Salas Penales de la Corte Suprema verás casos que no requieran audiencia pública
Salas Penales de la Corte Suprema verás casos que no requieran audiencia pública

Salas Penales de la Corte Suprema verán casos sin audiencia

Mientras dure la situación de emergencia por el COVID-19 hasta el 12 de abril.

César Romero
31 Mar 2020 | 16:53 h

Las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia han vuelto a funcionar, aunque no de manera presencial y para ver solo aquellos casos donde no se requiera realizar audiencias o escuchar a las partes, para no perturbar el aislamiento social obligatorio y evitar cualquier contagio del coronavirus.

Así lo establece la resolución administrativa N! 051-2020 del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial, que preside el juez supremo José Luis Lecaros Cornejo. Lo que se busca con esta medida, dice la norma, es no perjudicar a los ciudadanos que esperan que se solucione su situación jurídica y no paralizar totalmente el servicio de administración de justicia.

PUEDES VER: Poder Judicial amplió suspensión de actividades hasta el 12 de abril

En este sentido, el funcionamiento parcial de las Salas Penales Permanentes y Transitorias de la Corte Suprema de Justicia es adicional a la labor que ejercer los órganos de emergencia dispuestos para atender casos urgentes en la máxima instancia judicial del país.

La autorización tampoco va en contra de la suspensión de labores y de los plazos procesales y administrativos, hasta el 12 de abril del 2020, en todos los procesos judiciales en trámite. La suspensión de labores y plazos se mantiene a nivel nacional y solo se atienden casos urgentes.

La autorización de funcionamiento de las Salas Penales es para la programación y calificación de recursos de casación de competencia de las Salas Especializadas de la Corte Suprema. También para realizar vistas de causas en las cuales no se solicitó el uso de la palabra de manera oportuna.

Lo que se busca es no paralizar totalmente el sistema judicial y empezar a resolver casos, que no siendo urgentes, se pueden resolver sin requerir desplazamiento de personal. Para esto, los tribunales de la Corte Suprema han sido autorizados a utilizar los medios tecnológicos de internet para programar y resolver las causas. De esta manera, la Corte Suprema puede programar y calificar los recursos de casación presentados ante la máxima instancia judicial del país, sin exponer a nadie.

“Los señores presidentes de las Salas Supremas, con el apoyo de la Relatoria y Secretaria, designarán un personal como administrador del sistema quien tendrá como función convocar a las reuniones (internas) y/o audiencias (con las partes procesales), así como grabar y descargar lo decidido, si fuere necesario, y otras decisiones que se considere pertinente”, precisa la resolución del Consejo Ejecutivo.

Con este mismo objetivo, de no paralizar totalmente el sistema judicial, la Corte Superior Penal Nacional, que preside la jueza superior Inés Villa Bonilla, pidió a la Gerencia General del Poder Judicial que habilite una mesa de partes virtual para que las partes procesales pueden de manera excepcional formular requerimiento y/o solicitudes urgentes.

PUEDES VER: Clases escolares iniciarán el 6 de abril de forma virtual

Para esto, se pide que se autorice que los jueces de los juzgados penales nacionales de investigación preparatoria, de casos de crimen organizado y de corrupción de funcionarios, puedan llevar a su domicilio las laptops asignadas a su labor, para desde casa atender requerimiento que haga el Ministerio Público o la defensa de los investigados, de acuerdo con la resolución administrativa N.º 0321-2020-P-CSNJPE-PJ.

En su resolución, la doctora Bonilla subraya que estos juzgados tienen bajo su responsabilidad procesos judiciales que de modo alguno pueden ser asignados a órganos jurisdiccionales de excepción, como los juzgados de emergencia.

Además, indica que a diferencia de las Salas Mixtas de emergencia establecidas en las diferentes Corte Superiores de Justicia, en la Corte Nacional todas las salas superiores están habilitadas a intervenir ante una apelación o recurso de su competencia.