Martín Vizcarra: “Que me investigue cualquier fiscal”

Doris Aguirre

doris.aguirre@glr.pe daguirre177

19 Oct 2020 | 4:26 h
Segundo caso de presuntos sobornos está relacionado con buena pro de obra pública del exgobernador Martín Vizcarra,
en 2013. Foto: La República

Más imputaciones. Aspirantes a colaborador eficaz de la empresa ICCGSA -que integró la organización criminal denominada ‘Club de la Construcción’- afirman que le dieron a Vizcarra 1 millón 300 mil soles a cambio de la adjudicación de la obra de rehabilitación del Hospital de Moquegua.

Aspirantes a colaborador eficaz de la empresa ICCGSA reconocieron que hicieron pagos ilícitos por 1 millón 300 mil soles a cambio de obtener el contrato por 98 millones de soles para la rehabilitación del Hospital Regional de Moquegua, el 3 de octubre de 2013. De acuerdo con la versión de los declarantes, los desembolsos fueron dirigidos al exgobernador de la época, Martín Vizcarra, quien fue el que solicitó el monto indicado.

Según las manifestaciones de estas tres personas, que afirmaron tener conocimiento de los hechos ante el fiscal del Equipo Especial Lava Jato, Germán Juárez, en una de las ocasiones Vizcarra se presentó en la residencia de uno de los empresarios de ICCGSA en La Molina para recibir la última parte del dinero acordado.

Este es el segundo caso en el que aspirantes a colaborador eficaz afirman haber pagado sobornos a Vizcarra por obras públicas durante su gestión como gobernador de Moquegua. En el primer episodio, el testigo de la compañía Obrainsa indicó que abonó 1 millón de soles a Vizcarra por haber ayudado a que dicha compañía obtuviera la buena pro para la habilitación del proyecto de irrigación de Lomas de Ilo por 80.9 millones de soles, el primero de octubre de 2013.

En los dos casos, el proceso de licitación de las obras públicas estuvo a cargo de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), que es la entidad que identifica a la empresa calificada para la ejecución del proyecto o está habilitada para proveer algún tipo de servicio.

Después que el programa Cuarto Poder dio a conocer los pormenores de las declaraciones de los aspirantes a colaborador eficaz que vinculan al jefe del Estado con el pago de 1 millón 300 mil soles, Vizcarra, como ocurrió con el primer caso de Obrainsa, rechazó las imputaciones.

Vizcarra aseguró que se tratarían de declaraciones falsas de personas relacionadas con empresas como Obrainsa e ICCGSA. Foto: La República

“Que se investiguen las acusaciones en mi contra. Que me investigue cualquier fiscal, el del caso Lava Jato o el del Club de la Construcción. Yo rechazo categóricamente haber recibido algún pago. La evaluación, la selección y la buena pro lo hizo UNOPS, como la propia institución lo ha reconocido”, señaló Vizcarra.

El presidente en entrevista con Cuarto Poder dio a entender que se tratarían de declaraciones falsas de personas relacionadas con empresas como Obrainsa e ICCGSA, que formaron parte del ‘Club de la Construcción’. Dijo que en los gobiernos de Alan García y Ollanta Humala, estas compañías obtuvieron 83 millonarios contratos con el 108% sobre el precio referencial, pero que durante su gestión como titular del Ministerio de Transportes, entre 2016 y 2017, redujo a un promedio de 88% el monto de las adjudicaciones, lo que representó una enorme pérdida para estas constructoras y una ganancia para el Estado. Entre las empresas perjudicadas se encuentran Obrainsa e ICCGSA, indicó Vizcarra, insinuando que los testimonios de los aspirantes a colaborador eficaz serían parte de una venganza.

Los testigos que han declarado ante el fiscal Germán Juárez dieron detalles sobre los presuntos pagos a Vizcarra, que este demandó para otorgar al consorcio de ICCGSA e Incot la reconstrucción del Hospital Regional de Moquegua.

