César Hildebrandt considera que Javier Pérez de Cuéllar fue un hombre honesto y de buena fe. Composición: Fabrizio Oviedo/La República.
César Hildebrandt considera que Javier Pérez de Cuéllar fue un hombre honesto y de buena fe. Composición: Fabrizio Oviedo/La República.

Hildebrandt sobre Javier Pérez de Cuéllar: “Desde que lo vi supe que jamás caería”

El periodista comentó algunas de sus experiencias con Javier Pérez de Cuéllar, exsecretario general de la ONU, a quien apoyó en su candidatura a la Presidencia de la República.

Política LR
07 Mar 2020 | 9:05 h

El periodista César Hildebrandt se pronunció el último viernes sobre el fallecimiento de Javier Pérez de Cuéllar, dos veces secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El exembajador murió en la noche del último miércoles a los 100 años de edad por causas naturales, según explicaron sus familiares. El deceso de Pérez de Cuéllar provocó que el Gobierno se declare en duelo nacional por dos días.

PUEDES VER Un orgullo llamado Javier Pérez de Cuéllar

El director del semanario Hildebrandt en sus trece se refirió a la partida del diplomático peruano considerado de mayor relevancia a nivel internacional, al que resaltó como una persona dedicada e inquebrantable en sus principios.

“Conocí a Pérez de Cuéllar dos horas después de que lo nombraran secretario general de la ONU. En otra oportunidad he contado que fui el primer cuervo en llegar a su casa, con cámara y todo para entrevistarlo”, escribió en su columna del semanario que dirige.

Asimismo comentó que fue uno de los que lo apoyó en contactarse con personas que auspiciaban su campaña política, cuyo opositor era Alberto Fujimori, en lo que se esforzó mucho, pero por una “ingenuidad” de su parte no no lograron su objetivo.

Javier Pérez de Cuéllar postuló a la presidencia de la República en 1995 y tenía como opositor a Alberto Fujimori. Foto: Archivo La República.

“Viviendo en Madrid, recibí el encargo de viajar a Lima para contactarme con cierta gente que auspiciaba su candidatura. hice lo que mejor pude, pero no logré evitar caer en la ingenuidad de hablar, como si de un socio de aventuras se tratara, con alguien que mas tarde se descubría como agente de Vladimiro Montesinos. (...) Por su puesto, todo terminó en un gran fracaso", continuó César Hildebrandt en su texto.

Sostiene que Pérez de Cuéllar “hablaba poco, tenía una mueca como sonrisa y administraba con cierta avaricia su perspicacia. Siempre me pareció un diplomático congénito, con todo lo que pueda significar".

En esos encuentros el periodista subraya que pudo percatarse que las características de la personalidad y trato de Pérez de Cuéllar no era una máscara más, sino que esta permanecerían por siempre con él.

PUEDES VER Las guerras de Javier Pérez de Cuéllar por la paz mundial

“Lo que quiero decir es que desde el primer día en que lo vi supe que esa mascara de buenas maneras y palabras medidas y tonos repensados jamás caería. Pérez de Cuéllar nació para ese oficio tan pomposo como a veces inútil. Y su ascenso a la secretaría general de la ONU fue el justo premio a ese talento que le fluía naturalmente”, enfatizó.

Javier Pérez de Cuéllar lideró la ONU fue partícipe de la culminación de guerras internacionales al actuar como intermediario. Foto: ONU.

No obstante, César Hildebrandt sostuvo que a pesar de la dedicada labor del abogado peruano por 10 años frente a la ONU, esta no ha logrado un significativo cambio respecto a la influencia política en los países.

“La ONU como se sabe no sirve para casi nada. y Javier Pérez de Cuéllar, a pesar de todos los esfuerzos, no pudo torcer el destino estéril de una institución que no ha evitado una sola guerra y que ha tolerado que países como Israel, por ejemplo, se burlen de cada una de sus “resoluciones”. La ONU es un monstruo malo y eunuco y sus funcionarios cumplen el penoso libreto de fingirse importantes”, escribió.

A pesar de esto, el periodista considera que Javier Pérez de Cuéllar es un distinguido personaje peruano que ha dejado un legado en el país como en el mundo.

“Eso no le quita nada a Pérez de Cuéllar, cuya mayor enseñanza fue ser un hombre decente y de buena fe. y eso es mucho decir en un país como el nuestro”, finalizó Hildebrandt.

Los restos de Javier Pérez de Cuéllar fueron velados en privado el jueves 5 de marzo y este viernes 6 en el Palacio de Torre Tagle, sede de la Cancillería. Su entierro será en el cementerio Presbítero Maestro, con todos los honores que merece su figura.

Restos de Javier Pérez de Cuéllar fueron velados en Torre Tagle

Los restos del embajador y diplomático Javier Pérez de Cuéllar fueron velados este viernes en el Palacio Torre Tagle, sede de la Cancillería de la República. El presidente de la República, Martín Vizcarra, participó del cortejo fúnebre, junto a diversas autoridades y familiares del embajador peruano.

Minutos después de las 10 de la mañana, la carroza fúnebre se trasladó por las avenidas del Cercado de Lima y llegó a la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde esperaban las autoridades y familiares del dos veces secretario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En el velatorio de Javier Pérez de Cuéllar también participa el canciller Gustavo Meza-Cuadra; el primer ministro Vicente Zeballos; Allan Wagner, Director Academia Diplomática; entre otros representantes del ministerio.

El cortejo fúnebre estuvo resguardado por el Regimiento de Caballería “Mariscal Domingo Nieto” y de la escolta de honor del jefe de Estado. El homenaje que se rinde por el deceso y partida del peruano universal, Pérez de Cuéllar, tiene rango ministerial.

Javier Pérez de Cuéllar: Gobierno declara duelo nacional por su muerte

El Gobierno peruano se declaró en duelo nacional tras el fallecimiento Javier Pérez de Cuéllar, considerado el peruano que ha logrado más relevancia a nivel internacional al ser el primer latinoamericano en ocupar el cargo de secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por dos ocasiones.

El Poder Ejecutivo oficializó esta decisión a través del decreto supremo 40-2020-PCM, firmado por el primer ministro Vicente Zeballos y el canciller Gustavo Meza-Cuadra, publicado en el boletín de las normas legales del diario El Peruano.

“A lo largo de su carrera diplomática, el embajador Javier Felipe Ricardo Pérez de Cuéllar Guerra ocupó los más altos cargos en el Servicio Diplomático de la República y ejerció funciones en el Ministerio de Relaciones Exteriores y en el exterior con profunda vocación, al servicio de los intereses nacionales y con aportes sustantivos a la política exterior del Perú, desempeño que lo califica como modelo en el ejercicio de su profesión, por lo que desde el año 2011 la Academia Diplomática del Perú lleva su nombre”, se resalta en la norma publicada.

Gobierno se declara en duelo por fallecimiento de Javier Pérez de Cuéllar.