Flor Pablo: “El gran desafío es la reactivación económica y garantizar el empleo para los peruanos”

Flor Pablo Medina. Profesora y educadora peruana. Exministra de Educación entre el 11 de marzo de 2019 y el 13 de febrero de 2020. Es precandidata como primera vicepresidenta en la lista de Julio Guzmán y Francisco Sagasti, por el Partido Morado.

La Republica
Flor Pablo
Rumi Cevallos

-¿Es centralista la plancha de Julio Guzmán?

- Ni centralista ni elitista. Es una plancha no solo profesional, sino con una mirada regional. Soy ancashina, de Huari y mi procedencia es de Lima Norte. En mi caso hay una apuesta por la educación y una mirada regional a la diversidad. Soy quechua hablante, andina, y eso le pone un sello a la plancha.

- ¿Cuáles son sus expectativas de integrar la plancha junto a Guzmán y Francisco Sagasti?

- Ganar las elecciones internas y ser una opción seria profesional, ética, decente para el país en las elecciones 2021.

- Su incorporación al Partido Morado fue en los primeros días de octubre. ¿Desde cuándo nace la afinidad por esta agrupación?

- Mi interés por la política viene desde muchos años. Toda mi juventud me he pasado en temas de organizaciones sociales. He intentado armar un partido político en el 2016. Me mantuve cerca al Partido Morado en los temas de educación. No es un partido que no conozco, al contrario. Había el tema pendiente de avanzar en las conversaciones y ver si me inscribía en una militancia y culminada mi cargo como ministra continuaron las negociaciones. Inicialmente como invitada, pero luego decidí, tuve el convencimiento de que hay que entrar a la política con todo, no solo como invitada sino como militante, haciendo vida orgánica porque necesitamos llegar al gobierno con una bancada sólida para avanzar en las reformas.

- ¿Qué pasaría si Carolina Lizárraga barre las elecciones internas del Partido Morado?

- Tenemos tres listas, todos somos militantes con el derecho de participar en este proceso democrático interno. Gane quien gane, el Partido Morado es uno, la ideología es una y apoyaremos a quien la militancia le de su respaldo.

- ¿Usted conoce a Carolina Lizárraga?

- No tengo el gusto de conocerla, pero sé de su trayectoria, de su labor como congresista. Con el curso de los meses nos iremos conociendo.

- ¿Tienen una innecesaria cercanía al gobierno como lo dijo Lizárraga?

- El rol de fiscalización se mantiene en la bancada. Coincidir no significa no fiscalizar. El desempeño de la bancada da cuenta de ese equilibrio. No se trata de mantenernos siempre en la oposición sin argumentos.

- ¿Cuál es la mística en el Partido Morado?

- Es un partido escuela. Hay mucho esfuerzo por la formación de su gente, por una militancia con ideología, con claridad programática y con un esfuerzo de organización. Tenemos 160 comités provinciales y en cada uno hay un trabajo formativo, con líneas de acción como por ejemplo el impulso de la agenda mujer, con actividades de proyección social. Veo vocación de hacer política decente de servicio al país.

- Acción Popular tiene el slogan “El Perú como doctrina”, el Apra, el de “Pan con libertad”. ¿Cuál es el eslogan que identifica al Partido Morado?

- “La cancha plana para todos”. Como visión frase movilizadora es que el partido busca una cancha plana para todos.

- ¿Y eso qué quiere decir?

- Que tenemos que generar oportunidades. Para que esa cancha sea plana para todos se debe dar oportunidad y una de las oportunidades centrales para darle a los pueblos es la educación. Una de las reformas principales que plantea el Partido Morado, es en Educación. Hay que apuntar por el talento, la ciencia y la tecnología. Es importante invertir en la gente, en su talento, en sus condiciones de bienestar que nos permitirá empujar el desarrollo del país.

- Un cuestionamiento a su gestión en el Ministerio de Educación fue la forma como se abordó los asuntos de género. ¿Cuál será la propuesta del Partido Morado en este aspecto?

- El partido cree en la equidad, en la igualdad, en el respeto de los derechos. Durante mi gestión hubo un cuestionamiento, pero logramos afirmar que necesitamos una educación igualitaria, humanista, democrática. Y parte de esa democracia es que todos tenemos igualdad de derechos, tanto hombres como mujeres de hacer una educación sin estereotipos y una educación que respete la diversidad y la orientación sexual. Eso es bien importante porque nuestras escuelas, universidades, institutos no pueden ser espacio de discriminación, de maltrato a la persona por ninguna razón.

