Edwin Oviedo se niega por segunda vez a pasar prueba para el coronavirus

Política LR

La Republica
Acusado. Oviedo, quien permanece en prisión preventiva desde diciembre de 2018, afronta un pedido de 26 años de cárcel.

Instituto Nacional Penitenciario informó que Oviedo se rehusó a que le hagan el descarte de la COVID-19. Su primera negativa fue el pasado 2 de mayo.

El expresidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Edwin Oviedo, se negó a pasar la prueba de descarte de coronavirus, informó este miércoles el Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

En su cuenta oficial de Twitter, el INPE dio cuenta de que Oviedo se rehusó por segunda vez a ser evaluado por personal médico.

PUEDES VER Jaime Yoshiyama será excarcelado y cumplirá arresto domiciliario

“El INPE precisa que el interno Edwin Oveido Pichotito, recluido en el EP Chiclayo, se negó a pasar la prueba para COVID-19”, indicó la institución que, seguido, consideró que era “necesario hacer esta precisión” ante información periodística que daba cuenta de posibles síntomas presentados por el exdirigente de la FPF.

“El sábado 02 de mayo último ingresan al penal un biólogo y dos médicos de la Dirección Regional de Salud de Lambayeque a fin de realizar pruebas para descartar el contagio por COVID-19; al consutársele al interno Oviedo Pichotito, este se negó a hacerse el examen”, dio cuenta también el INPE de la primera negativa de Oviedo.

Días atrás, el pasado 3 de mayo —luego de su primera negativa—, el abogado de Edwin Oviedo, el doctor César Nakazaki, confirmó a La República que había solicitado al INPE el traslado de su defendido a un hospital porque, señaló, ya presentaba síntomas de la enfermedad.

PUEDES VER Rafael Castillo asume presidencia del INPE tras renuncia de Gerson Villar

"Edwin Oviedo desde hace varios días presenta fiebre y un cuadro de infeccioso respiratorio y por su salud necesita ser atendido por un médico especialista para descartar el coronavirus”, dijo Nakazaki a este diario.

En su momento, el letrado indicó que el penal de Chiclayo había sido tomado por internos de diferentes pabellones en protesta por el coronavirus. Asimismo, señaló que el expresidente de la FPF, “es un paciente de alto riesgo para el coronavirus, porque es hipertenso y obeso, por esa razón debe ser tratado por un especialista”.

Sobre la primera prueba que las autoridades sanitarias intentaron hacerle —según la versión del INPE—, el abogado Nakazaki indicó que no tenían “ninguna información” al respecto.

"La situación en dicho centro carcelario es una bomba de tiempo debido a la indiferencia de las autoridades del INPE”, comentó aún.