones de los aspirantes a colaboradores eficaces ante el fiscal Germán Juárez Atoche demuestran que el presidente habría recibido sobornos por los proyectos Lomas de Ilo y el Hospital Regional de Moquegua.

Es decir, mezclan lo penal y lo constitucional. Y para el expresidente Tribunal Constitucional (TC) Óscar Urviola, y el exministro de Justicia Francisco Eguiguren, eso es malinterpretar la Carta Magna y, sobre todo, la figura de la incapacidad moral contemplada en un proceso de vacancia.

“Me parece que (la vacancia) está vacía, se está confundiendo con la censura a los ministros de Estado. Aquí, por una deformación de la declaración de la vacancia, se usa como censura. Nuestro sistema nos permite un régimen de protección al jefe del Estado. La inmunidad está establecida para que el presidente no desatienda (su gestión). Esa es la finalidad del artículo 117 de la Constitución, para que vencido su mandato (pueda ser investigado)”, explicó Urviola.

Eguiguren, por su parte, también opinó en esa línea: “Lo que quieren hacer es desnaturalizar la vacancia y estamos dando un mensaje de que al presidente que no tenga representación parlamentaria, lo podrán vacar”. Y tiene lógica: Vizcarra Cornejo es un presidente sin bancada. No tiene fuerza política que lo defienda en los Pasos Perdidos del Congreso y menos en el Hemiciclo.

El exmagistrado del TC Víctor García Toma, en tanto, precisó las consecuencias de esta crisis: “La presidencia recaería en el presidente del Congreso (Manuel Merino), que a su vez es militante de un partido político que tiene aspiraciones electorales, lo cual genera suspicacias”.

Invocan a la mesura

Ayer, la Secretaría de la Organización de Estados Americanos (OEA), a cargo de Luis Almagro, emitió un comunicado sobre la crisis política que vive el país: “La estabilidad política y democrática de un Estado miembro de la organización es motivo de preocupación de la Secretaría General, pero la misma adquiere un grado superlativo cuando un contexto -como el causado por la pandemia- afecta la vida normal de una nación, con sus consecuencias humanitarias y socioeconómicas”.

La OEA saludó que el proceso para las elecciones generales del 2021 estén en curso. Pero, a su vez, expresó su preocupación por la inestabilidad política en medio de las riñas entre el Ejecutivo y Congreso.

También se pronunciaron otros gremios como la Confiep, la Sociedad Nacional de Industrias, la Cámara Nacional de Turismo del Perú (Canatur), la Asociación de Exportadores (ADEX), la Cámara de Comercio de Lima (CCL), la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa y Perucámaras. “Un cambio drástico en la conducción de la nación no sería lo más conveniente en esta coyuntura”, expresaron.

Una eventual vacancia a Vizcarra Cornejo dejaría a Manuel Merino, actual presidente de la Mesa Directiva, como nuevo jefe del Estado. Y Luis Valdez, congresista de APP, asumiría la presidencia del Legislativo.

El poder se concentraría en las bancadas aliadas de UPP, justo cuando se lleva a cabo un concurso público para elegir a los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional (TC), una demanda competencial en curso sobre la figura de la incapacidad moral en la vacancia, un dictamen sobre el retorno a la bicameralidad con la habilitación a la reelección bajo el brazo y la contrarreforma de la inmunidad parlamentaria pendiente de segunda votación.

Al cierre de esta nota, en Palacio no confirmaron si el presidente de la República asistirá al Hemiciclo a defenderse y tampoco había trascendido el nombre de su abogado. En el primer proceso de vacancia fue Roberto Pereyra.

Nueve congresistas del Partido Morado, cinco de Somos Perú, dos de Acción Popular, dos del Frente Amplio, uno de Podemos, dos no agrupados y 21 de Alianza para el Progreso votarían en contra de la destitución del mandatario. Todos ellos suman 42.

Son 130 congresistas. Vizcarra necesita, como mínimo, 43 parlamentarios que rechacen la vacancia. La decisión de las agrupaciones de AP, FP y Frepap podría resolver el dilema o encender la pradera.

Detalles de conversaciones entre Vizcarra y Hernández

El programa Cuarto Poder reveló ayer detalles de las conversaciones de WhatsApp entre el presidente Martín Vizcarra y el exministro de Agricultura José Hernández. Este último, como se sabe, es aspirante a colaborador eficaz ante el Equipo Especial Lava Jato. Son mensajes escritos entre el 2013 y el 17 de octubre de este año.

El 26 de febrero del 2015, Vizcarra le escribe a Hernández. “Dile a Rafael que ya terminó febrero y hace un mes enero”. El 7 de julio del 2016, cuando el presidente participaba en la campaña de PPK, también le pide a Hernández el teléfono de Rafael Granados. Tres aspirantes a colaboradores señalaron ante el fiscal Germán Juárez que Granados era el gerente de ICCGSA encargado de pagar el supuesto soborno a Vizcarra, cuando era gobernador de Moquegua a cambio del proyecto hospitalario.

El mes pasado, cuando este diario publicó que información sobre la presunta coima de ICCGSA, el presidente le escribe al exministro: “¡Es increíble cómo pueden inventar tanta falsedad!”. El celular de Hernández ya estaba en manos de la Fiscalía.

El dato

En este quinquenio hubo cuatro procesos de vacancia. El presidente Martín Vizcarra ha afrontado dos en dos meses, en plena pandemia del Covid-19.

Reacciones

Óscar Urviola, expresidente del TC

“En realidad, es lo que tenemos en este momento en la Constitución: una causal de vacancia que se ha convertido en censura y, en este caso, en una decisión política sobre lo que es materia de investigación fiscal”.

Francisco Eguiguren, exministro de Justicia

“Si lo vacan, ya perdió el cargo y no vuelve más. Por un indicio o sospecha le aplican la consecuencia política. Si al final la investigación no demuestra culpabilidad, pero ya lo bajaron del cargo”.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.