Más estado

Que no solo llegue, sino que llegue bien.

Editorial Editorial
23 Mar 2020 | 5:25 h

El Estado se multiplica para atender la emergencia. Puede que el ejemplo parezca sencillo, pero no lo es. En Ica, hace algunas horas, en un operativo conjunto de la Policía y de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de esa región, fue ubicado un ciudadano que había viajado a esa ciudad pero que se había realizado la prueba de descarte del COVID-19 en Lima, la cual dio positivo. El ciudadano había incumplido el aislamiento y contagiaba la enfermedad a su entorno y el sector Salud dio el aviso.

Los frentes en que se ha desplegado el Estado son varios, exigiendo una capacidad inédita de respuesta. Más de 135 mil policías, 60 mil miembros de las FFAA con el apoyo de los efectivos de serenazgo municipal del país, que suman 30 mil personas, garantizan el estado de emergencia, en cuyo contexto han sido detenidos 11 mil peruanos renuentes a acatar las medidas.

La atención en el campo de la salud es cuantiosa. El nuevo ministro de Salud, Víctor Zamora, informó que se contratarán a 1200 personas más para dar un salto tecnológico en la línea gratuita 113, que es implementada para recoger casos sospechosos de coronavirus, para gestionar hasta 80 mil llamadas diarias. Luego de pocos días de anunciado, el Hospital de Ate abrirá sus puertas el 25 de marzo para atender a pacientes infectados con coronavirus que requieran cuidados hospitalarios. En el mismo ámbito, se mejorará con el stock existente la protección de los médicos y personal sanitario a cargo de las operaciones.

El Estado no ha parado, y sus servidores tampoco, en gran medida; los servicios de agua y de limpieza pública operan con regularidad y se supervisa la prestación del servicio de electricidad y teléfono. La fuerza pública se esmera en garantizar el abastecimiento y evita las perturbaciones del orden público.

En lo social, en una semana se tiene operativa la plataforma digital para el pago del bono de S/ 380 a las familias más pobres que cumplen el estado de emergencia, a ser cobrado desde hoy por las mujeres. Asimismo, se ha procedido al pago adelantado a los beneficiarios de Pensión 65 y de Juntos para que afronten las dificultades económicas generadas por la cuarentena.

Apreciado este cuadro a pesar de la depresión del Estado en varios períodos de las últimas décadas, bajo la idea del Estado mínimo, este ha mostrado toda su vitalidad, patentizando que la clave no es un Estado pequeño o un Estado grande, sino un Estado que sea eficaz, fuerte, que no solo llegue, sino que lo haga bien. Es por ello significativo que los partidarios de reducir las competencias estatales reclamen más Estado.