Martín Vizcarra: precisan la modalidad de las presuntas coimas por Hospital de Moquegua

Política LR

ediciondigital@glr.pe Politica_LR

25 Oct 2020 | 23:28 h
Martín Vizcarra en la firma del contrato con ICCGSA para la construcción del Hospital de Moquegua. Foto: difusión

Según el aspirante a colaborador eficaz, el exministro José Manuel Hernández fue el intermediario para la entrega de pagos ilícitos a Vizcarra Cornejo.

Un nuevo candidato a colaborador eficaz aseguró al fiscal Germán Juárez Atoche, del Equipo Especial Lava Jato, que el Consorcio Hospitalario Moquegua, integrado por ICCGSA e Incot, le entregó S/ 1 300 000 a Martín Vizcarra por la adjudicación del Hospital de Moquegua.

Según informó Cuarto Poder, el testigo 01-2020 precisó la modalidad usada por las empresas para dar los pagos ilícitos al actual mandatario cuando era gobernador regional de Moquegua, vicepresidente y ministro de Transportes y Comunicaciones.

En su declaración señalan al exministro José Manuel Hernández como el intermediario de las coimas. El empresario se conoce con el jefe de Estado desde fines de los años ochenta, relación que se volvió más estrecha cuando Vizcarra Cornejo asume la gobernación de Moquegua.

Para las elecciones del 2016, Hernández presentó a Vizcarra con Gilbert Violeta y Jorge Villacorta, quienes lo llevaron con Pedro Pablo Kuczynski. Este lo incluyó en su plancha como primer vicepresidente.

Participación de José Manuel Hernández

Según relata el aspirante 01-2020, Rafael Granados, quién era el gerente general de la ICCGSA, le comentó a José Manuel Hernández que junto a Incot presentaron su oferta para la licitación del Hospital de Moquegua, pero que no conocían del resultado, por lo que le solicitó le comunique con el gobernador Martín Vizcarra.

Tras insistencias, el empresario le comentó a Granados que posiblemente encuentre a la entonces autoridad de la región moqueguana en el CADE del 2013. Al no encontrarlo, le pidió que le comunique de manera telefónica y así lo hizo. El gerente de ICCGSA le comentó a Vizcarra sus intenciones de adquirir la buena pro de la obra. Luego le pidió que le pase nuevamente con Hernández.

“Le preguntó si eran serios y si había algún apoyo, lo que pasa ‘es que ellos se comen la torta solos’ dijo Vizcarra, al insinuar que le dieran algo de dinero. Hernández le dijo que ese asunto debía hablarlo directamente con Granados, pero Vizcarra le insistió que le diga ya que estaban juntos. Lo que pasa es que el señor Vizcarra no quería negociar directamente con Rafael Granados de IGGCSA"

Declaración de aspirante 01-2020.

Según esta versión, Hernández le comentó al empresario que Vizcarra pedía coimas para que puedan adjudicarse la obra. Granados le explica que esa decisión la debía consultar con el directorio de las compañías del consorcio. Momentos después, le confirmó al empresario que aceptarían dar los pagos que se requieran.

“Granados le pide a Hernández que se comunique con el señor Vizcarra […]. Luego de que el señor Vizcarra se comunicó con el señor Hernández, este último le dijo al señor Granados que Martín Vizcarra solicitaba la suma de un millón trescientos mil soles, con lo cual cerraron el trato. Debo mencionar que ese dinero que solicitaba el señor Martín Vizcarra era para aprobar y firmar el contrato por el concurso público de la obra Hospital de Moquegua”.

Aspirante 01-2020.

El 10 de diciembre, Unops selecciona al consorcio para construir la obra. Ocho días después, el Gobierno Regional firma el contrato y empresa de José Manuel Hernández fue contratada para supervisarla. Tiempo después, el aspirante a colaborador señala que Vizcarra Cornejo manifiesta mortificado: “Los amigos que me recomendaste no están cumpliendo, hace dos meses que les he dado el adelanto y no cumplen".

El testigo señala que esta precisión podría referirse al adelanto de dinero que el Gobierno Regional le hizo a la empresa bajo el concepto de material, hecho observado y cuestionado por la Contraloría General de la República.

Presuntos sobornos en sobres de manila

Frustradas reuniones después, Granados comenzó a dar partes del dinero a Hernández en sobres de manila para que se los entregue a Martín Vizcarra. Este hecho se repitió en más de una ocasión, según el testigo.

"Entonces Granados citó a Hernández en su oficina y le pidió que le llevara un paquete a Vizcarra, en relación al acuerdo que tenían por la adjudicación de la obra Hospital de Moquegua. Se trataba de una sobre manila grande, evidentemente con dinero. Conozco que José Hernández, al salir de las oficinas de ICCGSA, le pidió a su chófer […] que le lleve ese paquete a la casa del señor Vizcarra en San Isidro. Hernández llamó a Vizcarra quién estaba en casa y le dio la dirección […]. El señor Aranda confirmó la entrega del paquete a Vzcarra. Una nueva llamada de Hernández a Vizcarra confirmó la entrega del ‘paquete’ y dijo que todo estaba bien. Hubo otra vez en la que se repitió la misma modalidad de entrega”.

Aspirante 01-2020.

En la declaración difundida por el dominical, la entrega de las supuestas coimas se dieron también en la sede de la empresa ATA, cuyo gerente era Hernández. Vizcarra le pedía que le lleve el dinero a esas oficinas porque “no tenía tiempo” para ir a las de ICCGSA.

De acuerdo el relato, el S/ 1 300 000 aún no se completaba y Vizcarra en más de una ocasión le expresó su incomodidad a Hernández. Estos paquetes siguieron dándose hasta incluso cuando el exgobernador ya era primer vicepresidente de Kuczynski y ministro de Transporte y Comunicaciones.

El aspirante señala que, para cerrar el tema, Hernández citó en su casa el 25 de agosto de 2016 a Rafael Granados, a Fernando Castillo Dibós, quien era accionista de ICCGSA, y a Martín Vizcarra.

“José Hernández los dejaba solos en la sala en varias ocasiones para servir bebidas, bocaditos e ir al baño […]. En una de esas salidas, Hernández observó que Fernando Castillo Dibós de ICCGSA se levantó de su asiento y se acercó a una especie de repisa que está cerca al mueble donde estaba sentado Martín Vizcarra. Cuando José Hernández volvía de la cocina observó que Martín Vizcarra se acomodaba el saco por los bolsillos interiores que se veían abultados. Luego la tensión inicial se disipó y se quedaron conversando […]. Cuando terminó la reunión una hora después, el señor Hernández les preguntó si el asunto estaba saldado y ambos sonrieron, y respondieron afirmativamente […]. Castillo Dibós subió a su auto y el señor Hernández le preguntó a Martín Vizcarra si todo estaba saldado y este respondió que sí agradeciéndole”

Aspirante 01-2020.

El testigo ha entregado los mensajes de Whatsapp de Hernández con Granados cuando coordinaban la reunión. Además, ha prometido entregar más conversaciones que prueben sus dichos. Asimismo, insiste en que se levanten el secreto de las comunicaciones de los involucrados y se ejecute la geolocalización de los teléfonos.

El aspirante 01-2020 ha señalado también haber sido testigo de las reuniones que Martín Vizcarra tuvo con Antonio Camayo, empresario considerado como integrante de la organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto, así como con los políticos Héctor Becerril, José Vega y Enrique Wong. Precisó que estos encuentros se dieron previos a la segunda vuelta y cuando el ahora presidente era el jefe de campaña electoral de Kuczynski.

Lazy loaded component

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.