ELECCIONES 2022 - Dónde votar, a qué hora inicia la ley seca y todo sobre los comicios de este domingo
Política

Faltó protección policial a informantes asesinados por terroristas

Grave. Llevaron a ‘Raulito’ y ‘Luciano’ hacia un punto de encuentro con supuestos desertores, sin la seguridad adecuada no obstante el peligro.

Víctima inútil. Raúl Mancilla Mendoza, camarada 'Raulito', había sido capturado el 7 de diciembre de 2017, en Ayacucho. Estaba bajo el mando del camarada 'José'.
Víctima inútil. Raúl Mancilla Mendoza, camarada 'Raulito', había sido capturado el 7 de diciembre de 2017, en Ayacucho. Estaba bajo el mando del camarada 'José'.
Doris Aguirre

Los exterroristas ‘Raulito’ y ‘Luciano’, asesinados durante una emboscada perpetrada por la organización criminal que dirige el camarada ‘José’, fueron llevados sin la adecuada protección en un frustrado operativo de las fuerzas del orden.

‘Raulito’ y ‘Luciano’ eran conducidos hacia el poblado de Santa Rosa, en el distrito de Canayre (Huanta, Ayacucho), en busca de excompañeros para instarlos a que desertaran de la banda de Víctor Quispe Palomino, camarada ‘José’.

De acuerdo con los testimonios de otros informantes a los que tuvo acceso La República, ‘Raulito’ y ‘Luciano’ quedaron desprotegidos por el Comando de Inteligencia de Operaciones Especiales Conjuntas (Cioec) y fueron blanco de la columna del camarada ‘Antonio’.

Como parte de un plan de operaciones de la Cioec, ‘Raulito’ y ‘Luciano’ se dirigieron a un punto de encuentro en una camioneta 4x4 asignada por la Dirección Antidrogas. En la comitiva viajaba un solo efectivo de la División de Investigación de Alta Complejidad (Diviac), quien tenía a cargo la custodia de los informantes.

Cuando los exterroristas llegaron al lugar acordado cerca al poblado de Santa Rosa, ‘Raulito’ descendió del vehículo y fue divisado inmediatamente desde de una loma por el camarada ‘Roger’, con quien había entablado conversaciones para que se entregue a cambio de que se le respete sus vida. Se equivocaron.

'Roger' le ordenó a 'Raulito' que se acercara para conversar, y cuando este lo hizo, 'Roger' le disparó con un fusil y lo mató.

‘Luciano’ y un efectivo de la Diviac que esperaban a ‘Raulito’ en la camioneta a pocos metros del lugar, al escuchar las detonaciones trataron de escapar, pero fueron rodeados por un grupo armado encabezado por el camarada ‘Cirilo’. El policía pudo escapar, pero ‘Luciano’ fue herido, detenido y ejecutado. El vehículo fue volado con una granada.

“Ellos (‘Raulito’ y ‘Luciano’)habían sido encomendados por la Cioec para convencer al resto de la columna del camarada ‘Antonio’ y se entreguen. Sin embargo, terminaron agujerados por las balas. Estaban solos”, relató uno de los informantes que radica en el Vraem.

"'Raulito' y 'Luciano' prácticamente se convirtieron en 'carne de cañón' y el efectivo de la Diviac que los acompañaba estaba desarmado. Ellos no pudieron defenderse ni repeler el ataque ante la superioridad de los terroristas", comentó otro de los informantes a este diario.

El colaborador indicó que las patrullas de la Cioec y de la Fuerzas Especiales Conjuntas (FEC) llegaron con helicópteros después de media hora de ocurrido los hechos, pero los terroristas ya habían huido hacía el monte.

"Solo se pudo rescatar los cuerpos de 'Raulito y 'Luciano' que fueron llevados a la morgue del distrito de Pichari, en La Convención, Cusco", mencionó el colaborador que conocía a las víctimas desde que eran 'pioneritos' (niños secuestrados por los terroristas e ideologizados durante toda la edad escolar).

Había un tercer exterrorista convertido en colaborador de las fuerzas del orden, camarada ‘Andrés’, quien escapó de la emboscada junto con el efectivo de la Diviac.

La Inspectoría del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas ha iniciado una investigación sobre el incidente.

Pobladores arrestaron por confusión a 8 efectivos FAP

En un confuso incidente, pobladores y los comités de autodefensa (CAD) detuvieron a ocho efectivos de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) confundiéndolos con delincuentes, en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

El hecho ocurrió en el centro poblado de Gloriapata, distrito de Santa Rosa, en la provincia ayacuchana de La Mar. Tras la emboscada terrorista a una patrulla, ocurrida el 4 de marzo, refuerzos de la FAP se dirigían de manera reservada a la zona para apoyar a los policías. Pero a las 9 de la noche fueron vistos por los pobladores quienes dieron alerta sobre la supuesta presencia de “delincuentes”.

De inmediato, los CAD de Gloriapata iniciaron una persecución por dos horas y detuvieron a los efectivos de la FAP.

El dato

Investigación. La fiscalía de Ayacucho ha intervenido en el caso porque las fuerzas del orden utilizaron informantes con conocimiento del Ministerio Público.