Susana Villarán queda con detención domiciliaria

César Romero

En su casa.  Villarán apareció para saludar, desde un segundo piso. Llevaba una mascarilla. (Foto: M. Merino)
En su casa. Villarán apareció para saludar, desde un segundo piso. Llevaba una mascarilla. (Foto: M. Merino)

Medida. Exalcaldesa de Lima fue liberada del penal de mujeres de Chorrillos y la Policía la trasladó a su casa en playa Arica.

Luego, de trece días, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) pudo ejecutar el cambio de prisión preventiva de la excaldesa de Lima Susana Villarán por detención domiciliaria. El 30 de abril, el juez de investigación preparatoria Jorge Chávez Tamariz concedió detención domiciliaria a Villarán por la emergencia del COVID-19, medida que recién se cumplió ayer.

Este procedimiento siempre es engorroso y lento. Tal vez, por este motivo, y viendo lo que sucedía con Villarán, el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial ha recomendado a los jueces que en caso de disponer el cese de una prisión preventiva por la Emergencia Sanitaria, solo impongan detención domiciliaria en los casos estrictamente necesarios.

PUEDES VER Destituyen a jefe PNP de Puno por compras digitadas

Para cumplir la detención domiciliaria de un recluso, el INPE requiere contar con un informe favorable de la Policía sobre la seguridad que ofrece el domicilio donde se cumplirá la medida.

Esa fue la primera demora para la excarcelación. La Policía observó que la casa de playa Arica donde Villarán cumpliría la detención tenía una puerta posterior de acceso. La salida fue con tapiada, pero eso requirió una segunda inspección.

El martes se detectó que los papeles de la Policía y el Juzgado diferían en el nombre completo de la exalcaldesa. El INPE requiere que los datos de todos los documentos coincidan al 100%.

PUEDES VER Castañeda señala que deshacinamiento en penales debe combinar “rapidez y prudencia”

Esta exactitud recién se logró el miércoles al mediodía. El INPE procedió a liberar a Villarán y ponerla en manos de la Policía, que la trasladó a su casa. Allí cumplirá una cuarentena, antes de tener contacto con el resto de su familia.

Corría riesgo de contagio en el penal

Al salir del penal y hasta que ingresó a su casa en playa Arica, Susana Villarán no declaró. Parecía sonreír detrás de una mascarilla de color rojo, que le cubría el rostro.

El juez Jorge Chávez Tamariz revocó su prisión preventiva al considerarla una persona de alto riesgo de contraer el coronavirus, por su edad y la enfermedad de lupus.