Siete mil internos podrían salir por la emergencia