VIRUELA DEL MONO - Evalúan caso sospechoso en Colombia

Un juez equivocado en un país atemorizado (el caso de Susana Villarán)

“Qué tienen Luis Castañeda y César Villanueva que han logrado estar con arresto domiciliario y no en prisión como Susana Villarán, cuando los tres están implicados en el caso Odebrecht”.

La Republica
Alberto Adrianzén

El 18 de abril el fiscal Domingo Pérez se quejó porque un juez lo había citado a una audiencia pública para evaluar la excarcelación de una persona que estaba con prisión preventiva. Pérez alegó que citar a una audiencia pública “obliga a los ciudadanos (sujetos procesales, trabajadores de entidades de la administración de justicia y de la Policía) a acudir al local del juzgado” y que ello afectaba “el derecho constitucional a la salud” (LR:18/04/20).

Hoy ese derecho constitucional a la salud, que alega el fiscal Domingo Pérez para no acudir a las audiencias públicas, ha sido violado por el juez Jorge Luis Chávez Tamariz que le ha negado el pedido de libertad temporal y excepcional a Susana Villarán y, por lo tanto, el arresto domiciliario como ella solicitó El juez argumenta que las enfermedades que Susana Villarán tiene como el lupus (que es una enfermedad autoinmune y bastante grave) y la hipertensión arterial están “controladas”. Este juez no sabe nada de salud. A los y las hipertensas les puede subir la presión según el estado de ánimo y el estrés al que se encuentren sometidos, por más que tomen medicamentos. El lupus, como se sabe, es una enfermedad autoinmune incurable que requiere tratamiento permanente y además tener una vida sosegada, con medicamentos adecuados y una buena y balaceada alimentación. Todo lo contrario a lo que sucede cuando una persona está presa; más aún en este contexto, como es el que vivimos por la pandemia COVID 19, que, a todas y todos, incluyendo a los que estamos libres, nos altera y cambia la vida.

Me parece que los jueces y fiscales deben actuar de acuerdo a la ley, pero también a la justicia, que no es lo mismo. En este país no puede haber una justicia distinta, según la persona que se tiene al frente, que mida a las personas con varas distintas. Qué tienen Luis Castañeda y César Villanueva que han logrado estar con arresto domiciliario y no en prisión como Susana Villarán, cuando los tres están implicados en el caso Odebrecht. Inclusive el mismo juez acaba de darle arresto domiciliario hace unos días a uno de los árbitros del caso Odebrecht, Richard Martin Tirado, por sufrir de hipertensión arterial y diabetes, es eso más grave que hipertensión y lupus? La inocencia o no de Susana Villarán la tendrá que resolver el Poder Judicial como ella misma y su abogado afirman en su pedido ante el juez. Por eso hay que insistir en la libertad de Susana Villarán, como también para las otras personas presas, sobre todo aquellas que no tienen voz ni quien las represente, que están en la misma y hasta peor situación. La Defensoría del Pueblo debería intervenir (A.A.M.).

Lo más visto de Opinión

El reiterado cuento de un idiota

El problema no es Castillo, dice Castillo

Los destructores de la democracia