ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

Hijo de Fernández: Cuando llegué no hubo ningún control de COVID-19

Hijo del congresista Enrique Fernández indicó que actualmente se encuentra en aislamiento voluntario al presentar los síntomas de padecer el coronavirus COVID-19.

Daniel Fernández, hijo de Enrique Fernández, llegó al país el pasado jueves 12.
Daniel Fernández, hijo de Enrique Fernández, llegó al país el pasado jueves 12.
Política LR

Daniel Fernández Vidarte, hijo del Congresista del Frente Amplio Enrique Fernández, afirmó que a su llegada al Perú proveniente de Estados Unidos no fue sometido a ningún control de descarte sobre coronavirus.

“Cuando llegué el jueves pasado no hubo ningún control del COVID-19”, comentó Fernández Vidarte a RPP. Tras permanecer asintomático, fue partir del lunes 16 que presentó síntomas y se comunicó infructuosamente con la línea 113.

PUEDES VER: Martín Vizcarra dio reporte sobre avance del coronavirus en el Perú

Asimismo, Daniel Fernández expresó que fue por decisión propia que se permanece aislado en su domicilio al presentar síntomas como fiebre, dificultad respiratoria y malestar general.

Este viernes 20, el presidente Vizcarra anunció 263 infectados por COVID-19.

No obstante, evidenció su preocupación por su entorno familiar debido a que mantuvo contacto con ellos a su llegada al Perú y, pese a que se comunicó con las autoridades sanitarias, ya tiene 5 días presentando los síntomas de ser un posible caso de coronavirus.

“La fiebre se mantiene de 38° al 39°, uno lo que tiene que vigilar son los signos de alarma, después paracetamol e hidratarse y no se puede hacer más”, comentó Fernández Vidarte.

Anteriormente, fue su progenitor, el congresista Enrique Fernández, quien advirtió que la línea de emergencia 113, número brindado para reportar posibles casos de contagio por coronavirus, no cumplía con su rol.

PUEDES VER: Víctor Zamora Mesia juró como nuevo ministro de Salud [VIDEO]

“Le dijeron que iban a hacer el descarte en 24 horas, luego en 48 horas, y no pasa nada. Una demora a favor de la enfermedad. Un médico que conoce los síntomas, llama al 113, se identifica como tal y hoy viernes 20 aún no van a hacerle ninguna prueba”, manifestó el legislador.

Seguidamente, el exintegrante de la Junta Preparatoria alertó que si esta desatención le sucede a una profesional, cómo será tratado un ciudadano de a pie. “Si eso pasa con un médico entendido en la materia, cómo puede pasar con un poblador común y corriente. Mucha palabra y poca efectividad”, sentenció.