Los retos del gabinete Cateriano

"Es responsabilidad del Estado, recordar que el Perú no es Lima y que tiene la responsabilidad de atender a las regiones más afectadas, como es el caso de Arequipa"

La Republica

Patricio Quintanilla

Rector U La Salle

Todo cambio trae expectativas de esperanza y optimismo, espero que así sea con el nuevo Gabinete Ministerial, que acaba de juramentar. Sin embargo, sus retos son enormes.

Reto 1: Salud Descentralizada

Algunas regiones del país y Arequipa en particular, están en una situación sanitaria sumamente grave; los contagios avanzan de manera descontrolada, los hospitales y clínicas COVID están colapsados, no hay equipos, no hay camas UCI suficientes y, peor aún, no hay médicos intensivistas suficientes.

Es responsabilidad del Estado, recordar que el Perú no es Lima y que tiene la responsabilidad de atender a las regiones más afectadas, como es el caso de Arequipa.

Reto 2: Crecimiento Económico

Tengo claro que pedir crecimiento económico es más fácil de escribir que lograr, pero se debe promover y ejecutar inversión pública, que es un importante factor de reactivación y, en particular la construcción, lo que no está sucediendo en el país y menos aún en las regiones.

Recientemente el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), ha publicado las cifras del mes de mayo reportando una contracción del Producto Bruto Interno (PBI) de 32.7%, consecuencia de la caída de la demanda interna, por el menor consumo de las familias, totalmente explicable; en mayor medida por la baja del sector construcción, porque la inversión en obras públicas se ha reducido en 81.2%.

Reto 3: Política Anti Corrupción

Es un mal endémico en el Perú, que no respeta ni situaciones de emergencia nacional, robando los escasos recursos que se destinan a apoyar a la población más vulnerable y a las personas de mayor riesgo.

Gran reto para el Poder Ejecutivo, es combatir y sancionar severamente estos hechos, a pesar del Congreso de la República, el peor de la historia reciente.

Conclusión

Premier Cateriano, no se olvide que es “provinciano” y específicamente arequipeño.