Recomiendan focalizar aislamiento por distritos

Medidas. Según ingeniero Ragi Yaser Burhum, también es necesario medir la capacidad de las UCI por región para evitar que la mortalidad crezca.

Aglomeración en calles, bancos y mercados de Trujillo en el estado de emergencia.
Aglomeración en calles, bancos y mercados de Trujillo en el estado de emergencia.
Diego Quispe

Ayer, en la sesión del Acuerdo Nacional, el ingeniero y especialista en proyectos geoespaciales Ragi Yaser Burhum explicó que la siguiente etapa en la emergencia por el coronavirus es el “Huayno”. Esto en alusión a la fase de la “Danza” que le sigue al “martillazo” contra el virus.

En este periodo de la pandemia, las autoridades reducen o incrementan las restricciones para la población. La meta, en ese lapso, es reducir R (número de reproducción del virus). El objetivo principal, agregó, es llegar a R<1: cuando un infectado por coronavirus solo tiene la probabilidad de contagiar a menos de una persona.

PUEDES VER Cajamarca: cinco madres con COVID- 19 reciben alta epidemiológica

En esta pandemia, la curva de R ha sido cambiante, pero no aplanada. Yaser Burhum, en un artículo publicado el último domingo, recuenta que al inicio del estado de emergencia el nivel de contagio era R=2.97: una persona infectada contagiaba, en promedio, a tres o más. A fines de este mes disminuyó a R=1.85. Parecía un avance.

Sin embargo, para el 7 de abril hubo 1, 377 infectados. Eso ocasionó que el índice para el día siguiente se incremente a R=2.42. El experto acotó que eso se explica por el incremento de pruebas aplicadas por día de 1,141 a más de 18 mil.

Para el 23 de abril, cuando, se suponía que la curva de infección iba a comenzar a aplanarse, pasamos a R=1.47, pero el 3 de mayo el nivel de contagios quedó en R=1.43. Esto implica cierta estabilidad, lo cual evidencia que sin confinamiento o supresión la tragedia hubiera sido letal.

PUEDES VER Coronavirus: intervienen comuna de Lambayeque por presunta corrupción en compra de canastas

Sin cuarentena, calculó Yaser Burhum, en siete meses, hubiéramos tenido más de 463 mil muertos. La declaratoria de emergencia contrarrestó ello. Pero aún nos tiene lejos del R<1.

Y mientras no lleguemos a ese índice, sostuvo el ingeniero en un tuit del 4 de mayo, no se podrá determinar qué distritos o regiones del país pueden flexibilizar el confinamiento social. Por eso, explicó, “necesitamos medir R a nivel de distrito para tomar decisiones focalizadas que realmente reduzcan el crecimiento de virus”.

Y esa focalización también debe apuntar a medir las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Yaser Burhum expresó que a nivel nacional el sistema de salud todavía no colapsa, pero visto por región, la realidad es distinta. “Existen áreas en el Perú, como Loreto, que solo tenían 10 UCI y todas ya están llenas”, argumentó.

Eso influirá en el índice de mortalidad que, por ahora, es de 2,82% en el país. Pero cuando el sistema colapse en regiones, el porcentaje aumentará.

“Si las camas se llenan, y por ende nuestro sistema de salud colapsa, ese número va a dispararse al 10% - 13% como fue el caso de España e Italia”, dijo.

PUEDES VER Más de 51 mil casos positivos y 1.444 muertos en 2 meses

Por eso, alegó, las medidas deben ser adaptadas a la realidad local, pues la curva de crecimiento va a variar en cada subregión porque existen factores socioeconómicos que evidencian que cada una afronta la cuarentena en distintas condiciones.

La comunidad científica puede aportar, aunque una limitación –manifestó Yaser Burhum ante el presidente Martín Vizcarra– es el acceso a la información de las instituciones del Gobierno. Si la data fuera pública, habría mayores recomendaciones para reducir R.

La clave

Términos. “Martillazo” y “Danza” son palabras que usa el ingeniero Tomás Pueyo en el blog “The Hammer and the Dance”, sobre los resultados de una investigación del Imperial College of London sobre el COVID-19. El ingeniero Burhum señala que en Perú, la “Danza” es “Huayno”.