El reto de los nuevos candidatos: pasar la valla electoral

Diego Quispe

DiegoQuispeSanc

02 Oct 2020 | 3:35 h
Los partidos que no obtengan más del 5% de votos a nivel nacional en la primera vuelta dejarán de figurar en el ROP del JNE. Foto: diseño de Gerson Cardoso / La República
Los partidos que no obtengan más del 5% de votos a nivel nacional en la primera vuelta dejarán de figurar en el ROP del JNE. Foto: diseño de Gerson Cardoso / La República

Elecciones 2021. Analistas coinciden en que las recientes afiliaciones de posibles candidatos no se dan solo para buscar ser gobierno, sino para conservar la inscripción de los partidos y, por eso, algunos de estos apelan a ser vehículos electorales.

La pugna de las 24 agrupaciones políticas, que obligatoriamente participan en este proceso electoral, no solo será por llegar a ser gobierno o tener una bancada en el Congreso, sino también por conservar la inscripción electoral.

Los partidos que no obtengan más del 5% de votos a nivel nacional en la primera vuelta dejarán de figurar en el Registro de Organizaciones Políticas (ROP) del Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

PUEDES VER Elecciones 2021: Ricardo Belmont se inscribió en Unión Por el Perú y aspira llegar al Congreso

Según los analistas consultados por La República, eso explica la mayoría de las afiliaciones partidarias de esta semana de precandidatos presidenciales.

George Forsyth, alcalde de La Victoria, se inscribió en Restauración Nacional; Daniel Urresti en Podemos Perú, Verónika Mendoza en Juntos por el Perú, Susel Paredes en el Partido Morado, Hernando de Soto en Avanza País, el excongresista Richard Arce en Renacimiento Unido, el expremier Pedro Cateriano y el exgobernador Fernando Cillóniz en Todos por el Perú, Roque Benavides y Carla García (hija de Alan García) en el Apra, y Ricardo Belmont en Unión por el Perú (UPP).

Para el analista político y profesor en la PUCP Antonio Maldonado, ante la cantidad de postulantes que habrá, “uno de los pocos aspectos positivos que quedó de la reforma política es que estos partidos vientres de alquiler, si no participan o logran el 5%, pierden su inscripción electoral”. Por eso, acotó, hubo afiliaciones inesperadas, las que apuntan a que la organización política se mantenga en actividad.

PUEDES VER Elecciones 2021: excongresista Richard Arce será precandidato en la plancha presidencial

Maldonado menciona el caso de Forsyth con Restauración Nacional: “Es un vientre de alquiler (este partido). Creo que la idea de él fue pintarse como un outsider, creo que eligió a este partido para tener una representación en el Congreso”, explicó.

El director del Grupo Fides Perú, Jeffrey Radzinsky, considera, en esa línea, que debido a ello “llama la atención el tipo de vehículos electorales que se están utilizando” con las adhesiones de último momento.

Hasta el 12 de octubre, según el calendario electoral del JNE, los partidos podrán realizar alianzas electorales. “Espero que se concrete alguna porque es imposible que la ciudadanía pueda elegir o saber las propuestas de más de 20 candidaturas”, cuestionó.

PUEDES VER Hasta el lunes 12 hay plazo para pedir registro de alianzas electorales

Campaña con fraccionamientos

Según el investigador de la Universidad de Lima Hernán Chaparro, la sorpresa, hasta el momento, fue Cateriano en TPP. El problema es que esta organización está fraccionada. Justamente, Cillóniz se encuentra en la facción contraria al ex primer ministro.

Maldonado comentó que en la interna de esta agrupación, tendrán que buscar consensos para no repetir el papel de las elecciones del 2016, cuando quedaron fuera. “Me imagino que Cillóniz tratará de conversar con Cateriano. Tienen un perfil donde sería coherente que ambos estén en una plancha presidencial”, refirió.

Con demasiadas candidaturas, para Radzinsky, esta campaña será “muy fraccionada en todos los espectros y ejes”. “En este momento, está más fraccionada la derecha que la izquierda: hay siete candidaturas de derecha y tres o cuatro que podríamos llamar de centro”, reflexionó. Una de centro, sostuvo Maldonado, es la plancha presidencial que impulsa el Partido Morado con Julio Guzmán y Susel Paredes.

PUEDES VER Ministra Neyra: “El Ejecutivo no favorecerá a ningún partido o candidato en las elecciones 2021”

En la izquierda también habrá distintos bandos: Verónika Mendoza irá con Juntos por el Perú, y Marco Arana con el Frente Amplio. Chaparro enfatiza que electoralmente no les conviene postular separados: se restarán votos entre ellos. Las diferencias programáticas, precisó, evitan que sean aliados. Aunque, esto les conviene a ambos en su formación partidaria. Sin embargo, acotó, mientras no tengan propuestas económicas claras, es complicado que resulten triunfantes.

En el caso de los partidos tradicionales, como Somos Perú, el Apra y el Partido Popular Cristiano (PPC), Chaparro considera que ahí los más perjudicados pueden ser los dos últimos.

“El PPC ha demostrado más indicios de renovación, pero es un partido muy limeño y que entiendo estuvo buscando alianzas con grupos sin resultados. En el Apra, hace tiempo que creen que algún hijo de García podrá resultar. Han terminado en la lógica familiarista”, recalcó.

PUEDES VER Daniel Urresti sería el candidato presidencial de Podemos Perú

Mientras que en Somos Perú, opinó Maldonado, aún es incierto hasta qué punto la candidatura de Salaverry beneficie a esta agrupación, pues en algún momento le recordarán al excongresista su pasado en el Apra y Fuerza Popular.

La clave

El reto. Días después de inscribirse en Podemos Perú, Daniel Urresti dejó de ser vocero de la bancada de esta agrupación. En esta campaña, según Antonio Maldonado, deberá demostrar si está supeditado o no a José Luna Gálvez.

Elecciones 2021, últimas noticias:

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacas de los temas que marcan la agenda nacional.