“La mayoría de los pagos en partes fueron realizados por el ingeniero Rafael Granados (Cueto), funcionario de ICCGSA, a una persona que al día de hoy es un exministro, quien era el intermediario (...) de Martín Vizcarra. Esas entregas por partes oscilaban entre los 100 mil y 200 mil soles”, relató uno de los aspirantes a colaborador eficaz, según la versión difundida por Cuarto Poder.

Conforme a lo señalado por los aspirantes ante el fiscal Juárez, si bien UNOPS determinaba la mejor oferta, el exgobernador Vizcarra podía vetar la buena pro.

“Un intermediario que era un exministro de Pedro Pablo Kuczynski contactó con el ingeniero Rafael Granados de ICCGSA. El mensaje fue que Vizcarra solicitaba una cantidad de dinero, aproximadamente 1 millón 300 mil soles, para proceder a aprobar la oferta (de ICCGSA y su socio Incot), y que si no se aceptaba, no daría su conformidad para firmar el contrato. Granados consultó con la empresa socia Incor y se vieron obligados a acceder al pedido con la finalidad de no perder el contrato”, señaló el testigo.

De acuerdo con algunas fuentes, el presunto intermediario de Vizcarra habría sido el exministro de Agricultura José Manuel Hernández.

“El pago de 1 millón 300 mil soles que el consorcio (ICCGSA e Incot) se vio obligado a efectuar fue realizado en partes entre 2014 y 2016. (...) El intermediario se comunicaba con el ingeniero Rafael Granados (de ICCGSA) por teléfono o por WhatsApp para realizar las coordinaciones y las entregas, que se realizaban en las oficinas de ICCGSA en la avenida Aramburú, en San Isidro. En una oportunidad, en 2015, Granados le hizo una entrega (de dinero) a Martín Vizcarra personalmente en las oficinas de ICCGSA”, explicó.

El mandatario explicó que sectores políticos estarían interesando en vacarlo para postergar las elecciones. Foto: La República

El proceso de desembolsos continuó. “Después de terminada la gestión de Vizcarra en diciembre de 2014 como gobernador regional de Moquegua, se continuó con los pagos del compromiso asumido. Es así que en 2015, previa coordinación con el intermediario -quien luego fue ministro de Kuczynski-, Vizcarra se presentó en las oficinas de ICCGSA y buscó a Rafael Granados para que le pagara un saldo pendiente. En esa oportunidad se le entregó 30 mil dólares, un aproximado de 100 mil soles. El dinero le fue entregado (a Vizcarra) en un sobre manila que le dio a la mano Granados en el directorio de ICCGSA”, dijo el testigo.

Otro de los declarantes expresó que fungió de intermediario entre Vizcarra e ICCGSA y que en una ocasión el exgobernador regional de Moquegua llegó a la casa del exrepresentante de ICCGSA, Fernando Castillo Dibós, para recibir la parte del fondo acordado. El encuentro se produjo el 5 de agosto de 2015.

“Los hechos que voy a poner en conocimiento son (entre otros), la reunión realizada en mi casa ubicada en La Molina, en la que participó Martín Vizcarra, Fernando Castillo y el declarante (el aspirante a colaborador eficaz) para la entrega de un saldo de dinero relacionado con la obra del Hospital de Moquegua”, dijo el testigo.

“Ni lo piensen, no vamos a postergar las elecciones”

El mandatario Martín Vizcarra señaló que sectores políticos interesados en vacarlo tendrían como principal objetivo postergar las elecciones.

“Hay grupos políticos que me han pedido cambiar de fecha de las elecciones, pero no será así. Son los mismos que están detrás de estas falsas acusaciones. Pero ni lo piensen, no vamos a postergar las elecciones”, señaló en entrevista con Cuarto Poder.

“Mirándole a los ojos, por supuesto que no he recibido sobornos en Moquegua, ni en el Perú ni en el extranjero”, señaló al periodista Augusto Thorndike.

“En la licitación del Hospital Regional de Moquegua no hubo delito alguno”, indicó Vizcarra. “Esta es una novela de terror por capítulos”.

El dato

Segundo caso de presuntos sobornos está relacionado con buena pro de obra pública del exgobernador Martín Vizcarra, en 2013.

Martín Vizcarra, últimas noticias:

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.