Comisión Permanente tendrá su última sesión este jueves

Política LR

Politica_LR

12 Mar 2020 | 8:47 h
La Comisión Permanente tiene mayoría de Fuerza Popular. Ha tenido 18 sesiones desde la disolución del Congreso, hace más de 5 meses. Foto: La República.
La Comisión Permanente tiene mayoría de Fuerza Popular. Ha tenido 18 sesiones desde la disolución del Congreso, hace más de 5 meses. Foto: La República.

La agrupación parlamentaria que continuó tras la disolución del Congreso se reunirá por última vez. De esta manera, Olaechea, Bartra, Beteta, Salgado, Heresi, entre otros, tendrán su última participación pública en sesión como legisladores.

La Comisión Permanente del Congreso de la República, única agrupación que permaneció tras la disolución del 30 de setiembre de 2019, tendrá este jueves 12 de marzo su última sesión. La institución informó que esta reunión que será transmitida sería la número 19.

En esta ocasión, los integrantes de la comisión -en su mayoría de Fuerza Popular- debatirán desde las 10 de la mañana dos decretos de urgencia aprobados y emitidos por el Poder Ejecutivo, entidad que tiene capacidades para promulgar estas normas durante le periodo de interregno.

PUEDES VER 50 congresistas no entregan sus declaraciones juradas

Según la agenda del Parlamento, se evaluará el N° 023-2020 que crea mecanismos de prevención de la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar, desde el conocimiento de los antecedentes policiales.

También se verá el N° 024-2020, que aprueba medidas extraordinarias para la atención a la población damnificada ubicada en la zona declarada en estado de emergencia.

Comisión Permanente hace caso omiso a resolución del TC y sigue actuando como Congreso. Foto: La República.

Balance de la Comisión Permanente

El Congreso publicó el balance de la Comisión Permanente, dirigido por Pedro Olaechea, luego de más de 5 meses de del trabajo durante el periodo de interregno, es decir, sin que el Parlamento tenga funciones legislativas.

Hasta el martes 10 de marzo, la agrupación parlamentaria revisó 66 informes finales de 68 decretos de urgencia emitidos por el Gobierno, de los cuales han sido aprobados 56 informes y con 3 de ellos rechazados. Además, con 7 no llegaron a un acuerdo, debido al mayor número de abstenciones. Estos últimos serán elevados al nuevo Congreso Complementario que se instalaría la próxima semana.

La Comisión Permanente ha tenido 18 sesiones y se crearon más de 20 grupos de trabajo con hasta cuatro integrantes para llevar a cabo una evaluación previa y luego ser debatida con toda la agrupación.

La primera sesión fue el 6 de noviembre del 2019, aunque la agrupación de trabajo también se dedicaba en cuestionar para comentar acciones contra el Poder Ejecutivo por haber disuelto el Congreso.

Comisión Permanente designó a 20 grupos de trabajo para evaluar los decretos de urgencia. Foto: Jhonel Rodríguez/La República.

PUEDES VER Plazos ajustados para mejorar las reglas electorales

Cuestionamientos a la Comisión Permanente

Cabe mencionar que Pedro Olaechea, presidente de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente, interpuso una demanda de competencias y una acción de amparo contra el Gobierno, liderado por Martín Vizcarra, ante el Tribunal Constitucional (TC) con el objetivo de revertir las consecuencias de la disolución.

No obstante, el TC declaró constitucional la disolución del Congreso y reafirmó que la única función de la Permanente es evaluar los decretos de urgencia durante el periodo del interregno. De esta manera, descartó las iniciativas que los integrantes de la comisión tenía como al de resurgir la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales,

La Comisión Permanente ha sido cuestionada por las decisiones administrativas que ha tomado, pese a que especialistas consideran que no le correspondía. Uno de los casos es la bonificación que la Mesa Directiva aprobó dar a sus trabajadores de la institución, valorizado en S/ 8600 para cada uno. Por tal motivo, la Contraloría General de la República dispuso la acreditación de una comisión que investigará este hecho dentro del Congreso a pesar de estar disuelto.