- La conducción del país será complicada por todo lo que implica la pandemia. Hay crisis, descontento, desempleo, abultado déficit fiscal. ¿En este contexto se puede hacer un buen gobierno?

- Lo que nos toca hacer es un gobierno de reconstrucción nacional. Es un periodo muy complejo donde tenemos que hacer todos los esfuerzos para no retroceder e instalar reformas que nos permitan avanzar en los siguientes años. Serán cinco años donde el gran desafío será la reactivación económica y asegurar el empleo para los peruanos, que supone ingresos, salud y educación. El partido tiene esas tres prioridades, junto con el trabajo intersectorial, a nivel de las instancias de gobierno regional, local porque este esfuerzo no se puede hacer solo desde el nivel nacional.

- Aún queda en la mente de los peruanos ese momento donde Julio Guzmán corre luego de un amago de incendio ¿Cuál es la estrategia para revertirlo?

- Es un error que Julio Guzmán lo ha reconocido. Ha pedido perdón a su familia, al partido, al país. La imagen que tenemos que ver en Julio Guzmán es el de una persona que ha trabajado, viajado por el país para construir un partido, que no es nada fácil. Es una tarea de resistencia, persistencia, de valentía y de tener una meta clara, el de ofrecer una organización política que no está sustentada en grupos económicos sino en el esfuerzo de miles de voluntarios, de jóvenes. Me quedo con el Julio Guzmán que pidió perdón y que trabajó firmemente en construir un partido y que lidera una de las listas en el proceso de democracia interna.

- Insisto, ¿Cuál será la estrategia para revertir esa imagen de la mente de los electores?

- Comparemos los candidatos. Si me dices que entre los candidatos tenemos personas que tienen la preparación, tienen un partido, un equipo con trayectoria demostrada que quiere llegar al gobierno para seguir aportando y construir país, allí lo discutimos. Si ponemos en la balanza y ponemos a todas las figuras que están pretendiendo llegar al gobierno el 2021, definitivamente Julio Guzmán tiene nivel profesional, un compromiso y una trayectoria que lo hace un candidato con altas posibilidades para pasar la segunda vuelta.

- La pandemia desnudó las enormes desigualdades. No es lo mismo pasar una cuarentena en una casa con piscina y jardines, que pasarla en un asentamiento humano, con una casa de esteras y sin agua. ¿En este contexto, se debe apuntar a un nuevo pacto social?

- Con el nivel de enfrentamiento político no vamos a poder salir de la crisis que nos viene en los siguientes años. Lo que tiene que venir en un próximo gobierno es una alianza, una plataforma conjunta de prioridades y acuerdos. Se está trabajando el Plan Perú, que será una guía, pero sí necesitamos un acuerdo político entre todas las fuerzas políticas porque supervisar no significa una oposición cerrada. Debemos avanzar y construir y sacar adelante nuestro país. Lo que viene es hacer un acuerdo político y un acuerdo social también con los gremios, las familias, las organizaciones, empresas para avanzar. Lo que la pandemia ha evidenciado de que podemos estar con buenos indicadores económicos, pero no hemos tenido acceso a la salud, el acceso como hubiésemos querido a la educación, algunos lo tienen porque tienen las condiciones. El Estado tiene que asegurar servicios para todos los ciudadanos y ciudadanas, especialmente aquellos de las zonas más empobrecidas de nuestro país. Tenemos que hacer un esfuerzo conjunto para salir de la pobreza, procurar que nuestros compatriotas salgan de la pobreza y no afecte su desarrollo humano, su posibilidad de avanzar en la vida.

- En Chile cambiarán su Constitución. Lo decidieron por plebiscito por amplia mayoría. ¿Debe haber un cambio en el Perú, fundamentalmente en la parte económica, de la carta magna Fujimorista?

- Ese es un tema que estamos revisando. Por muchos años hemos asumido que la Constitución no se puede modificar y creo que la situación misma de la pandemia, la pobreza y el proceso que estamos viviendo es que si hay cambios que hacer en beneficio de la gente se tienen que hacer. Hay que tener una mirada de la Constitución como una herramienta que permite el desarrollo para las personas, para nuestro país, y si hay algo en ella que no ayuda en esa visión de país, tenemos que modificarla. El Partido Morado tiene toda la apertura para ello. Esto es algo que debemos trabajarlo con las otras fuerzas políticas, y mirar la Constitución y sus artículos de cara a lo que queremos para el país. Queremos un país desarrollado, inclusivo, para todos. Si la Constitución no nos ayuda para esa visión tenemos que hacer los cambios que correspondan.