ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionalesAHORA - Benevento derrotó 1-0 a Pisa con gol de Gianluca Lapadula por los play-offs de la Serie B

Francisco Durand: Hay entre los ricos una especie de pánico o temor a un impuesto

Experto en el estudio de grupos económicos sostuvo que la reforma tributaria debe ser integral y que, además de un impuesto a la riqueza, debería incluirse un impuesto a las fortunas.

“Ha llegado el momento de debatir el impuesto a la riqueza”, señaló el experto en el estudio de grupos de poder económico.

El sociólogo y profesor de Política y Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Francisco Durand, señaló que existe una especie de “pánico o temor” entre las personas más adineradas del país, hacia un impuesto que grave su riqueza.

En entrevista para OjoPúblico, el autor de libros como Los doce apóstoles de la economía peruana y Odebrecht, la empresa que capturaba gobiernos, manifestó que ha llegado el momento de que el país comience a discutir una reforma tributaria que incorpore "el impuesto a la riqueza”.

Durand consideró que un impuesto a la riqueza —que no debería ser la única medida, a su parecer, en una posible reforma al sistema de recaudación—, “si se aplica correctamente puede generar un aporte significativo y con sentido social”.

“Quienes han ganado extraordinariamente bien en el Perú no quieren que les toquen los ingresos. Estamos hablando del 2% de la plutocracia neoliberal, del miembro del directorio de un banco que recibe US$10 mil de dieta mensual, por un día de reunión a la semana; de los consultores financieros y abogados de los estudios de élite que ganan hasta 20 veces más que sus pares”, sostuvo su punto de vista Durand.

Para el experto en el estudio de grupos económicos, el coronavirus ha llevado “a un punto límite” la resistencia de los más adinerados hacia un impuesto a sus fortunas.

“Estamos en una situación curiosa. Los ricos en el Perú están a la defensiva, pero golpeados”, analiza la situación Durand.

Sobre la situación “golpeada” del empresariado, sostiene el especialista que responde al destape de las donaciones del grupo Romero a la campaña del fujimorismo en le 2016.

[Los ricos del Perú están] golpeados por el escándalo de Dionisio Romero y las donaciones de campaña hechas [por el Banco de Crédito] a Keiko Fujimori, la participación de la Confiep en esos aportes, la investigación del caso Lava Jato y del Club de la Construcción", señaló.

Reforma integral

A su modo de ver, el sociólogo y docente estimó que, en este momento, “se necesitan más recursos y la inequidad histórica es insostenible”, ante la crisis que ha generado la COVID-19.

“Los peruanos de menores ingresos experimentarán una extensión de la pobreza que ya creíamos superada: la miseria. Hemos entrado a un periodo de pauperización, y todo depende de cómo maneje [el Gobierno] la pandemia y qué resultados tenga la política de reactivación [de la economía]. Por ejemplo, un afiche en una vivienda en Huaycán [Ate] decía: virus para los pobres, corona para los ricos. Así lo están sintiendo, y momentos como el actual dejan el camino libre para medidas populistas”, manifestó Durand.

En ese sentido, su planteamiento es claro: “debe ser una batería de impuestos que se implementen de forma gradual”.

“Un solo impuesto no basta, sería un parche”, sostiene Durand, y agrega que, además de un impuesto a la riqueza, debería instaurarse “otro a la acumulación de fortunas”.

“Se requiere una reforma tributaria con orientación progresiva que tome en cuenta las distintas formas de alta riqueza. Esto pasa por una decisión política, legal y, sobre todo, técnica, porque hay que saber cuánto se recaudará con cada impuesto y cuál es el costo administrativo que le generará a la Sunat calcularlo y cobrarlo”, señaló.