Caso ‘Richard Swing’: los 21 puntos de Fiscalización para pedir facultades especiales al Pleno

El pasado viernes 29, Sonia Guillén renunció a su cargo como ministra de Cultura, tras los cuestionamientos que recibió por la contratación del cantante Richard Cisneros, más conocido como ‘Richard Swing’.

Uno de los argumentos presentados por Edgar Alarcón en la Comisión de Fiscalización subraya la presunta cercanía entre el autodenominado artista y el presidente Martín Vizcarra.
Uno de los argumentos presentados por Edgar Alarcón en la Comisión de Fiscalización subraya la presunta cercanía entre el autodenominado artista y el presidente Martín Vizcarra.
Pamela Palacios

Son 21 consideraciones que sustentan la moción aprobada por unanimidad el último martes 2 de junio en la Comisión de Fiscalización con la finalidad de que el Congreso le otorgue facultades especiales para investigar las contrataciones del cantante Richard Cisneros, más conocido como ‘Richard Swing', con el Ministerio de Cultura. La agenda del próximo pleno habría sido ampliada para tratar este tema.

El primer punto subraya que el Ministerio de Cultura (Mincul) contrató a Richard Cisneros por 30 mil soles durante el mes de abril, en plena pandemia por la COVID-19, para que realice charlas motivacionales, a fin de mejorar el rendimiento laboral, personal y social de los servidores del ministerio.

PUEDES VER Susana de la Puente: “No conocí a Richard Swing después de los mítines de campaña”

También, que según el OSCE, Richard Cisneros recibió del Ministerio de Cultura 175,400 soles desde el año 2018 por concepto de diversos servicios de consultoría.

Otro aspecto que aborda el pliego que presentó el congresista Edgar Alarcón señala que Cisneros habría participado en la campaña de Peruanos por el Kambio (hoy Contigo) en el año 2016, cuando Martín Vizcarra se desempeñaba como jefe de la campaña electoral de dicho partido, y que el cuestionado personaje habría colaborado estrechamente con el actual mandatario en ese proceso.

Del mismo modo, la moción hace referencia a que el conductor de televisión Beto Ortiz señaló en sus redes sociales que los periodistas acudían a Richard Cisneros en busca de una entrevista exclusiva con Martín Vizcarra cuando este asumió la presidencia.

En el mismo considerando se señala que este hecho pone en evidencia que Cisneros formaba parte del entorno de confianza más cercano de Martín Vizcarra Cornejo.

Otro argumento es que el presidente declaró haber conocido a Richard Cisneros y que esa relación habría permitido que este tenga una participación en algún nivel de gobierno.

PUEDES VER Fuerza Popular, Somos Perú, Frepap, Podemos y Acción Popular frenan la paridad y alternancia

También, se menciona que Cisneros radicó en Canadá en el mismo periodo en el que Martín Vizcarra se desempeñó como embajador del Perú en ese país.

Por otro lado, otro punto hace alusión a que Cisneros no tendría grados académicos (bachiller, magister o doctorado) y que no podría cumplir con un perfil profesional a efectos de desempeñar un cargo en algún nivel de gobierno.

Asimismo, existe la sospecha de que se trataría de pagos periódicos a razón de 8 mil 352.38 soles mensuales encubiertos bajo la modalidad de contratos de locación de servicios.

En ese sentido, se arguye que dichos contratos habrían sido creados para beneficiar a Richard Cisneros, lo que implicaría tráfico de influencias, entre otros ilícitos por determinarse.

Finalmente, algunos indicios apuntan a que existiría responsabilidad del propio presidente de la República o de alguien de su entorno en las cuestionadas contrataciones del Mincul con el cantante Richard Swing.

La ruta de Richard Swing en el Ministerio de Cultura

Contratos de Richard Swing con el Ministerio de Cultura.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.